Noticias

El golfista sin brazos

(El video que puede verse pinchando bajo estas líneas, es todo un ejemplo de la superación de un capacitado como Tom McAuliffe, en la América de los años 30 del pasado siglo XX).

www.youtube.com/watch

Tom McAuliffe es un ejemplo de cómo con una fuerza que solo puede producir la mente humana, pueden superarse absolutamente todos los obstáculos, aunque se tenga una discapacidad tan importante como la que él tenía.
En los años treinta del pasado siglo XX, este norteamericano demostró que era capaz de jugar al golf… sin brazos. Y no solo, eso, sino que sujetando el palo con el cuello y girando el cuerpo para hacer el swing, podía enviar la bola a 150 yardas, unos 135 metros.
En un campo par 72, McAuliffe bajaba de los 100 golpes y en el green, su habilidad le hacía casi siempre embocar de dos golpes, cuando no de uno.
El norteamericano no es el único discapacitado que juega al golf. Son muchos ya los que compiten en los torneos de Golf Adaptado, y Sergio García es uno de los golfistas profesionales que se vuelvan con este tipo de golfistas.
Precisamente en el pasado Castelló Masters, García invitó al dominicano Manuel de los Santos, que juega al golf con una sola pierna y lo hace casi como un profesional, y no va en buggie por el campo, a jugar el Pro Am del torneo en el partido que compartió con su amigo Rafa Nadal.
Manuel de los Santos jugaba al beisbol en la República Doninicana, cuando perdió la pierna izquierda en un accidente de moto. Durante su convalecencia vio la película de Robert Redford  “La leyenda de Bagger Vance”  y decidió convertirse en jugador de golf.
No es posible comentar.