Torneos

Tommy Fletwood (-12) ganó en París. Adrián Otaegui (-6) y Jon Rahm (-5), en el top ten

 

 

Ver leaderboard del Open de Francia

 

Adrián Otaegui (-6), séptimo y Jon Rahm (-5), décimo, fueron top ten en el Open de Francia, en París, donde, el domingo 2 de julio, ganó (-12), Tommy Fletwood. El inglés tuvo un gran rival en el norteamericano Peter Uihlein, formado en el Challenge Tour europeo, que finalizó (-11) a un solo golpe.

Con esta victoria, Fletwood, que se embolsó 1.040.824 euros o dólares/puntos -que no se sabe muy bien a qué moneda juegan en el Circuito Europeo-, de los 7.000.000 $ que se repartieron en premios, ha logrado el liderato de la Carrera hacia Dubai que, hasta ahora, tenía Sergio García y se perfila como claro favorito para llegar primero a la meta ya que, aunque faltan muchos torneos, la diferencia de euros/puntos sobre el español es de casi un millón de euros/puntos. Claro que el inglés ha disputado trece torneos valederos para el European Tour, y ha ganado dos, mientras Sergio solo ha jugado seis, pero también ha ganado dos, en Dubai, en febrero, y el Masters de Augusta, que puntuaba para el ranking europeo.

DOS ESPAÑOLES EN EL TOP TEN 

Adrián Otaegui (68, 66, 74 y 70) perdió el liderato en el Open de Francia, en París, con su 74 en la tercera ronda. El vasco (-8) colideraba, con Peter Uihlein, el HNA*** Open de Francia, en París, después de dos jornadas. Y seguía siendo líder en la tercera ronda hasta el hoyo 12, pero el vasco, de 24 años, ayudado en sus comienzos por Chema Olazábal, al que incluso se parece físicamente, no pudo con la presión… ni con el putt, que le falló estrepitosamente en los hoyos 13, 15 y 17, para terminar con esos tres bogeys que le llevaron a entregar una tarjeta de 74 golpes, tres más de Le Golf National (par 71), en Versalles, muy cerca de París. Y en la última jornada, a pesar de la presión y de encontrarse entre los mejores del torneo, tuvo la paciencia de terminar con un golpe bajo el par del campo y colocarse así en la séptima posición, empatado con dos jugadores, con lo que consiguió un premio de 161.120€. Pero con ser importante el dinero, lo mejor son los cien puestos que el español ha ascendido en el ranking europeo donde ahora es el 68. Lástima que no se haya podido clasificar para el Open Championship, al quedar fuera de las tres plazas previstas para los primeros que no estaban inscritos.

Otaegui, al que le gusta tanto la música que incluso ha hecho un disco, que se puede oir en You Tube y que es, dicho sea de paso, manifiestamente mejorable, como su putt, tendrá que mantener su línea de las primeras jornadas en París para intentar colarse entre los 60 primeros de la Carrera hacia Dubai.

Jon Rahm no ha tenido mucha suerte en su debut en el Circuito Europeo: sus tarjetas de 70, 69, 71 y 69, no han estado a la altura de lo esperado. El de Barrika debutó de manera discreta en este Open de Francia y en la segunda ronda, tampoco destacó con su juego, lastrado por dos bogeys al final del recorrido, en los hoyos 13 -un par 4 en el que firmó doble bogey en la primera ronda, y que se le complicó en las dos primeras vueltas- y 17. En la tercera jornada, el comienzo con doble bogey en el hoyo 1 (par 4) no hacía presagiar nada bueno. Tuvo que luchar contra corriente para terminar al par y hacer dos bajo par en la cuarta y última ronda para terminar en el top ten, aunque fuera décimo empatado con Alex Noren y Lee Westwood.

De todos modos, no está mal un top ten en su debut en el European Tour, que le sirve para colocarse en la tercera posición de la Carrera hacia Dubai.

Pablo Larrazábal fue el tercero de los españoles. Ganador de esta prueba en 2008, su paso por París (68, 73, 72 y 68) en este 2017 ha sido brillante en la primera y última ronda y por eso acabó decimosexto (-3).

Los otros dos españoles, de los cinco que pasaron el corte, Nacho Elvira (72, 68, 73 y 75) y Pep Anglés (72, 70, 73 y 73) empataron (+4) en el puesto 50, de los 72 jugadores que pasaron el corte, que se estableció en +1.

SEIS ESPAÑOLES FUERA DEL CORTE

Alejandro Cañizares (+2) fue el mejor clasificado de los seis españoles que fallaron el corte, lo cual no es ningúnn consuelo, también se quedaron fuera del fin de semana en París, Jorge Campillo (+3), Álvaro Quirós (+4), Eduardo de la Riva (+5), Carlos Pigem (+8) y Chema Olazábal (+12), que piensa ya más en el Circuito Senior que en las pruebas regulares del Tour Europeo.

UN ESFUERZO POCO RECOMPENSADO

Es una lástima que el esfuerzo que realiza el Circuito Europeo con las Rolex Series, torneos que, como el de Francia, tienen premios equivalentes a los del Circuito Americano -en este caso concreto de 7.000.000 $- no se vea recompensado, al menos, con la presencia de los mejores jugadores europeos: ni McIlroy, ni Stenson, ni García, ni Rose, ni Casey… El único jugador del top ten mundial es el octavo del mundo, Alex Noren, que es décimo (-4) en el torneo, y luego, Jon Rahm, undécimo en el ranking y decimosexto en París. Está claro que lo del European Tour no es solo problema de dinero -ni aunque cuenten los premios en dólares-, porque los que mandan en esto del golf son los americanos del PGA Tour y como no se llegue a algún tipo de acuerdo, estos grandes premios europeos están condenados al fracaso, desgraciadamente.

Jon, que comienza, a sus 22 años y en el campo que será sede de la Ryder Cup en 2018, su andadura en el European Tour, que esperemos sea larga y fructífera, no está.por el momento, a la altura de las expectativas creadas por sus actuaciones en el año que lleva como profesional, y que acaba de cumplirse, pero es lógico ya que esas expectativas son tan altas desde su paso al profesionalismo, que no se le pueden exigir milagros. Bastante ha hecho ya en el escaso tiempo que lleva como profesional.

Rahmbo, como le siguen llamando sus ex compañeros de Universidad de Arizona State, jugó su primera vuelta oficial en Europa, el jueves 29, empezando por el hoyo 10 del Golf National, en Versalles y muy cerca de París. Después de tres pares, vino un doble bogey en el hoyo 13, su cuarto hoyo del recorrido, que le dejó lastrada la vuelta hasta el hoyo 16, donde consiguió un birdie. De nuevo, un bogey en el hoyo 2, para conseguir sumar/restar en su tarjeta y con birdies en el 3, 4 y 9, acabar con un -1 que no es ni bueno, ni malo, sino todo lo contrario.

En cuanto a la segunda ronda, todo fue bien hasta los dos bogeys del final de la vuelta, ya comentados al principio de esta crónica.

 

**********

*** El grupo chino HNA es uno de los más activos a la caza de oportunidades de compra en el extranjero y parece tener a España como uno de sus destinos preferidos. La compañía es ya la principal accionista del grupo hotelero NH, con un 29,5% de los títulos, y actualmente negocia la adquisición de casi la mitad de las acciones de Globalia, propietaria de Air Europa. Además de estos movimientos, su nombre ha aparecido en varias quinielas en España no solamente en el sector turístico, sino también como posible nuevo dueño del Real Club Deportivo Espanyol o hasta su entrada en la constructora OHL aprovechando la reciente ampliación de capital.

En poco más de dos décadas, HNA ha pasado de ser una aerolínea regional que operaba en la isla meridional de Hainan a uno de los mayores conglomerados de propiedad privada del país. Hainan Airlines, su compañía aérea de referencia, se ha consolidado como la cuarta de China por tamaño de flota solamente por detrás de las tres competidoras estatales. (El País)

No es posible comentar.