Torneos

Wiesberger (-16) ganó el Open de Italia. Arnáus y F. Castaño acabaron a 15 golpes del austríaco

Ver leaderboard del Open de Italia

Con 34 años recién cumplicos, Bernd Wiesberger logró su segunda estrella como vencedor de un torneo de las Rolex Series del European Tour, al proclamarse vencedor del Open de Italia.

En un torneo con menos emoción y público del que se merece una prueba de 7.000.000$, el austríaco, que cumplió 34 años el pasado 8 de octubre, superó por un golpe al inglés Mattehew Fitzpatrick.

EL PANAL DE RICA MIEL…

A este panal de rica miel, con casi seis veces más de dinero en premios que el Open de España que solo ofrecía 1.500.000€, acudieron algunos -no todos- de los mejores jugadores europeos, aunque no «corran» habitualmente en la «Carrera hacia Dubai». En Italia estaban los mejores italianos, como es lógico, con Francesco Molinari a la cabeza que, desgraciadamente se quedó fuera del corte y no tuvo ni siquiera la cortesía de saludar a los aficionados que le aplaudieron en el hoyo 18, a pesar de su +5 final.

Esos 7.000.000$ en premios, comparados con el 1.500.000€ del Open de España, no les han servido a los italianos para tener en un partido estelar del domigo, a jugadores de la categoría de Jon Rahm, Rafa Cabrera y la revelación de un español desconocido como Samuel del Val; ni para presenciar la reacción de un Sergio García que, a pesar de salir en la cuarta jornada sin ninguna posibilidad de victoria, no se dejó ir y acabó en la séptima posición.

LOS ESPAÑOLES NO ESTUVIERON A SU ALTURA

Lástima que en este Open de Italia, finalizado el 13 de octubre, en el Olgiata G. C. (par 71) de Roma, los cuatro españoles que pasaron el corte, de los ocho que iniciaron la prueba, no hayan podido estar a su altura y terminaran muy muy lejos de la cabeza.

Está claro que el Olgiata G.C. es un recorrido más complicado que el del Club de Campo Villa de Madrid, pero eso es igual para todos. Por ejemplo, uno de los favoritos, Justin Rose, acabó (-7) en la decimoquinta posición y nunca tuvo posibilidades de victoria.

Los dos mejores hispanos acabaron (-1) empatados en el puesto 48: Adri Arnáus (68, 70, 73 y 72) y Gonzalo Fernández Castaño (72, 69, 70 y 72) se dejaron muchos pelos en la gatera: más el madrileño que el catalán ya que, si Arnáus sigue entre los 50 mejores de la Carrera hacia Dubai, ha dejado de estar entre los 30 primeros- es el 32, con lo que se ve privado de acudir al Campeonato del Mundo de Shangai, a finales del mes de octubre, dotado con 10.250.000$.

El barcelonés, que en sus últimos seis torneos -sin incluir el Open de España- había sido protagonista de lo que yo denomino como «Efecto Margarita» (ver más información en esta página web), en esta ocasión no ha repetido la secuencia del «uno si, uno no», o dicho en roman paladino, «después del birdie, mierdi», que es común a muchos aficionados, pero no tan normal en los profesionales. Pasó el corte, sí, pero su final no ha sido el esperado por los aficionados.

En cuanto a Fernández Castaño, este puesto 48 que le reporta algo más de 27.000€ le puede suponer un alivio en la economía de la temporada, pero le deja en el puesto 125 del ranking europeo, muy lejos de la Tarjeta para la próxima temporada.

Los otros dos españoles que pasaron el corte, establecido el viernes 11, al par, acabaron todavía en peores posiciones: Adrián Otaegui acabó (+2) en el puesto 60 y Nacho Elvira(+3) en el 64.

CUATRO ESPAÑOLES FUERA DEL CORTE

Los cuatro hispanos restantes no pudieron ganarle al complicado y bello -pero peor presentado que el Club de Campo Villa de Madrid- recorrido del Olgiata G. C. (para 71). Álvaro Quirós y Pablo Larrazábal (+1) se quedaron fuera por los pelos, igual que Padraig Harrinton; Jorge Campillo, que sigue sin reaccionar y terminó (+7) en el puesto 116, conserva su magnífica posición en la Carrera hacia Dubai, donde es decimotercero, pero se ha despedido del top ten que ocupó durante muchas semanas y no parece estar en condiciones de recuperarlo.

Por último, Chema Olazábal que, una vez más, se había quedado, antes de tiempo, sin opciones de pasar al fin de semana, acabó (+19) empatado en el puesto 134, ayudando al finlandés Kim Koivu, a llevar el farolillo rojo. que le relega al puesto 135, con solo dos hombres por detrás, después de la retirada, por lesión, del sudafricano Bezuidenhout.

No está el vasco en condiciones de competir en el European Tour, aunque se empeñe, y su lugar está en el PGA Tour Champions, donde todavía puede hacer buenos resultados. Es una lástima, pero los años y las lesiones no perdonan.

En la última ronda del Open italiano, sin su máxima figura, Francesco Molinari, ganador de un Masters, y sin Shane Lowry, entre otros, solo el nombre de Justin Rose aparecía en liza, aunque sin ninguna posibilidad de victoria, como queda dicho anteriormente.

El dinero no lo es todo en la vida, ni siquiera en el mundo profesional del golf. ¡DIGO!

No es posible comentar.