Noticias

Nacho Garrido celebró en Qatar su torneo número 500 en el European Tour, pero no pudo pasar el corte

 

 

(En la imagen, Nacho Garrido recibe un cubo de hielo de plata, de manos del director del torneo  Commercial  Bank Qatar Masters, David Probyn, como reconocimiento a sus 500 participaciones en el Circuito Europeo, después de veinte años de profesional.  Foto: Getty Images, cedida por el European Tour).

Nacho Garrido no pudo celebrar como hubiera querido el reconocimiento que el Tour Europeo le hizo en Qatar por los 500 torneos disputados en los veinte años que lleva como profesional del Circuito, sin haber perdido la tarjeta en ninguna ocasión.

El madrileño, que recibió un cubo de hielo de plata en recuerdo de la efeméride, no pasó el corte en el Qatar Masters y por un solo golpe no pudo celebrar la ocasión con su presencia en el Doha Golf Club durante el cuarto fin de semana de enero de este año 2013.

Nacido en una familia de golfistas. Tanto su padre, Antonio, como su tío Germán fueron ganadores del Tour Europeo. Su padre fue campeón del mundo con Severiano Ballesteros y el jugador que consiguió la victoria en el primer torneo del European Tour.

Nacho  hizo su primera aparición en el Tour como amateur en el Open de España, en 1990. Ganó el prestigioso Strokeplay Amateur en Inglaterra, en 1992, y se inició como profesional en el Turespaña Canarias Open, en 1993.

Se graduó en el Challenge Tour de ese mismo año y ganó su primer título en el Open de Alemania de 1997. Ese mismo año, Garrido hizo su primera y única aparición de la Ryder Cup, una experiencia que resultaría ser, hasta ahora, el punto culminante de su carrera, ya que con el punto y medio conseguido en sus cuatro partidos jugados colaboró en la victoria del equipo europeo, dirigido por Seve Ballesteros, sobre el americano, en Valderrama.

Al recibir el cubo de hielo de plata, al terminar la primera jornada del Qatar Masters, el miércoles 23 de enero, Nacho Garrido hizo unas declaraciones de las cuales extraemos los párrafos más interesantes: "Formar  parte de aquel equipo de la Ryder Cup en España fue probablemente el punto culminante de mi carrera", ha dicho Garrido. "Pero ese, aunque se al mejor, no es el único recuerdo que tengo de muchos momentos de estos veinte años de carrera que no cambiaría por nada”.

"Recuerdo cuando el Tour fue a Dubai por primera vez y la reflexión que se me ocurrió era: Dios mío, ¿vamos tan lejos para jugar en el European Tour? Ahora, Dubai parece al lado. Antes había solo dos o tres torneos fuera de Europa y ahora tenemos competiciones por todo el mundo. El golf ha cambiado mucho en 20 años”.

GANADOR EN WENTWORTH EN 2003

Su mejor victoria fue la conseguida en el West Course de Wentworth, en Inglaterra, al ganar el Campeonato de la PGA de 2003.

El madrileño se ha convertido en el jugador número 23 en la historia en alcanzar el hito de los 500, o más, apariciones en El Tour Europeo y el cuarto jugador español, tras Miguel Ángel Jiménez (598), Santiago Luna (594) y Miguel Ángel Martín (545). Con 40 años y 302 días, ha sido el jugador español en conseguir esa marca del medio millar de torneos oficiales jugados en el Tour Europeo.

"Tengo que confesar que no recordaba exactamente cuantos torneos llevaba jugados hasta que llegué a Qatar, pero es bueno saber que he durado tanto tiempo y espero que dure mucho más”, aseguró Garrido en Doha.

"No es fácil llegar a jugar tantos, pero lo más importante no es sólo jugar sino  mantener la competitividad y seguir teniendo la oportunidad de ganar algunos de ellos en un momento determinado, por difícil que parezca.

"Todavía tengo la ambición de conseguir nuevas victorias y por eso sigo trabajando duro. Cuando empecé, hace veinte años solo cincuenta de los 150 jugadores de cada torneo, tenían la posibilidad de ganar. Ahora todo el mundo puede hacerlo, igual que cualquiera pueda no pasar el corte, tal y como sucedió en Abu Dhabi con McIlroy y Tiger, los dos primeros del ranking mundial”.

No es posible comentar.