Torneos

Lucas Glover (-15) venció en el Wells Fargo Championship, en Carolina del Norte. Sergio García terminó el 28 (-6)

(En la imagen tomada en el Castelló Masters, Sergio García aparece compartiendo partido con Paul Casey. Los dos han sentido con gran dolor la muerte de Seve, desde Carolina del Sur donde jugaron el Wells Fargo Championship).

 

    
El ganador del  Quail Hollow Golf Club, en Charlotte, Carolina del Norte, donde se disputa el Wells Fargo,  cita previa para el The Players, en Ponte Vedra (Florida), fue el norteamericano Lucas Glover, que rompió su sequía de dos años después de haber ganado el US Open en 2009. Glover, que juega sin guante, aunque no haga honor a su apellido terminó las cuatro jornadas con quince golpes bajo el par del campo, empatado con su compatriota y amigo Johathan Byrd , con el que ha jugado más de cien vueltas, tanto en su etapa de universitarios, como en el PGA Tour. Glover solo necesitó un hoyo de play off parfa conseguir su tercera victoria en el PGA Tour, Grande incluido.
  

Glover firmó una tarjeta final de 69 golpes, tres por debajo del par, para alcanzar a Byrd, que partía el domingo como líder y sólo pudo hacer el par del campo (72). Byrd logró llegar al desempate gracias a un putt larguísimo para conseguir el ‘birdie’ en el 18.

Pero en el play-off’ no pudo repetir su hazaña en el mismo hoyo, y terminó con un ‘bogey’ que le entregó a su compatriota y compañero de universidad el título, el tercero de su carrera y el primero tras su conquista Open USA de 2009, como se dice al principio.

 

Fue una jornada final que también sirvió de recuerdo para la memoria del fallecido Severiano Ballesteros, y se guardó un respetuoso minuto de silencio a las 15.08 horas, al igual que en las citas del Champions Tour y del Nationwide Tour.

El único español participante en Carolina del Norte, Sergio García, muy afectado por la muerte de Severiano Ballesteros no estuvo acertado en la tercera ronda del Wells Fargo Championship y terminó con dos golpes sobre el par 72 del campo. El domingo, más tranquilo, Sergio volvió a bajar del par del campo, pero suscuatro  tarjetas de 69, 69, 74 y 70, le llevaron desde el top ten de la primera jornada, al puesto 28 (-6), lo que hace peligrar su presencia en el Open Británico, el segundo Grande del año. 

El primer extranjero clasificado fue el sudafricano Rory Sabatini (-14), a un solo golpe del ganador. En la novena posición (-10) quedó Padraig Harrington, el primer europeo en el top ten. Harrington terminó empatado con Phil Mickelson, al que el putt no le ayudó durante todo el torneo.
En las dos últimas jornadas muchos jugadores salieron al campo con un polo o un jersey de color azul maarino, tal y como les recomendó Nick Faldo, en memoria de Severiano Ballesteros que tenía el azul marino como color favorito.
  
Sergio García conoció la muerte de Ballesteros en Carolina del Norte: "Seve cambió el mundo del golf"
Sergio García que disputa el Wells Fargo Championship en Charlotte, Carolina del Norte, se enteró de la  muerte de Severiano Ballesteros cuando estaba en el campo: “desgraciadamente era una noticia esperada ya que la mayoría de las personas que sufren una enfermedad tan grave no sobreviven mucho más allá de la cirugía inicial”.
Sergio añadió: “la aparición de Seve supuso un cambio total en el mundo del golf, no solo en Europa, sino en América. Es obvio que no era ni Jack Nicklaus, ni Arnold Palmer, pero jugó de forma diferente. Y eso hacerlo habiendo nacido en España, donde no había ninguna tradición de golf en su época, fue algo verdaderamente increíble”.
 EL HOMENAJE DE MICKELSON
En el circuito americano también ha causado una gran conmoción la muerte de Severiano Ballesteros. Phil Mickelson, que  sirvió un plato español, en honor de Ballesteros, en la Cena de Campeones del Masters de este año, recordó su primer torneo del PGA TOUR en la adolescencia y la emoción que tuvo al poder jugar una ronda de práctica con Ballesteros.
"Desde ese día, todo me fue mejor", dijo Mickelson. "Seve me mostró un par de cosas, me enseñó unas cuantas fotos, y desde entonces, hemos tenido una buena relación. Siento mucho su muerte”.
Hasta Rafa Nadal, que disputa el Madrid Masters de tenis, ha hecho declaraciones que ha recogido la PGA americana: “la vida puede ser a veces insufrible. Golpes como éste son muy difíciles de superar. Seve lo ha sido todo en el golf y un admirable deportista. Son momentos muy duros”.
LÁGRIMAS DE PAUL CASEY Y FANNY SUNESSON  POR SEVE
A Paul Casey, que le vio jugar en Wentworth cuando él era todavía un niño, se le saltaron las lágrimas al conocer la noticia de la muerte de Seve.
Y la que no pudo contener el llanto fue Fanny Sunesson, que fue caddy durante muchos años de Nick Faldo y que ahora lleva la bolsa de Henrik Stenson: “las lágrimas lo dicen todo”. Es lo único que Fanny pudo decir
Tom Lehman, que fue su última víctima en la Ryder Cup, en Oak Hill, en 1995, no puede explicarse todavía cómo pudo perder con Seve en el hoyo 15, cuando el español no había puesto la bola en calle en ninguno de los nueve primeros hoyos. “Su lenguaje corporal, insiste Lehman, era el mejor de todos los jugadores que he visto, incluido Tiger Woods”.
Nick Price aseguró que “el Tour Europeo no estaría donde está hoy, si no hubiera sido por Seve Ballesteros. No solo fue sólo un jugador increíble, sino un icono. Siempre he dicho que la mayoría de nosotros podía hacer 65 golpes de 30 ó 40 maneras diferentes. Seve tenía diez mil formas distintas para firmar un 65. "
Padraig Harrington afirmó que “la influencia de Seve sobre muchos de nosotros fue muy grande. Por eso jugamos al golf”.
No es posible comentar.