Torneos

Matt Every (-19), repitió título en el Arnold Palmer de Florida

 

 

 

Ver leaderboard del Arnold Palmer Invitational

 

 

Matt Every (-19) ganó, por segunda vez consecutiva, el Arnold Palmer Invitational, en Florida. El norteamericano de 31 años, natural del estado en el que ha triunfado dos veces, es un caso raro: solo ha ganado dos veces en el PGA Tour, y las dos en el mismo torneo, el organizado por el «Rey del golf», en Bay Hill, el campo de Orlando, del que es propietario Arnold Palmer, lo cual significa que no solo se le da bien el campo, sino que le van los grandes retos. Every ganó con su triunfo 1.134.000 $, de los 6.300.000 $ que se repartían en premios.

 

Con cuatro tarjetas de 68, 66, 69 y 66, Everey terminó -19, con seis golpes menos que en su anterior victoria (-13), el pasado año. El norteamericano terminó con un golpe de ventaha sobe Henrik Stenson (-18), con cuatro tarjetas de 68, 66 y 66 y 70, no pudo mantener su condición de líder con la que salía a disputar la cuarta jornada, el domingo 22. El sueco, número 3 del ranking mundial, tenía dos golpes de ventaja sobre el norteamericano Morgan Hoffman, que encabezó la clasificación en las dos primeras rondas. Hoffman, que pertenece a la nueva generación de golfistas americanos, es profesional desde 2011, y antes de dedicarse al golf estuvo siete años jugando al hockey sobre hielo. Además tiene el título de piloto de aviación. Pero tanto uno como el otro, que jugaban en el partido estelar, firmaron dos tarjetas, el sueco de 70 y el norteamericano de 71, que les dejaron en la segunda y en la cuarta posición respectivamente.

MCILROY EN PROGRESIÓN

Rory McIlroy (70, 66, 71 y 70) acabó decimoprimero, empatado (-11) con Hudson Swaford, otro joven norteamericano, de 27 años, nacido también en Florida, de los muchos que aparecen como churros en los puestos de cabeza de los mejores torneos. McIlroy, que jugó las dos primeras jornadas, con Jason Day y Rickie Fowler, tampoco empezó bien, con una vuelta de 70 golpes, pero sus 66 de la segunda ronda, el viernes 20, le catapultaron de la trigésimosegunda plaza, a la sexta; sin embargo, la tarjeta de 71 golpes del sábado le sacó del top ten. El número 1 del mundo está jugando bien de tee a green, ya que hizo 17 greenes en regulación en la primera ronda, y solo una salida al agua en el 16 empañó su tarjeta. Sin embargo, en el tee no está tan fino como la pasada temporada, a pesar de que terminó con un putt de tres metros que le dejó a cuatro golpes al terminar la primera ronda. Ya en la segunda, sus porcentajes en el green mejoraron y con eso su acumulado final, aunque sigue estando lejos, a cinco golpes, del líder. El putt dejó de funcionar en la ronda del «moving day» y por eso Rory está a siete golpes del líder, lo que le aleja de todas las posibilidades de triunfo. Al final, con once bajo el par 72 del campo, acabó fuera del top ten, aunque cada vez se acerca más a los puestos de cabeza.

GONZALO, FUERA OTRA VEZ

Gonzalo Fernández Castaño tampoco pasó el corte en el Arnold Palmer Invitational, en Bay Hill Club & Lodge (par 72), sin Tiger ni Sergio, donde termina el Swing de Florida el próximo domingo 22 de marzo. Con dos vueltas de 76 y 73 golpes, para un total de +5, el madrileño se ha quedado fuera, una vez más, del fin de semana. Gonzalo finalizó en el puesto 107 de los 120 participantes, a siete golpes del corte, establecido en -2 y que superaron 70 jugadores.

Hoffman, que pertenece a la nueva generación de golfistas americanos, es profesional desde 2011, y antes de dedicarse al golf estuvo siete años jugando al hockey sobre hielo. Además tiene el título de piloto de aviación.

Este torneo que lleva el nombre del «Rey del golf»  fue diseñado por Dick Wilson en 1971 y es propiedad de Palmer desde 1974. En Bay Hill están los mejores jugadores del mundo, aunque hay ciertas ausencias: no está Tiger Woods, que anunció su renuncia al propio Palmer, y que busca su mejor forma para el Masters de abril, ni Sergio García que tiene un calendario que, cuando menos, podríamos calificar de extraño. No le ha ido muy bien al comienzo de temporada, y su ausencia en Bay Hill debe de tener una justificación no explicada. Este torneo tiene para el ganador un total de 1.134.000 $, de los 6.300.000 $ que se reparten en premios.

De los tres norteamericanos que disputaron el play off del Valspar Championship, la pasada semana en Tampa, solo estará en el tee de salida Sean O’Hair. Tanto el ganador, Jordan Spieth, como Patrick Reed, el tercero en discordia, han preferido descansar, entre otras cosas porque Spieth es de Texas y quiere estar en forma para disputar el Valero Texas Open, en su propia tierra. Tampoco Phil MIckelson es de la partida, pero también estará en Texas la próxima semana.

 

 

 

No es posible comentar.