Rahm, Otaegui y Puig fuera del corte en el PGA Championship. Lidera (-12) Schauffele

0

(En la imagen, Jon Rahm).

Ver leaderboard del PGA Championship

Jon Rahm era, en teoría, uno de los favoritos para ganar el PGA Championship que se disputa (16-19 mayo) en el Valhalla Golf Club, en la localidad de Louisville, en Kentucky, Este segundo Major del año, tenía también en el tee de salida del campo estadounidense, a otros dos españoles, Adrián Otaegui y David Puig.

Pero después de dos jornadas, el gozo de los españoles cayó en el pozo del corte y ninguno de ellos estará el fin de semana en el complicado campo de Kentucky, regado por la lluvia durante buena parte de la segunda ronda, el viernes 17. El torneo empezó la ronda con una hora y media de retraso, conmocionado por el atropello y muerte de un trabajador que acudía al campo a las seis de la mañana y que sufrió un accidente de tráfico.

El accidente tuvo una secuela inesperada en la detención de Scottie Scheffler, número uno del mundo, debido a un altercado con un policía que estaba, en un control de tráfico, dando instrucciones a los conductores que sufrieron las consecuencias de dicho accidente, en forma de enorme atasco en el camino al campo de Louisville.

Un mal entendido por parte de Scheffler fue el detonante para que la policía le detuviera poco después de las seis de la mañana y le llevara a la comisaría esposado, donde le tomaron declaración y le retuvieron durante casi una hora. Incluso le obligaron a ponerse el «mono» anaranjado con el que aparecen ataviados los detenidos en las películas norteamericanas.

La intervención de uno de los dueños del Valhalla Club y los buenos oficios del jefe de policía permitieron a Scheffler salir de la «cárcel» y llegar a tiempo al tee de salida, gracias al retraso provocado por el citado accidente del trabajador.

Aunque parecía que el tiempo pasado en la comisaría podría pasarle factura al mejor jugador del golf actual, en su primer hoyo, el 10, par 5, Scheffler empezó con un birdie. Finalmente. tras las dos primeras rondas, Scottie (67, 66) es cuarto, empatado (-9) con otros tres jugadores, tras firmar una segunda tarjeta de cinco golpes bajo el par 71 del Valhalla G.C.

«Estuve haciendo estiramientos en la celda mientras estuve detenido», declaró Scheffler, que le quitó importancia al incidente y no quiso hablar demasiado sobre el tema. Eso sí, añadió: «me dieron un sandwich que me vino muy bien porque no había desayunado.

UN MAJOR SIN ESPAÑOLES

En cuanto a la presencia española en este PGA Championship, brillará por su ausencia durante el fin de semana: Rahm, clasificado como ganador del Masters 2023, ahora jugador del LIV Tour, no estuvo fino desde el tee de salida y con dos vueltas de 70 y 72 golpes y un acumulado al par, se quedó fuera de un corte establecido en -1 y que superaron 78 jugadores, once de ellos empatados en el puesto 68.

Al par, también, acabó Adrián Otaegui (70, 72), con el mismo resultado que Rahm. Otaegui había logrado su pase a este Major, a través del Asian Swing, al ganar el Volvo China Open del DP World Tour.

En cuanto a Puig, 106 del ranking mundial, accedió a la lista final gracias a una invitación de los organizadores. Después de las dos primeras rondas (72, 73) con un acumulado de +3 terminó empatado en la plaza 108.

El catalán que disputó el segundo «Grande» de su carrera tras el US Open de 2023, tiene asegurada su presencia en el British Open de Royal Troon, en julio, ya que se clasificó al ganar el Open de Malasia del Asian Tour.

Jon jugó sus dos primeras rondas con los norteamericanos Cameron Young y Rickie Fowler; Otaegui tuvo como compañeros/rivales al sueco Tim Widing y al norteamericano Preston Cole. David Puig compitió con el sudafricano Thriston Lawrence y el norteamericano Matt Dobyns.

TIGER, OTRA VEZ FUERA DE JUEGO

Este segundo Major del año tenía como aliciente, el regreso de Tiger Woods a un tee de salida de un Grande. Como compañeros, el Tigre tuvo al australiano Adam Scott y al norteamericano Keegan Bradley. Muy bajo de forma y con el problema añadido de la lluvia del viernes, Tiger ha dejado bien claro, una vez más, que ya no está para competir no ya solo en un Grande, sino en cualquier torneo del PGA Tour. Si su salud no mejora y cada vez será más complicado porque la edad no perdona a nadie, Tiger podría decir adiós definitivamente a su carrera profesional a no mucho tardar.

Las posiciones de cabeza, tras las dos primeras rondas quedan así; Lidera (-12) Xander Schauffele; segundo (-11) es Collin Morikawa y tercero (-10) Sahith Theegala. En la cuarta posición empatan (-9) con el citado Scheffler, el belga Thomas Detry y los norteamericanos Mark Hubbard y Bryson DeChambeau, este último el único representante del LIV Tour en el Top Ten.

Rory McIlroy, que gano esta prueba cuando se disputó en Valhalla, hace diez años, será tuvo como compañeros durante las dos primeras rondas, a Dustin Jhonson y Justin Rose.

Podría haberse dado el caso de que el norirlandés, que era otro de los favoritos al iniciar el torneo, y más tras su victoria aplastante durante la pasada semana en el Wells Fargo, estuviera en plena forma para este Major, pero lo curioso es que, mientras el gran perdedor del Wells Fargo, en Carolina del Norte, Xander Schauffele, que acabó a cinco golpes de McIlroy, tras unos últimos nueve hoyos desastrosos, es líder en Kentucky, mientras McIlroy (-5) empata en el puesto 23, tras firmar dos jornadas de 66 y 71 golpes.

Así es el golf y la madre que lo parió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *