Torneos

Ian Poulter (-21) ganó el WGC Championship, en China. Fernández Castaño, primer español, a 13 golpes del vencedor

(En la imagen, Ian Poulter con el trofeo logrado en China. Foto Getty Images, cedida por el European Tour).

Ver resultados y clasificación del WGC Championship de China

Ian Poulter fuel el brillante vencedor, con cuatro tarjetas de 69, 68, 65 y 65, para un acumulado de 21 golpes bajo el par 72 del campo, del WGC HSBC Championship disputado en uno de los doce recorridos, el diseñado por Chema Olazábal, en Mission Hills Golf Club, en la localidad china de Shenzhen. El español Gonzalo Fdez-Castaño (71, 67, 69 y 73) finalizó en el puesto 28 a trece golpes del vencedor, tras una mala ronda final en la que firmó un golpe sobre el par del campo.

Poulter, con ocho birdies y 65 golpes en el último recorrido, gracias, sobre todo, a su magnífica actuación con el putter, comenzó la jornada con cuatro golpes de desventaja con respecto al sudafricano Louis Oosthuizen y al también inglés Lee Westwood, pero su constancia y su buen juego acabó con las aspiraciones de los cuatro jugadores que finalizaron empatados (-19), a dos golpes de distancia: los norteamericanos Phil Mickelson, Jason Dufner y Scott Piercy, y el sudafricano Ernie Els, que ha vuelto a ser el que era hace unos años. Tanto Westwood como Oosthuizen perdieron la ventaja con la que iniciaron como líderes la cuarta ronda y se tuvieron que conformar con empatar en la sexta plaza (-18).

TRIUNFADOR 

Después de ser uno de los arftífices del triunfo de Europa en la pasada Ryder Cup, donde ganó sus cuatro partidos, Poulter se mostró encantado de volver a conquistar un título como este Campeonato del Mundo de China: "estaba jugando bien en los últimos días y sabía que sólo debía tener un poco de paciencia y esperar mi oportunidad. Me siento seguro con el 'putter' y eso da mucha confianza a mi juego", dijo el vencedor. El inglés se embolsó 921.376 € de los 7.000.000 € que se repartían en premios en este torneo que, como el golf, tiene mucho futuro en China. Por lo pronto ya se ha firmado la extensión del campeonato mundial por otros tres años, aunque los próximos se disputarán en Shanghai y no en Shenzen, como este de 2012. Además no serán de 7.000.000 €, sino de 8.500.000 €, lo que le hará mucho más atractivo a los mejores jugadores del mundo.

LOS ESPAÑOLES, REGULAR TIRANDO A MAL

De los tres españoles que han jugado este torneo sin corte, en el que han participado 78 jugadores, solo Gonzalo Fernández Castaño ha hecho un papel discreto (71, 67, 69 y 73), solo manchado por su cuarta ronda, sobre el par, lo que le hizo terminar con un -8, en el puesto 28 de la clasificación. Los otros dos, Rafa Cabrera y Álvaro Quirós han terminado más cerca de los últimos lugares que de los primeros. Cabrera el 46, al par, después de una última vuelta de 67 golpes, la mejor de los cuatro días y Quirós, el 65 (+4), con una tarjeta final de 76 golpes que puede impedirle terminar entre los 60 mejores del Cicuito que acudirán a la final de Dubai. 

En este difícil par 72, que forma parte de un complejo de varios campos, en la localidad de Shenzhen, diseñados por los mejores jugadores del mundo, no están Rory McIlroy y Tiger Woods, números 1 y 2 del mundo, que prefirieron jugar una exhibición en China el pasado lunes, 29 de octubre y faltar a esta cita de un torneo que es el tercero que se disputa en suelo chino en este final de Circuito. Todavía queda uno más, en Hong Kong, la próxima semana, del 8 al 11 de noviembre. Posteriormente el Tour viajará a Sudádrica, a un torneo dotado con 1.000.000 €, para luego volver a Dubai, donde se disputará la Gran Final de la Carrera hacia el citado Emirato, del 22 al 25 de este mismo mes de noviembre.

No es posible comentar.