Rimas

Crónicas Aquileanas (Epílogo con letrilla tendonera)

LETRILLA TENDONERA
A la manera de una Letrilla Popular del Siglo XVII.
Denme parabienes
los buenos amigos
que ya se acabaron
los días sufridos.
El tendón de aquiles
quedó bien cosido
aunque aún camine
un poco encogido
Por fin los bastones
están recogidos.
Se fueron los días
que pasé jodido,
recluido en casa
más bien aburrido,
mano sobre mano
en un sinsentido
de vida precaria,
de tiempo perdido,
y con el trasero
más bien escocido
de tanto sofá,
talmente vencido
por ese talón
que estaba partido.
 
Denme parabienes
Los buenos amigos
Que ya se acabaron
Los días sufridos.
El martes, en Layos,
con otros amigos
al golf ya jugué,
tengo tres testigos
que vieron mi esfuerzo.
la lucha conmigo
para completar
ese recorrido.
 Ellos me decían:
¡estamos contigo!…
mas vamos a ver
quién paga los vinos.
 Ni un punto me dieron,
¡vaya dos ladinos!
"A pelo jugamos",
dijeron. ¡Qué timo!

Volaron las bolas,

cruzamos los ríos
los greenes pisamos
las calles cogimos,
los pares caían
seis hoyos perdimos
ganamos el resto
¡estaban perdidos!.
El caso es que otros,
(así es el destino)
Iñigo y Basilio
pagaron los vinos.
Pero lo importante,
es haber vivido
tan bellos momentos
con buenos amigos.
Que cuando uno es cojo
y anda “revejío”
es bueno tener
a alguien contigo.
Fue mi compañero
Esteban, Juanito,
mi guía y mi ayuda,
y queda aquí escrito.
Denme parabienes
Los buenos amigos
Que ya se acabaron
Los días sufridos.
No es posible comentar.