Torneos

Johnson Wagner (-13) ganador del Sony Open, en Hawai

(En la imagen del campo de Honolulu donde se celebra el Sony Open, las palmeras forman la W con la que se inicia el nombre del Waialae Golf Club).
El norteamericano Johnson Wagner, con trece golpes bajo el par 70 del Waialae Golf Club, ha sido el ganador del Sony Open in Hawaii, que finalizó el domingo 15 de enero, en Honolulu. Wagener finalizó con dos golpes de ventaja sobre cuatro jugadores, tres de ellos norteamericanos, Sean O’Hair, Harrison Frazar y Charles Howell III, y un sueco, Carl Petterson.
En el Sony Open in Hawaii participaron 24 rookies, de los 26 que este año han conseguido su tarjeta para el PGA Tour.  Setenta jugadores pasaron el corte, establecido en -3, quince de los cuales eran parte de ese grupo citado de veinticuatro rookies, en Honolulu (Ver información sobre Honolulu en esta misma página).
El mejor de los novatos fue Ted Potter Jr (-8), que finalizó en el puesto decimotercero. Otro joven, el canadiense Graeme DeLaet, que cumplirá 20 años el 22 de enero, aunque no es rookie, y que fue el primer líder del torneo, no ha podido seguir en lo más alto (63, 72, 68 y 72) y acabó (-5) en el puesto 29.  DeLaet  que disputó dos torneos del PGA Tour en 2011, de los que solo pasó el corte en uno, ya está lo suficientemente satisfecho, no ya por ocupar una posición entre los treinta primeros en el torneo, sino por haber pasado el corte después de haber sufrido una importante operación en su espalda, debido a una hernia discal. El joven creyó que nunca podría volver a jugar al golf, pero su reaparición no pudo ser mejor, culminada, además con un eagle y dos putts de diez metros y medio para birdie y completar así la primera ronda del Sony Open con 63 golpes. 
Steve Stricker, ganador la semana pasada en el devaluado Torneo de Campeones que inició la temporada americana en Hawai, finalizó en el puesto 38 (-4) y Mark Wilson, ganador en 2011, no pasó el corte, como tampoco lo hizo, entre otros notables, Davis Love III, capitán del equipo norteamericano para la próxima Ryder Cup.
En el Sony Open se ponian en juego 5.500.000 $ en premios, de los que 990.000 $ han sido para el ganador. Participaron 144 jugadores entre los que se encuentran ya algunos de los mejores profesionales del PGA Tour, aunque los Grandes aún reservan sus fuerzas para más adelante, que la temporada es muy larga, tal y como hace Tiger Woods que debutará en Abu Dhabi, el 26 de enero, pero que no iniciará el PGA Tour hasta el 9 de febrero en Pebble Beach.
No es posible comentar.