Torneos

Ciganda (-3), acabó a 18 golpes de la cabeza en Evian

 

 

Ver leaderboard del Evian Championship

 

Carlota Ciganda (-3) acabó decimoséptima, a ¡¡¡18 golpes!!! de la coreana, In Gee Chun, ganadora (-21) con toda brillantez en The Evian Championship, el quinto y último Major de la temporada, dotado con 3.000.000 $ y que finalizó el domingo 18 en la localidad francesa de Evian les Bains.

La vencedora (63, 66, 65 y 69) obtuvo 487.000 $ con su victoria, lograda con cuatro golpes de ventaja sobre sus compatriotas So Yean Ryu y Sung Hyun Park. La cuarta posición fue para la china Shangshang Feng (-15). Las coreanas volvieron a copar los dos puestos siguientes: quinta fue Sei Youg Kim (-14) y sexta, In Kyung Kim (-12)

Para encontrar a la primera occidental, la norteamericana  Angela Stanford (-9), hay que llegar a la séptima posición. Y para ver en la clasificación a la primera europea, que tras dos rondas era Carlota Ciganda, hay que bajar hasta la plaza decimosegunda, donde aparece (-5) la inglesa Jodi Ewart Shadoff. Decimocuarta fue la danesa Emily K. Pedersen (-4), y en el puesto 17, la ya citada Carlota Ciganda (-3).

Con sus cuatro rondas de 70, 68, 72 y 71 golpes, la navarra terminó en el top 20, cuyo puesto 17 comparte con otras cuatro jugadoras, tres de ellas, ¡¡¡como no!!! coreanas y una norteamericana.

LAS ASIÁTICAS ARRASAN EN EL GOLF FEMENINO

Nada que objetar al triunfo de las jugadoras asiáticas, que no solo arrasan en los Majors, sino en el golf femenino, no solo europeo en el que prácticamente no aparecen porque los premios no son lo suficientemente jugosos, sino en el americano, donde, de verdad, son las estrellas de la película.

Y eso es muy malo para el golf femenino, tanto en EE.UU. como en Europa; y no porque las coreanas, sobre todo, no se merezcan sus victorias, que son incontestables y que, si son mejores, seguirán ganando un torneo tras otros, sino porque eso impide el paso de los jóvenes valores, sobre todo norteamericanos, con la consiguiente pérdida de ilusión por los aficionados occidentales, que no tienen sus propias estrellas a las que seguir.

Si las cosas siguen así, el futuro femenino se enfrentará con serias dificultades para encontrar patrocinadores, a no ser que, como en el fútbol, todo se convierta en un espectáculo televisivo para millones de chinos y de coreanos que sean los que salven la parte económica del gran circo golfístico.

Y que se anden con ojo los hombres, porque ya empiezan a surgir jóvenes en aquellas latitudes, capaces de convertirse en las figuras del golf mundial dentro de no mucho tiempo.

DE LAS ESPAÑOLAS, CARLOTA

De las cuatro españolas que iniciaron el torneo en el Evian G.C. (par 71), tres pasaron el corte, establecido en +3 y que superaron 72 jugadoras, de las 120 inscritas. Nuria Iturrios (73, 72, 71 y 76) es la segunda hispana en la clasificación (+8), en el puesto 64.

La mallorquina, de 20 años, jugaba el torneo gracias a su victoria en Marruecos que le clasificó directamente para el Open Británico, donde falló el corte, y para este otro Major del Circuito Femenino, en el que sí ha conseguido llegar al fin de semana, aunque quedara en las últimas posiciones.

Iturrios, que llevaba de caddie a su entrenador, José Luis Chiqui, explicó antes de iniciar la competición: «esta es la mejor experiencia de mi vida. Quiero disfrutarla, ver a las mejores jugadoras del mundo y asegurarme jugar bien».

Al final, la mallorquina consiguió parte de sus objetivos, especialmente el de pasar el corte, pero su última tarjeta de +5, le pasó factura.

Importante, a pesar de la clasificación, el resultado de Nuria, que se colocó líder del ranking del Ladies European Tour, tras su victoria en la Copa Lalla Meryem, en Marruecos y ahora es novena y la rookie con mejores ganancias -73.103,05 €- en el año, con tan solo cinco torneos jugados esta temporada, que es su primera en el Ladies European Tour.

AZAHARA MUÑOZ CON EL FAROLILLO ROJO

La mala noticia para los aficionados españoles, la dio Azahara Muñoz, que era la segunda española (+2), en el puesto 57, con tarjetas de 73 y 71 golpes, al final de la segunda jornada. Sin embargo, su tercera tarjeta de ¡¡¡80 golpes!!! la llevó hasta el puesto 72 y último con un +11 acumulado, de donde no salió porque con sus 75 de la cuarta y última jornada, tuvo que confomarse con el dudoso honor de terminar en posesión (+15) del farolillo rojo.

Claro que, mejor ser la última el sábado, que haber tenido que hacer las maletas el viernes, como Beatriz Recari, que no pasó el corte

No es posible comentar.