Torneos

Jim Furyk ‘regaló’ a Keegan Bradley (-13) el WGC Bridgestone Invitational. Ningún español bajó del par

Ver resultados y clasificación del WGC Brisgestone Invitational

Fue otro regalo. Un Grande de regalo, igual que hace dos semanas en el Open Championship, aunque con dos protagonistas distintos. Keegan Bradley, el nervios, fue, finalmente, el que controló mejor sus emociones y se alzó con la victoria en el último hoyo del WGC Bridgestone Invitational, al terminar con un par, cuando su rival, principal favorito y ¡líder durante 71 hoyos! el veterano Jim Furyk, cometió los dos errores, dos saltos de rana al borde del dieciocho y un putt fallado de menos de dos metros, y le puso en bandeja, con el doble bogey, la victoria a su compatriota, el joven Bradley.

Realmente el Bridgestone no es un Grande, pero su dotación de 8.500.000 $ y su status en el PGA Tour, como Campeonato del Mundo, le convierten en un Major más, aunque no sea de manera oficial. Para empezar, este torneo patrocinado por Firestone y que se disputa en el Firestone Golf Club, par 70, en Akron, Ohio, tiene 500.000 $ más en premios que el PGA Championship, el cuarto grande de la temporada que se disputa esta misma semana (9 – 12 de agosto) en Kyawa Island, en Carolina del Sur.

Y desde el primer día, el veterano Jim Furyk, de 42 años, que no andaba muy fino este año, demostró que la veteranía sigue siendo un grado y no dejó la cabeza del torneo… hasta el hoyo 18 del último día. Y es que la veteranía es un grado… ¡o no! Furyk llegó al hoyo final con un golpe de ventaja sobre Keegan Bradley, de 26 años. Los nervios, como es lógico, debían notarse más en el joven que en el mayor… ¡Y no fue así!

Ambos jugadores dieron su último golpe de salida hechos un manojo de nervios. Y la suerte fue para Furyk que mandó su bola a los árboles de la izquierda, pero el mono salvador de los árboles la hizo volver a la calle. Bien empezaba el veterano. El joven, por su parte, puso la bola en la calle sin mediar mono alguno. Y el segundo golpe fue otro cantar. Furyk mandó la bola a la derecha del hoyo y se quedó en el rough denso, encima de la corona del bunker: mal sitio. Y Keegan dio un golpe regular y la envió al bunker donde se encontró con un huevo frito.

Un par daba la victoria a Furyk; un bogie de Furyk, con un par de Bradley, le obligaba a ir al play off… Y con un doble bogey de Furyk y un par de Bradley, la victoria era para Keegan…

Y Furyk no solo dio un salto de rana… sino dos, después de pasar el hierro por debajo de la bola dos veces seguidas y dejarse un putt para bogey de unos dos metros.

Mientras, Bradley se comió el huevo frito sin patatas, sacó la bola del bunker y la dejó a cuatro metros del hoyo. Difícil para el par, pero no imposible. ¡Y lo hizo! pateó como los ángeles igual que lo había hecho en los hoyos anteriores y sacó adelante un putt que podía servir para ganar el WGC de Ohio. Furyk terminó (-12) en la segunda posición, empatado con Steve Striker. Louis Oosthuizen fue, finalmente, cuarto (-11).

La bola estaba en el tejado de Furyk y en ese putt de dos metros para bogey… que falló. Y la tristeza inundó a Furyk, mientras Bradley, con su -13 final y un golpe de ventaja sobre su rival- no sabía si reir o llorar. Finalmente rió… y es que 1.400.000 $ de premio, además de los honores, no dan para muchas lágrimas.

 

ALGUNOS FAVORITOS RESPONDIERON

De los grandes nombres que figuraban entre los 78 participantes en este último torneo del World Golf Championship, el mejor fue Rory McIlroy, que empezó mal pero acabó quinto (-8). Tiger Wodds que empezó regular y terminó mejor, no pudo superar la octava posición (-4), donde terminó empatado, entre otros jugadores, con Luke Donadl, número 1 del mundo.

LOS QUE NO RESPONDIERON

Además de los cuatro españoles, que terminaron mal, como en los Juegos Olímpicos, después de que Rafa Cabrera nos mantuviera ilusionados con sus dos primeros días cercanos al liderato, otros jugadores de renombre fracasaron estrepitosamente. Phil Mickelson fue el 43 (+4) y Adam Scott y Ernie Els, protagonistas del "regalo" del Open, acabaron empatados (+5) en el puesto 45. El descalabro de Westwood fue de los más sonoros. De 78 participantes terminó el 70, con ¡+14!

Volviendo a los españoles, ninguno de ellos pudo ganarle al par 70 del campo. Rafa y Sergio García, finalmente, empataron (+1) en el puesto 29. Álvaro Quirós (+4) terminó el 43 y Gonzalo Fernández Castaño (+7), el 55.

Ahora a esperar a la semana que viene en Kyawa Island, para conocer al ganador de PGA Championship, el cuarto y último Grande de la temporada. 

CRÓNICA DE LA SEGUNDA RONDA

Rafa Cabrera (-2) firmó un 77 en la tercera ronda  del Bridgestone Invitational, en Ohio, y es decimotercero. Furyk sigue líder (-11). 

Rafa Cabrera no aguantó el tirón de la tercera ronda del WGC Bridgestone Invitational, ni supo conservar su segundo puesto en la jornada "del movimiento", en la que el partido estelar que compartía con Jim Furyk le pasó factura. Su tarjeta de 77 golpes, siete sobre el par 70 del Firestone G. C., le hizo descender once posiciones, hasta la decimotercera, con un total de -2, a nueve golpes de su compañero de partido en la jornada, Jim Furyk, que sigue líder desde la primera ronda y que con -11 tiene un golpe de ventaja sobre el segundo clasificado, el sudafricano Louis Oosthuizen.

Sergio García, al par, empatado con Tiger Woods en el puesto 24, no tiene ninguna posibilidad. Álvaro Quirós es el 39 (+3) y Gonzalo Fernández Castaño (+4), el 44.

CRÓNICA DE LA SEGUNDA RONDA

Rafa Cabrera (-9), segundo en el Bridgestone Invitational, en Ohio, a 2 golpes de Jim Furyk. Sergio García (-1) cae al puesto 20

Rafa Cabrera resiste en la segunda posición (-9) del WGC Bridgestone Invitational y después de dos jornadas de 66 y 65 golpes, está a solo dos del líder, el norteamericano Jim Furyk, muy apagado durante toda la temporada, pero que parece haber destapado el tarro de las esencias en este torneo que reparte 8.500.000 $, previo al PGA Champìonship, y que se disputa en el Firestone G.C., par 70, en Akron, Ohio.

La tercera posición (-8) es para el sudafricano Louis Oosthuizen (-8). El número 1 del mundo, Luke Donald, es sexto (-5) y Mc Ilroy, el número 3, es el 12 (-3), después de su remontada de tres golpes bajo el par del campo, en la segunda ronda.

Sergio no pudo certificar sus 67 golpes de la primera jornada y con el 72 de la segunda desciende de la novena posición a la vigésima (+1).

En el puesto 28 aparece Mickelson, empatado, al par, con Lee Westwood.

El tercero de los cuatro españoles participantes de este torneo que no tiene corte y solo 78 jugadores, es Álvaro Quirós (+1), empatado con Adam Scott en el puesto 35 y hasta el 44 no encontramos a Tiger Woods, que no está dando lo mejor de sí mismo y que está dos golpes sobre el par del campo: 70 y 72.

Fernández Castaño es el 53 (+4) y Ernie Els, ganador del Open hace dos semanas, es el 66, con (+6) en el acumulado. El seis es mal número para muchos y, en esta ocasión también para el sudafricano, que tras su victoria en Royal Lytham, no pasó el corte en Canadá y tampoco lo hubiera pasado en este Bridgestone Invitational, si lo hubiera habido.

CRÓNICA DE LA PRIMERA JORNADA

 

Rafa Cabrera (-4) y Sergio García (-3) en el top ten del Bridgestone Invitational, en Ohio. El líder es Jim Furyk (-7) 

 

Un inoportuno bogey en el último hoyo de la primera jornada en el World Golf Championship Bridgestone Invitational, que el dos de agosto se inició en Akron, Ohio, impidió a Rafa Cabrera terminar segundo, empatado con Lee Slattery, a solo dos golpes del líder Jim Furyk. El canario, que jugó un golf de enorme calidad, empañado por el fallo de algunos putts que rozaron los hoyos, terminó de esta manera con cuatro golpes bajo el par 70 del Firestone Golf Club, en la tercera posición, empatadio con cinco jugadores más: Bubba Watson, Ben Crane, Luke Donald, Simon Dyson, compañero de partido de Rafa, y John Senden.

Segundo (-5) fue Slattery, el joven inglés ganador del Madrid Masters 2011, a solo dos golpes del sólido líder Jim Furyk, que cuando empieza de esta forma arrolladora, es difícil pararle. Furyk no lleva un buen año, pero parece haber despertado cuando se acerca el final de la temporada y está a la vista, la próxima semana, el PGA Championship.

Sergio García, el segundo de los cuatro españoles participantes en este torneo que reparte 8.500.000 $, está también en el top ten: es noveno (-4), ya que finalizó, igual que Cabrera, con un bogey en el último hoyo, empatado con otros ocho jugadores.

Tiger Woods no ha podido superar el par ya que, aunque llegó a estar con -3, unos increíbles fallos, culminados con un putt de escasos centímetros errado en el último hoyo, le llevaron hasta el puesto 31, donde empata, entre otros, con Álvaro Quirós, Rory McIlroy, también muy fallón en los greenes, Rikie Fowler y Graeme McDowell.

En el puesto 41 está Gonzalo Fernández Castaño (+1), empatado con Adam Scott, que defiende título después de "regalar" el Open Championship, hace dos semanas a Ernie Els, y con Phil Mickelson, entre otros jugadores.

Ernie Els, por su parte, no ha comenzado bien y es el 60 (+3).  

CRÓNICA PREVIA

Adam Scott busca la revancha en el Bridgestone Invitational ante Ernie Els, con permiso de Tiger. Sergio tendrá otra oportunidad

Del 2 al 5 de agosto se disputa el Bridgestone Invitational, en el Firestone Golf Club, par 70 de 6.660 metros, en Akron, Ohio, con Adam Scott que defiende el título y que buscará "vengarse" de la derrota sufrida ante Ernie Els, en el Open Championship de hace dos semanas. Claro que mucha culpa de la victoria de Els la tuvo el propio jugador australiano que derrochó su ventaja en los cuatro últimos hoyos, mientras Els se alzaba con la victoria mientras se tomaba un refresco en el putting green y hacía como que pateaba, para no quedarse frío.

Además, Scott tendrá que contar con el permiso de Tiger Woods, Phil Mickelson, que querrá mejorar la imagen que dejó en Royal Lytham, y el resto de grandes que disputan este torneo, dotado con 8.500.000 $, medio millón más que el último Grande de la temporada y que sigue a este World Golf Championship en el que participan 78 jugadores.

Entre los participantes, cuatro españoles con Sergio a la cabeza. Una nueva oportunidad para el castellonense, no solo para demostrar su indudable categoría, sino la intensidad de su juego y si ha alejado la desgana de su bolsa de palos, después de haber estado en Londres, junto a Dustin Johnson, tirando bolas al Támesis como reclamo para los Juegos Olímpicos de Brasil 2016, donde el golf estará de nuevo como deporte de fumadores. Precisamente Dustin Johnson es el compañero/rival de Álvaro Quirós en las dos primeras rondas del torneo.

Además de Sergio, que juega con Bo Van Pelt, los otros dos españoles tienen en su partido, Gonzalo Fernández Castaño a Fredrick Jacobson y Rafa Cabrera a Simon Dyson.

No es posible comentar.