Torneos

A Tiger, que terminó a diez golpes de Bryce Molder, le tiran un perrito caliente cuando iba a patear en el Frys.com Open

 

Tiger Woods no jugó bien en su reaparición en el Frys.com Open que finalizó el domingo 9 de octubre en San Martin, California. Prueba de ello es que terminó en el  puesto 30  (-7), a diez golpes de los líderes empatados, Bryce Molder y Briny Baird, que tuvieron que jugar seis hoyos de play off hasta que Molder hizo un birdie en el hoyo 18 y ganó los 900.000 $ del premio y el trofeo de este segundo torneo de las “Fall Series” norteamericanas, que se ha disputado en el  CordeValle Golf Club, en San Martin, California. 
Y aunque Tiger sigue sin dar señales de regreso triunfal, sus tres últimas tarjetas dicen mucho de la regularidad de su juego: 73, 68, 68 y 68. Pero, igual que en el teatro les tiran tomates a los malos actores y a algunos políticos los atacan con huevos a la salida de un mitin, a Tiger Woods un aficionado le tiró un hot dog, sí, un perrito caliente, como están leyendo, cuando estaba pateando en el hoyo 7.
“Estaba a punto de patear, dijo Tiger, cuando oí un griterío a mi alrededor y vi a un hombre corriendo hacia el greeen y un hot dog volando a una cierta distancia, sin posibilidad alguna de alcanzarme”.
La seguridad del campo se abalanzó sobre el airado “fan” que se tiró al suelo y puso las manos detrás de la cabeza y se entregó sin ninguna oposición. El sheriff de Santa Clara, lugar al que fue llevado el “agresor” de 31 años, aseguró que el hombre no estaba bebido y no opuso resistencia alguna; es más se disculpó al llegar a la comisaría, donde quedó detenido por un delito menor, por “peturbar la paz”.
El incidente no pasó a mayores y el propio Tiger no le dio importancia alguna, aunque “la broma” le costó dos putts.
Woods aseguró que “nunca me sentí amenazado por el hombre que tiró el hot dog, que debía estar a unos 15 metros de distancia y no llegó a acercarse a él. "Estaba bastante lejos de mí, y cuando comenzó el alboroto pude escuchar a los servicios de seguridad detrás de mí. Yo seguía colocado con el putt y dispuesto a jugar y cuando miré hacia arriba el perro caliente ya estaba en el aire."
UN GANADOR POCO CONOCIDO
Tanto el ganador del torneo, Bryce Molder, como el segundo, Briny Baird, ya son jugadores veteranos en el PGA Tour, a pesar de que no conocen la victoria, al menos desde 2007. Molder, de 32 años, se impuso a Baird, de 39, y al rookie Bud Cauley, que terminó (-15), a dos golpes de los líderes que tuvieron que solventar la victoria en play off, como queda dicho al comienzo de la crónica.
  
UN TORNEO CON CINCO GANADORES DE GRANDES
Del jueves 6 al domingo 9 de octubre se celebró este torneo que ha supuesto el regreso de Tiger Woods a la competición, después de siete semanas, y en el que el ex número 1 se ha instalado en la mediocridad, algo a lo que no estábamos acostumbrados hace dos años, pero que ahora parece la normalidad del que fuera gran jugador y del que se espera vuelva a serlo. 
Después de sus 73 golpes (+2) de la primera ronda, Tiger firmó un 68 (-3) el viernes, otro 68 el sábado y un 68 más el domingo, lo que habla a las claras de la consistencia del swing de Tiger y de su regularidad, que hace presagiar lo mejor para el futuro del ex número 1
 A Tiger, por lo que parece hasta ahora, no le han hecho el elfecto deseado ni su nuevo swing, ni su nuevo caddie, Joe Cava. 
EL TORNEO DE LOS REAPARECIDOS
Este Frys.com Open parece ser el torneo de los reaparecidos. Tanto Tiger como Paul Casey, que llegó a ser líder, pero que su 71 del domingo le hizo descender hasta el puesto séptimo (-11),  llevaban siete semanas sin competir, Tiger debido a sus múltiples problemas y Casey por una lesión.  
Dotado con 5.000.000 $, de los que el ganador se llevó 900.000 $, el Frys.com Open es uno de esos torneos “menores” que se disputan en los Estados Unidos durante los meses de otoño, encuadrados en lo que llaman “Fall series”, que traducido pueden ser las "Series de Otoño", sobre todo por aquello de la caída y no de la hoja precisamente.  Tras la victoria de Kevin Na en el Justin Timberlake Shriners Hospital for Children Open, celebrado en Las Vegas, Nevada, el primer fin de semana de octubre, en el Frys.com Open participaron, nada más y nada menos que cuatro ganadores de Grandes, además de Tiger, claro: Ernie Els que terminó cuarto (-14), Trevor Immelman, el 21 (-9), Angel Cabrera , el 50 (-4), y Louis Oosthuizen,  el 60 (-2).
Tras ser elegido, por parte del capitán, Fred Couples, como uno de los invitados, junto a Bill Haas, el ganador del Tour Championship, para disputar la Presidents Cup, del 17 al 20 de noviembre en Melbourne, Tiger ha decidido iniciar su puesta a punto en este torneo que se celebra, como queda apunbtado, en San Martin, California.
EL REGRESO ESPERADO
Al parecer, mes y medio después ya recuperado de todas sus dolencias, con swing y caddie nuevos, Tiger ha vuelto con toda la ilusión y con ganas de recuperar su puesto de privilegio en el ranking mundial. Para empezar, cuenta con el apoyo de un nuevo caddie, Joe La Cava, al que conoce desde su época de amateur y que fue durante mucho tiempo compañero de Fred Couples, precisamente el capitán del equipo norteamericano para la próxima Presidents Cup. Ahora La Cava era el caddie de Dustin Johnson. Tiger rompió con Steve Williams -“de mala manera, según el neozelandés, porque me despidió por teléfono, después de haberle ayudado a ganar 13 de los 14 Grandes que tiene- y La Cava ha debutado en California.  Aunque el comienzo no ha sido muy afortunado, todavía queda mucho torneo por delante.
No es posible comentar.