Torneos

Chema (-6), ni frío ni calor, en Boca Raton

 

 

 

 

Ver leaderboard del Allianz Championship

 

Chema Olazábal (-6), acabó el 41, en la mitad de la tabla, en el Allianz Championship, en Boca Raton, Florida, donde debutaba en el PGA Tour Champions. El Pisha (-10), vigésimotercero. Ganó Scott McCarron (-17) con un golpe de ventaja sobre Kenny Perry y el paraguayo Carlos Franco, en una pueba que finalizó el domingo 12, en The Old Course at Broken Sound (par 72), en Boca Raton (sin acento como lo escriben los norteamericanos), en Florida.

Los dos españoles que participan en este torneo, que repartía 1.750.000 $, de los cuales 262.500 & fueron para el vencedor, y que se disputa a tres jornadas, como casi todos los del PGA Tour Champions, acabaron lejos de la cabeza. Miguel Ángel Jiménez (68, 68 y 70, terminó (-10), a siete golpes del ganador, mientras Chema, nuevo en esta plaza, es decir, en este Circuito, firmó tres tarjetas de 71, 67 y 72 y con su acumulado de -6 terminó en el puesto 41, de 80 jugadores que iniciaron el torneo.

Colin Montgomerie y Fred Couples (-14) empataron en la sexta posición y John Daly se retiró.

UN COMIENZO ENGAÑOSO

Los comienzos de Chema -rookie a sus 51 años- no pudieron ser mejores, con tres birdies consecutivos en los hoyos 1, 2 y 3 y otros dos en el 7 y el 18 de la primera jornada, el viernes 10 de febrero; lástima que, entre medias, firmara bogeys en cuatro hoyos y no pudiera mantener el ritmo del comienzo. La segunda jornada, con cinco golpes bajo par, fue mucho mejor y le dejó en ese puesto 23, ya citado, de los 80 jugadores que iniaron el torneo que se disputa sin corte. Su tercera vuelta, al par 72 del campo, le colocaron en mitad de la tabla, en ese puesto 41 que compartió, entre otros, con el también capitán europeo de la Ryder, Paul McGinley, que cumplió los 50 años en diciembre pasado y que es rookie esta temporda, igual que el vasco.

Es raro ver a Bernhard Langer, que es el verdadero «coco» del PGA Tour Champions, en puestos tan bajos como el 37 (-7) que ocupó el alemán al finalizar la prueba, y eso gracias a que entregó una tarjeta de cinco golpes bajo par en la última jornada.

 

No es posible comentar.