Torneos

Marcel Siem (-17) ganó en Marruecos, pero Stenson le ‘robó’ en Texas el billete para Augusta. Pablo Larrazábal (-12), cuarto

(En la imagen, Marcel Siem con la daga marroquí que logró al vencer en el Trofeo Hassan II de Agadir. Su gesto agresivo, solo para la fotografía publicada en Twitter, no tiene nada que ver con el "robo" de su plaza para el Masters por parte de Henrik Stenson).

 

Ver ranking mundial después del 31 de marzo

Ver resultados y clasificación en el Golf du Palais, en Marruecos

Marcel Siem (-17)  fue el vencedor, como estaba cantado, en el Trofeo Hassan II que se disputa en la localidad marroquí de Agadir. Con cuatro tarjetas de 64, 68, 69 y 70 golpes, el alemán, que peina coleta como Miguel Ángel Jiménez, y que es otro de los muchos fumadores que, para escarnio del golf profesional, disputa el European Tour, terminó, el último domingo de marzo,  con un bogey en el hoyo 18, pero con tres golpes de ventaja sobre dos jugadores empatados (-14): el finlandés Mikko Ilonen y el inglés David Horsey.

Con esta victoria, su tercera en el Tour Europeo, Siem se garantizaba su presencia en el Masters de Augusta siempre que, ningún otro de los jugadores que estaban por encima del 50 en el ranking mundial no obtuviera los puntos suficientes en el Shell Houston Open que finalizaba también el domingo 31 en Texas. Y el triunfo no le sirvió para conseguir el billete que tenía reservado hacia Augusta, pasando por Agadir. El sueco Henrik Stenson, que no gana desde 2009 y que también pasa su particular travesía del desierto, terminó segundo en el Shell Houston Open (ver información en esta misma página) y ascendió al puesto 42 del ranking mundial, mientras el alemán se quedaba en el puesto 51, fuera del Masters, tan solo por un puesto. De todos modos, Siem hizo su trabajo en Marruecos y se embolsó los 250.000 € del 1.500.000 que se han repartido en premios en Agadir. 

En el top ten finalizaron Pablo Larrazábal (-12), que también acabó con bogey en el último hoyo y fue cuarto, en solitario, y Álvaro Velasco, quinto (-9), empatado con otros dos jugadores, lo que le ha servido para ganar 53.700 € y seguir aprovechando las invitaciones que le vengan y que no serán demasiadas, ya que no tiene la tarjeta del Circuito Europeo. 

En el puesto 24 terminó Jorge Campillo (-3) y en el 32, Alejandro Cañizares (-1). En el 38, Nacho Garrido (+1) que no pudo ganarle al campo. Más atrás, José Manuel Lara fue el 52 (+4) y ya en el pelotón final empataron en el puesto 64 (+10), Carlos del Moral y Santi Luna. El madrileño, fuera del Tour Europeo, cuenta con menos oportunidades aún que Velasco, y al estar fuera de competición no ha podido aprovechar la que se le ha ofrecido en Marruecos, por haber sido vencedor del torneo.

El campo, Le Golf de Palais, estuvo presentado con mucha dificultad, como lo prueba el hecho de que solo treinta y cuatro jugadores, de los 66 que pasaron el corte, han podido ganarle al campo situado en el entorno de los Jardines del Palacio Real, residencia de vacaciones de los Reyes marroquíes.

El cuarto de los españoles, de los ocho que han pasado el corte en Le Golf du Palais, es José Manuel Lara (+1) en el puesto 39. En el 47 empatan (+2) Jorge Campillo y Alejandro Cañizares. Carlos del Moral (+4) es el 56, mientras que Santi Luna, que juega también invitado por haber sido ganador de este torneo hace ya bastantes años, ha ido de más a menos y ocupa el puesto 60 (+5).

QUIRÓS Y CHEMA, FUERA DEL CORTE

Fuera del corte, establecido en +3, quedaron Eduardo de la Riva (+4). Rafa Cabrera (+5), que no ha podido utilizar su "bala en la recámara" (Ver información bajo estas líneas), Chema Olazábal y Álvaro  Álvaro Quirós, cuyas tarjetas de 76 y ¡81! golpes, le han llevado a los últimos puestos de la tabla.

Lo de Chema Olazábal es una verdadera lástima. Después de su trayectoria como jugador y tras su triunfo en Medinah como capitán europeo de la Ryder 2012, se le ve sufriendo en el campo con cada golpe que da, con el gesto amargo y, lo que es peor, con acciones que no debería permitirse un jugador de su talla, como lanzar el palo hacia la bolsa de mala manera tras fallar un golpe, como el segundo del hoyo 18 en la segunda ronda de Agadi. Creo que Chema debería replantearse su presente como  jugador y buscar alguna ayuda `para su juego en el "taller" de algún "gurú" del golf, por ver si todavía puede encontrar solución a su problema. Lo de Quirós es harina de otro costal. Era su tercer torneo, tras cuatro meses recuperándose de una operación de muñeca; había pasado los dos cortes anteriores, pero en esta ocasión la segunda ronda (81 golpes) le ha pasado una factura desemesurada. En cualquier caso, hay que dar tiempo al tiempo.

LA BALA EN LA RECÁMARA DE RAFAEL CABRERA-BELLO

Rafa Cabrera-Bello acudía al Trofeo Hassan II que se disputa del 28 al 31 de marzo en Agadir, en busca de una victoria que le diera acceso al Masters de Augusta. Cabrera llegó a Marruecos tras su "mini-odisea" cuando se dirigía a Malasia desde Suiza, vía Londres -donde le robaron la cartera de mano con todos los documentos, pasaporte incluido, tarjetas, dinero, ordenador y teléfono-. A Londres pudo llegar pero allí le hicieron volver a Madrid para sacarse el pasaporte. Una vez conseguido en la capital de España, vuelta a Londres para enlazar con un vuelo y llegar a Kuala Lumpur, al torneo que finalizó el 24 de marzo, reducido a tres jornadas por las tormentas, y en el que terminó en el puesto 22. El español, actualmente 65 en el Official World Golf Ranking, era uno de cinco jugadores que están en Marruecos y que aspiran a un triunfo que les llevara a situarse entre los 50 primeros del mundo para, de esa forma, poder acudir a Augusta 2013 el próximo 11 de abril.  Los otros cuatro jugadores son: Stephen Gallacher (64 en el ranking mundial), Marcel Siem (72), Richie Ramsay (73) y Scott Jamieson (74). Está visto que el alemán es el único con posibilidades de llegar hasta Augusta

Todos ellos necesitaban la victoria, lo cual hacía más complicado el triunfo en el Golf du Palais Royal en Agadir. Cabrera-Bello ha estado llamando a la puerta del Top 50, pero hasta ahora no ha tenido respuesta: "la razón principal por la que estoy -dijo Cabrera- es la de tratar de ganar este torneo y entrar en el Masters. Esta es mi última oportunidad de hacerlo este año, la última bala en la recámara si se quiere, y yo voy a hacer lo imposible por conseguirlo.  Espero poder seguir jugando bien y si la puerta se abre un poco en la tarde del domingo 31, espero aprovechar mi oportunidad".

El canario, que se quedó no ya sin balas en la recámara, sino sin pistola, y fuera del corte, aseguraba que la ventaja en Agadir es que el campo se encuentra en una condición similar a la del césped de Augusta. El Golf du Palais Royal, par 72, de 6.258 metros, está situado en los jardines del Palacio Real de Agadir y, como corresponde, se mantiene a un nivel real. La obra maestra de Robert Trent Jones Sr. es una de las joyas ocultas del golf que, por su ubicación, formando parte de los jardines del Palacio, no suele ser visitado, ni jugado en muchas ocasiones: "el campo está en perfecto estado", dijo. "Tenemos mucha suerte por venir a jugar a este campo de golf donde pocas personas han jugado antes, ya que estamos, por decirlo así, en el hermoso jardín del Rey de Marruecos.

 

DOCE ESPAÑOLES EN EL TEE DE SALIDA

Este torneo, que lleva el nombre del que fuera Rey de Marruecos, Hassan II -que es coetáneo con el que disputan las chicas del Circuito Europeo Femenino también en Agadir, reparte 1.500.000 € en premios y  dejará el Circuito Europeo en suspenso hasta el 18 de abril, después del Masters, cuando se jugará en Valencia el Open de España. Doce españoles empezaron el torneo, de los cuales cuatro, como queda dicho, se quedaron fuera del fin de semana,

No es posible comentar.