Torneos

Dinamarca (-20) arrasa en la Copa del Mundo de Melbourne. España (-13), octava

 

 

Ver los equipos de la ISPS Handa WGC

Ver leaderboard del ISPS Handa World Cup of Golf

 

Rafa Cabrera y Jon Rahm (-13), acabaron octavos, el domingo 27, en la ISPS Handa World Cup of Golf, en Melbourne, a  siete golpes del equipo danés, formado por Soren Kjeldsen y Thorbjorn Olesen, que ganaron (72, 60, 70 y 66) de principio a fin y que lograron la primera victoria para su país, en una Copa del Mundo, de la que España tiene cuatro trofeos

Los daneses terminaron los foursome del sábado 26 con dos golpes bajo el par 72 del complicado Kingston Heath G.C. situado al sudoeste de Melbourne, y en el viento, que hizo estragos las dos primeras rondas, no fue tan difícil para los jugadores como en los días anteriores. Ya el domingo, en la última ronda de fourball, a Kjeldsen y Olesen les bastaron los seis golpes bajo par, para terminar con una ventaja incontestable de cuatro golpes sobre los tres equipos que terminaron(-16), empatados en la segunda posición: Francia, China y Estados Unidos.

Victor Dubuisson y Romain Langasque (70, 67, 72 y 63) lograron, con sus nueve golpes bajo par en los foursome del domingo 27, empatar en la segunda plaza con los chinos Wu Ashun y Li Haotong que han hecho un magnífico torneo (70, 65, 72 y 65), y los norteamericanos Rickie Fowler y Jimmy Walker (70, 67, 69 y 66), que fueron de menos a más y que se van con un honroso segundo puesto.

ESPAÑA EN OCTAVA POSICIÓN

Rafa Cabrera y Jon Rahm (69, 67, 73 y 66) que han jugado bien en condiciones ventosas, sobre todo en las dos primeras jornadas, y con temperatura más fría de lo normal para esta época del año en Australia, no supieron gestionar las dos rondas de foursome -jueves y sábado- y, en especial el 73 de la tercera jornada, les pasó factura al final. En los fourball del viernes y el domingo, los españoles jugaron mejor, pero su juego no llegó a colmar sus aspiraciones de acabar, al menos, entre los tres primeros. No está mal el octavo puesto de 28 equipos, pero se esperaba más de la pareja canario/vasca.

TODO COMENZÓ CON MUCHO VIENTO

En un día, el jueves 24, marcado por el fuerte viento que sopló en el Kingston Heath G.C. (par 72), situado al sudoeste de Melbourne, los españoles se compenetraron bien y en una ronda, jugada en el formato fousomes (golpes alternos) acabaron con tres golpes bajo el par del campo, y con un putt de cuatro metros, para birdie, del jugador canario, que entró con suspense incluido, después de quedarse la bola asomada al balcón del hoyo durante un segundo.

Cabrera y Rahm, la pareja española en el ISPS Handa World Cup of Golf, que 28 países han disputado (24 – 27) en Melbourne, Australia, jugaron la segunda ronda, el viernes 25, con la fórmula de fourball, mejor bola, y lo hicieron en el partido estelar, junto a los franceses Victor Dubuisson y Romain Langasque. Terminaron con cinco golpes bajo el par del campo, con seis birdies y el lunar de un bogey en el hoyo 3, par 4. En todo caso ahí estában muy bien colocados, hasta que su +1 de la tercera ronda acabara con sus aspiraciones al título que los daneses han logrado con brillantez.

LAS EXTRAÑAS PAREJAS

Los escoceses, que formaban una extraña pareja (ver más información en esta misma página), con Russell Knox, ganador en dos ocasiones en el PGA Tour y una en el Circuito Europeo, al que acompañaba su amigo de cuarto y estudios en la Universidad de Texas, Duncan Stewart, que este año ha conseguido la Tarjeta del Circuito Europeo a través del Challenge Tour, han firmado cuatro vueltas bien distintas (78, 65, 72 y 67). En su primer día de foursome, acabaron en último lugar, pero sus 7 golpes bajo par del segundo día, fourball, les hicieron ascender hasta el puesto 23, con un honroso -1, dígito que mantuvieron gracias a su tarjeta al par del sábado, con la que empataban en el puesto 20, con alemanes e indios. Los cinco golpes bajo par del domingo les llevaron finalmente (-6) a la posición decimonovena.

Otra pareja atípica es la formada por los hermanos Vegas, Jhonattan y Julio, que representan a Venezuela y que, a pesar de los malos resultados de Julio en el PGA Latinoamérica y la enorme diferencia de calidad con su hermano Jhonattan, ganador en dos ocasiones en el PGA Tour (ver más información en esta misma página). Al final (74, 68, 76) acabaron vigesimoséptimos (-3) y penúltimos. ¡Y es que al final, sale el handicap, incluso a los profesionales que no lo tienen!

El farolillo rojo fue para los filipinos Miguel Tabuena y Angelo Que (+3), vigesimoctavos.

 

UNA PAREJA ESPAÑOLA DE GARANTÍA

En cuanto a la pareja española, Cabrera es el número 30 del mundo y representa a España -tras la renuncia de Sergio García, que es decimoquinto- acompañado por Rahmbo, el joven vasco, que ha sido elegido por Cabrera, ya que el mejor clasificado por ranking tiene la opción de decidir quien es su compañero en el torneo.

Con los dos españoles están en esta prueba jugadores de tanto peso como Adam Scott, Hideki Matsuyama, Alex Noren y Rickie Fowler, pero esos cuatro son los únicos que figuran entre los 20 primeros del mundo, y solo 16, de los 56 participantes, se encuentran entre los cincuenta primeros del ranking mundial.

Y del top ten faltan ocho; el primero es Hideki Matsuyama, que es sexto, y el segundo Adam Scott, jugador local, que es séptimo del mundo.

De los 56 jugadores que juegan en Melbourne, 36 son miembros del Circuito Europeo; Adam Scott, uno de los favoritos defenderá el título que conquistó Australia en 2013, y tendrá como compañero para alcanzar su objetivo, a Mac Leishman.

Los Estados Unidos buscarán su victoria número 25 con Rickie Fowler y Jimmy Walker. Fowler, número 12 del mundo, ocupa un puesto que han rechazado sus compatriotas que están por delante en la clasificación mundial: Johnson, Spieth, Redd y Watson.

WILLET, LESIONADO Y WESTWOOD, «REPUDIADO»

El equipo inglés está formado por Chris Wood y Andy Sullivan y son cuartos (-7), empatados con los italianos Francesco Molinari y Matteo Manassero. En principio, la pareja inglesa iba a estar compuesta por Danny Willet, que había elegido a su amigo Lee Westwood; al renunciar Willet por unos problemas en la espalda que arrastra durante este fin de temporada y que puede haber sido una de las causas de sus malos resultados, Westwood se quedó fuera de la prueba, «repudiado» por Wood, que prefirió viajar a Melbourne con su amigo Sullivan.

Alex Noren, actualmente uno de los jugadores más populares del mundo, intentará ganar un tercer título de la Copa Mundial de Suecia en compañía de David Lingmerth, mientras que el emparejamiento de Thomas Pieters y Nicolas Colsaerts buscará una primera victoria para Bélgica.

El torneo, que reparte 8.000.000 $, inició su andadura en 1953 y la actual será la edición número 58, ya que no se ha celebrado durante todos los años. La última vez que se jugó fue en Royal Melbourne G.C. y la victoria correspondió a la pareja australiana, formada por Jason Day y Adam Scott.

El equipo de los EE.UU. tiene el récord del mayor número de victorias, con 24. Australia y Sudáfrica empatan por detrás, con cinco. España, en cuarto lugar, conquistó en cuatro ocasiones este trofeo: en dos años consecutivos, Severiano Ballesteros, acompañado en 1976 por Manuel Piñero y en el 77 por Antonio Garrido, fueron los vencedores; en 1982, España ganó con José María Cañizares y Manuel Piñero, y en el 84, Cañizares repitió con Pepín Rivero.

Canadá sigue a España con tres victorias; con dos están Inglaterra, Alemania, Irlanda, Japón, Suecia y Gales y cuatro naciones han triunfado una vez: Argentina,Taipei de China, Italia y Escocia.

UNA PRUEBA CLÁSICA

En esta ocasión la prueba se disputa en el Kingston Heath G.C. (par 72), situado al sudoeste de Melbourne y fundado en 1909, como par 82, en su día el más largo de Australia, aunque se trasladó a su ubicación actual en 1925, ya como par 72.

El torneo empezó siendo un Campeonato Internacional de Golf que se jugaba con la fórmula de Copa Canadá (suma de las dos bolas de cada pareja). En aquella ocasión hubo solo siete naciones en el tee de salida; 58 ediciones después, o 63 años más tarde, como se prefiera.

El torneo fue idea del estadounidense John Jay Hopkins, y en esta edición de 2016, se jugará a 72 hoyos, en cuatro jornadas y en el siguiente formato: cuyo nombre todavía está en el trofeo presentado al equipo ganador. El primer y tercer día de competición se jugará foursomes, con golpes alternativos, y el segundo y último día será en el formato fourballs (mejor bola).

 

 

No es posible comentar.