Torneos

Graeme McDowell derrotó a Thongchai Jaidee (2 & 1) en la final del Volvo World Match Play, en Bulgaria

(En la imagen, junto a estas líneas, Graeme McDowell. Bajo estas líneas, el green del ocho 8, par 3, de 219 metros, desde el tee de profesionales, frente al Mar Negro, del espectacular Thracian Cliffs Golf & Beach, al este de Bulgaria).

Ver resultados en el Volvo Match Play de Bulgaria

Empezó mal Graeme McDowell, con dos hoyos perdidos ante Thongchai Jaidee, al salir en el tee del hoyo 4. Era la final del Volvo World Match Play que finalizó el domingo 19 en el espectacular Thracian Cliffs Golf & Beach, un espectacular Complejo Turístico en el Mar Negro y el único campo de Bulgaria, diseñado por Gary Player, y que es el único en dicho país en el que se puede disputar un torneo de la categoría de este Match Play.

El partido final se disputó en jornada de tarde, después de jugadas las dos seminfinales durante la mañana. El juego de Jaidee no fue solo un espejismo del comienzo, porque hasta el hoyo 14 el norirlandés no pudo empatar el partido. Sin embargo, McDowell, en los últimos hoyos hizo valer su experiencia y su mejor clasificación mundial -es el octavo del mundo y único jugador entre los diez primeros del ranking inscrito en este torneo que repartía 3.000.000 € en premios- para derrotar al tailandés por dos hoyos, a falta de uno (2 & 1). La victoria le ha supuesto a McDowell 499.999 €, lo que le sitúan en cabeza de la "Carrera hacia Dubai".

Por la mañana, McDowell y Jaidee (2 & 1) ganaron sus semifinales a dos sudafricanos por el mismo tanteo (3 & 2). El primero lo hizo frente a Branden Grace y el segundo ante Thomas Aiken.

GONZALO PERDIÓ EN OCTAVOS

Gonzalo Fernández Castaño, único representante español en este torneo no pudo superar los octavos de final en el Volvo World Match Play Championship que se disputó en Bulgaria, del 16 al 19 de mayo. Después de ganar los dos partidos de su grupo y terminar primero, no pasó de octavos donde perdió, en la mañana del sábado 18, ante el belga Nicolás Colsaerts, a falta de dos hoyos. A pesar de perder en octavos, sus dos victorias del jueves y viernes le han supuesto unas ganacias de 51.825 € que no le vendrán nada mal para subir posiciones en el ranking.

Si en la primera ronda, el jueves 16, el madrileño derrotó a Jaime Donaldson, uno arriba, el viernes ganó a Brett Rumford (3 & 2) y se clasificó primero de su grupo, seguido, precisamente del australiano, ganador de los dos últimos torneos del European Tour en tierras asiáticas: China y Corea del Sur y el tercero de los jugadores que formaban el Grupo Gary Player, uno de los ocho que luchan  por la victoria en este torneo que reparte 3.000.000 € en premios, de los que 800.000 € son para el ganador.

DOS BUENOS PARTIDOS… QUE NO FUERON SUFICIENTES

El madrileño empezó su partido del jueves contra Donaldson, arrasando a su rival y en la primera vuelta llegó a estar cuatro hoyos arriba. Sin embargo, el galés ganó en el 12, el 15 y el 16, pero Gonzalo pudo aguantar hasta el 18 y con dos pares terminó ganando el encuentro. En el segundo partido, lo tuvo más fácil, es un decir, gracias a su buen juego y a los seis birdies que firmó en los16 hoyos jugados contra Brett Rumford. Birdie al 5, cuatro birdies seguidos, de los hoyos 8 al 11 y un birdie más en el 16 para terminar brillantemente con el resultado de 3 & 2. Lástima que en el encuentro de octavos de final tuviera un mal comienzo lo que le llevó muy pronto a estar cuatro hoyos por debajo de su rival, Nicolas Colsaerts. Gonzalo remontó en la segunda vuelta, pero no pudo culminar su faena y terminó perdiendo a falta de dos hoyos.

La competición, uno contra uno, se ha celebrado en el Thracian Cliffs Golf & Beach, un espectacular par 72 dentro de un Complejo Turístico en la localidad de Kavarna, en el Mar Negro, que ha hecho una inversión millonaria, en un país donde el golf es un deporte desconocido, sin profesionales, sin jugadores amateurs y… sin espectadores, por lo que se pudo apreciar durante el torneo, ya que éste es el primer campo que se construye en Bulgaria, pero que pretende sumarse a la lista de países que ofrecen un destino interesante para los golfistas de todo el mundo. De todos modos, a la falta de aficionados hay que añadir el hecho de que seguir un torneo en ese campo es solo posible para atletas de alta competición. Una buena parte del recorrido la hicieron en buggie los jugadores, mientras los escasos espectadores no hacían otra cosa que subir y bajar cuestas sin llegar nunca a la vez que los profesionales llegaban a su bola.

Ver ranking mundial antes del Volvo Match Play de Bulgaria

BULGARIA… (Y VOLVO) EN BUSCA DE GOLFISTAS

La empresa Volvo que patrocinó durante los tres últimos años este torneo en el campo malagueño de Finca Cortesín, ha dejado tierras españolas en busca de nuevos clientes en el Este de Europa donde, al parecer, la crisis no afecta tanto como en España.

De todos modos, Volvo, que tanto ha hecho y hace por el golf, debería plantearse el patrocinio de estos Match Play Championship, en los que, a pesar de la cantidad que tiene en premios -3.000.000 €-, en el tee de salida, igual que en Finca Cortesín,  brillan por su ausencia los mejores jugadores del mundo, incluidos los europeos que están entre los diez primeros del ranking mundial, de los cuales solo hay  inscrito uno, Graeme McDowell, que es el número 8. Igual que cuando se disputó en España, los Grandes solo se mueven por las cantidades enormes de dólares que se ganan en los Estados Unidos. No están, por ejemplo, ni McIlroy (2), ni Justin Rose (4), ni Luke Donald (6), ni Sergio García (13) ni otros como Lee Westwood, Martin Kaymer…

El caso es que, sobre los intereses golfísticos, y eso parece ser, desgraciadamente, un mal necesario, priman los económicos y empresariales. Tanto para Volvo, con Bulgaria como nuevo mercado, como para el Resort millonario que pone el campo e, imagino, una buena parte de esos 6.000.000 €, más o menos, que cuesta organizar un torneo de este tipo, la mitad de los cuales son para los jugadores.

Por eso es mucho más triste que los grandes del golf europeo fallen en torneos como este, que tienen mucho más dinero en premios que el resto de los del Circuito Continental, aunque sigan sin poder competir con los norteamericanos. También es destacable, el hecho de que la fecha elegida para este Volvo Match Play sea la de la semana siguiente a un Major -aunque sea el Quinto-, ya que muchos jugadores prefieren descansar en esa fecha.

Como queda dicho, solo un jugador del top ten, McDowell, y otro del top 20, Ian Poulter. Luego Peter Hanson (23) y el madrileño Castaño (34). De los 24 participantes, una decena escasa figura entre los cincuenta primeros del ranking mundial. Y ¡3.000.000 €! merecerían una mejor gestión, o un torneo de otras características que estos Mundiales Match Play, en el que hay tantas ausencias. Y para colmo, los americanos tienen un representante, Bo Van Pelt, que es el 26 del mundo… Creo que, como ya comenté en su día respecto al cuadro de Finca Cortesín, estos torneos se merecen mucho más.

Este año, Volvo ha elegido Bulgaria para abrir mercados, supongo. Está en su perfecto derecho, pero la gestión de los participantes sigue siendo mala… Quizás porque sea imposible hacerla mejor, pero 3.000.000 € son  mucha oferta para una demanda, que siendo buena, podría ser mejor.

GONZALO VERSUS DONALDSON Y RUMFORD

El madrileño Fernández Castaño empieza el torneo enfrentándose, el jueves 16, al inglés Jamie Donaldson, vencedor, a principios de año en Abu Dhabi, el jueves 19 de mayo, y en la siguiente jornada, viernes 17, tendrá como rival a Brett Rumford, el australiano ganador de los dos últimos torneos del European Tour en tierras asiáticas: China y Corea del Sur.

En total son ocho grupos de tres jugadores, veinticuatro en total, de los cuales los dos primeros de cada grupo se clasifican para los cuartos. Los mejores del trío de Gary Player se cruzarán con los de Ian Woosnam: Branden Grace, Nicolas Colsaerts y Kiradech Aphibarnrat.

THRACIAN CLIFFS GOLF & BEACH

En plena Tracia, una región histórica del sureste de Europa, en la península de los Balcanes, al norte del mar Egeo, enclavada en Bulgaria, Grecia y la Turquía europea, se encuentra la población de Kavarna, una población de 12.000 habitantes, frente al Mar Negro, donde se encuentra un espectacular complejo turístico con un campo de golf, el Thracian Cliffs Golf & Beach, donde se disputa el Volvo Match Play Championship.

El campo, a 500 kilómetros de la capital búlgara, Sofía, fue diseñado por Gary Player y solo tiene dos años de existencia. Sus calles se asoman a los acantilados (cliffs) de la zona y su único problema es el clima, que solo permite una pequeña temporada de playa. El campo es un accidentado par 72 de unos 6.500 metros y algunos jugadores puede que recuerden el trazado de Finca Cortesín que comparado con este, es un recorrido con “cuestas poco pronunciadas”.

GRUPOS DEL VOLVO MATCH PLAY DE BULGARIA

Grupo Gary Player: Gonzalo Fernández Castaño, Jamie Donaldson y Brett Rumford.

Grupo Greg Norman: Felipe Aguilar, Henrik Stenson y Francesco Molinari.

Grupo Ian Woosnam: Kiradech Aphibarnrat, Nicolas Colsaerts y Branden Grace.

Grupo Mark McCormack: Scott Jamieson, Thorbjorn Olesen y Carl Pettersson.

Grupo Gustav Larsson: Geoff Ogilvy, Bo Van Pelt y Richard Sterne.

Grupo Arnold Palmer: Shane Lowry, Peter Hanson y George Coetzee.

Grupo Asser Gabrielsson: Thomas Aiken, Ian Poulter y Thongchai Jaidee.

Grupo Seve Ballesteros: Graeme McDowell, Chris Wood y Stephen Gallacher.

No es posible comentar.