Rimas

¡CHERCHEZ LA FEMME! (Romance)

 

 

 

 

¡CHERCHEZ LA FEMME! * (Romance)

 

 

I

 

 

Cherchez la femme, pardieu,

es frase que ha hecho historia

la escribió Alejandro Dumas*,

y ha quedado en la memoria

para poder explicar,

de forma satisfactoria,

que buscar una mujer

cuando hay molestias notorias,

siempre dejará respuestas

aunque sean aleatorias.

 

 

II

 

 

El caso de los golfistas

con su buena trayectoria

que se interrumpe de pronto

de manera transitoria,

sin tener explicación

y  solo requisitorias,

puede encontrar en las donas

réplicas obligatorias.

Recuerden a Tiger Woods

que no tuvo escapatoria

cuando su entonces señora,

de manera perentoria,

le echó de su casa un día

por causas vejigatorias.

 

 

III

 

 

No se olviden de McIlroy,

que fue echarse una novia,

Carolina, la tenista,

y sus continuas victorias

se acabaron de repente:

¿fue  solo una moratoria

o la culpa es de Wozniaki

y del amor que le agobia?

 

 

                         IV

 

 

En el caso más reciente

a Sergio García, la euforia

le ha venido de improviso.

Con su crisis amatoria

superada totalmente,

la llegada promisoria

de Katharina, la fuerte,

y no es cuestión ilusoria,

le ha traído el amor

y de paso otra victoria.

La mujer enamorada,

y ya es cosa laudatoria

le escolta en el recorrido

con una bolsa expiatoria,

por el tamaño y el peso

mayor que el de una tanobia.

Y si además del esfuerzo

está en línea divisoria

entre la amante y la caddie,

Sergio se vanagloria

de haber sabido elegir,

sin muchas jaculatorias,

la compañera alemana

mejor en su ejecutoria.

 

 

y V

 

 

¿Podrá el de Castellón

de forma definitoria

ganar su primer Grande

de manera meritoria?

Si el amor no lo consigue

no tendrá en su trayectoria

un torneo de los Grandes,

pero Sergio, en plena euforia,

puede dedicarle un Major

a su novia coadyutoria.

 

 

 

 

ESTRAMBOTE

 

 

Dice el refrán español:

no por mucho madrugar

amanece más temprano.

Si Sergio ha de ganar

algún Grande en este año,

no solo lo va a lograr

por estar enamorado.

También tendrá que luchar

contra sus propios fantasmas

aunque los pueda expulsar

la visión de Katharina,

amarrada con valor

a esa bolsa tremebunda

donde todo jugador

lleva guardada su casa,

igual que hace el caracol

o la propia Mary Poppins,

¡vaya ejemplo abrumador!

que, en su fantástico bolso,

tenía todo el Supercor.

 

 

* “Cherchez la femme” es una expresión francesa que significa literalmente «buscad  a la mujer.»  La primera vez que se usa la frase es en la novela “Los mohicanos de París, escrita por Alejandro Dumas (padre) en 1854 y exactamente dice:

“Cherchez la femme, pardieu! cherchez la femme”

[

 

 

La frase se repite varias veces en la novela. Dumas también utiliza la frase en su adaptación teatral de 1864:

“Il y a une femme dans toutes les affaires; aussitôt qu'on me fait un rapport, je dis: Cherchez la femme!”[]

O lo que es lo mismo:

“Hay una mujer en todos los casos, tan pronto como me traen un informe, digo: ¡Buscad a la mujer!”

La frase representa un cliché de la literatura “pulp” detectivesca: no importa cuál sea el problema, una mujer es, a menudo, la causa del mismo. La expresión ha llegado a usarse para referirse a explicaciones que automáticamente resultan tener una misma raíz común, sin importar las características específicas del problema. (Fuente: Diccionarios y Wikipedia).

No es posible comentar.