Torneos

Anderson Hed ganó (-16) el Open de Italia con Garrido como primer español (-11)

Mientras el sueco Frederik Andersson Hed (-16) mantenía su liderazgo, a pesar de jugar la ronda dominical con un golpe sobre el par 72 del Royal Park i Roveri, y consiguió el título en el BMW Italian Open que ha finalizado el 9 de mayo, en Turín, Miguel Ángel Jiménez que salía en el partido estelar, firmó un 76 que le relegó (-7) a la plaza decimotercera.

El sueco, que había firmado el sábado una tarjeta de 63 golpes, nueve menos del par del campo turinés, culminó con un 73 sus tres tarjetas anteriores de 70, 66 y 63 golpes y terminó con una ventaja de dos golpes sobre el inglés David Horsey (-14), y cuatro sobre el trío formado por Nicolas Colsaerts, Peter Gustafsson y Chris Wood (-12).  Nacho Garrido (-11) acabó sexto en solitario y Alejandro Cañizares ocupó la décima plaza (-9).

Edoardo Molinari fue decimosegundo (-8), mientras su hermano luchaba con los mejores en The Players, y el jovencito Matteo Mannasero, en su debut con 17 años, en el golf profesional.

Con Jiménez el 13, el resto de los españoles quedó así: el 22, José Manuel Lara (-6); el 32, Pablo Larrazábal (-4) y el 42, Carlos Rodiles (-1).

EL FOLLADOR NO ES TIGER WOODS

Aunque tenía muy claro que Tiger Woods estaba, como Francesco y Sergio, en el TPC de Sawgrass, jugando el Quinto Grande, cuando vi un cartel de publicidad junto a uno de los greenes del Royal Park i Roveri, que anunciaba “Follador” tal y como suena, sin ningún tipo de error en una letra, ni en la palabra entera, creí, aunque fuera solo por un momento, que Tiger había decidido venir a jugar a Europa.

Pero no era así. Miré el cartel con algo más de detenimiento, y vi junto a la citada y vulgar expresión, tan utilizada en el vocabulario popular español, la palabra wines, que como todo el mundo sabe es como dicen las gentes de habla inglesa a los vinos.
Es decir que el “Follador” al que se refiere el anuncio del campo italiano, no era Tiger Woods, ni algún otro de los muchos “tigretones” que hay por el mundo, sino a un vino espumoso, de color rojo, por más señas, que los hermanos Follador, Silvano y Alberta, que desde 1999, cuando heredaron la viña de su abuelo en Santa Sabina, elaboran en la región del Venetto. Se trata de un vino denominado Prosecco di Valdobbiadene y que han elegido los Follador, para anunciar su marca, que es su propio apellido, el Open de Italia que se disputa en Turín.
Y por volver a la noticia de este Open italiano, en el que se ponen en juego 1.300.000 €, a repartir entre los jugadores que pasen el corte,  el debut profesional del joven italiano Matteo Manassero, recuerden que, como ganador del Open amateur, participó en el pasado Open Británico del pasado año, como compañero de Tom Watson durante las dos primeras jornadas. Matteo, que terminó en la decimotercera posición en  el citado Open, se ha pasado al profesionalismo con 17 años y solo le supera Seve Ballesteros, que cuando jugó su primer torneo en el Circuito Europeo, tenía dos meses menos que el italiano.

(Foto: Archivo Wikimedia Commons)

No es posible comentar.