Viajes

Cork, la ciudad rebelde de Irlanda

 

 

(En la imagen, la catedral de San Finbar, en Cork, perteneciente a la Iglesia Irlandesa. Foto: Wikimedia Commons).

 

Cork es una ciudad en la República de Irlanda, capital del condado homónimo, en la provincia de Munster. Con una población aproximada de 125.000 habitantes, es la segunda ciudad más poblada del país, detrás de Dublín, y la tercera de la isla.

Cork está construida sobre el río Lee, que por un corto tramo se divide en dos canales, formando una isla en la que se levanta el centro de la ciudad. El puerto de Cork es el segundo puerto más importante del país y uno de los puertos naturales más grandes del mundo.

Cork creció alrededor del monasterio fundado por San Finbar en el siglo VI. Las invasiones vikingas, que habían comenzado en el siglo VIII, se intensificaron a principios del siglo IX. En los Anales de los cuatro maestros se menciona la existencia de un establecimiento vikingo permanente hacia 846.En el siglo XII, invasores anglonormandos tomaron la ciudad. La carta de la ciudad fue concedida por el príncipe Juan durante su primera visita a Irlanda en 1185. La construcción de la muralla, cuyas ruinas permanecen, comenzó en el siglo XIII.

A lo largo de los siglos, gran parte de la ciudad tuvo que ser reconstruida a causa de repetidos incendios.

Edad Media

El gobierno municipal de Cork en la Edad Media, estaba manejado por cerca de 12 o 15 familias de comerciantes que habían hecho su fortuna gracias al comercio con Europa continental, en especial exportando lana y pieles e importando vino, hierro y sal. De estas familias, solamente los Ronayne y los O’Spaelain eran de origen irlandés gaélico.

El título del alcalde de Cork (Mayor of Cork) aparece mencionado por primera vez en una carta real de 1318. Fue cambiado al de Lord Mayor en 1900.

La población era de aproximadamente 2100 habitantes, pero sufrió una severa disminución en 1349, cuando casi la mitad de los ciudadanos murió durante la epidemia de peste negra.

En 1491, la ciudad participó en la Guerra de las Rosas cuando Perkin Warbeck –que decía ser Ricardo de Shrewsbury, segundo hijo varón de Eduardo IV– llegó en busca de aliados para derrocar a Enrique VII.El alcalde y otros ciudadanos importantes lo acompañaron a Inglaterra, pero fueron capturados y ejecutados después de que la rebelión fracasara. Por el apoyo de muchos de sus habitantes a los miembros de la Casa de York durante la guerra, Cork fue apodada «la ciudad rebelde» (the rebel city).

Una descripción escrita en 1577 define a Cork como «la cuarta ciudad de Irlanda… donde tienden a vigilar las puertas a cada hora… no confían en el país que colinda y se casan solamente entre ellos, para que la ciudad toda quede unida en afinidad».

Clima

Cork tiene un clima templado y cambiante, con abundante lluvia y sin temperaturas extremas. Las temperaturas por debajo de 0 °C o arriba de 25 °C son raras. La precipitación anual media –la mayoría en forma de lluvia– es 1227,9 mm. Hay, en promedio, siete días de granizo y once de nieve o aguanieve por año, pero la nieve no suele acumularse más de dos días.

Lugares de interés

Muchos edificios son de estilo georgiano, aunque hay también notables ejemplos de arquitectura moderna. La calle principal, St Patrick’s Street, fue remodelada en 2004. A lo largo de su recorrido, que es peatonal en varios tramos, se encuentran destacados edificios. La adyacente Grand Parade es una avenida arbolada, con oficinas, negocios e instituciones financieras. En el antiguo centro financiero, South Mall, hay varios bancos cuyo interior es del siglo XIX como, por ejemplo, la sede del Allied Irish Bank, que antiguamente fue una casa de cambio. La moderna torre County Hall, propiedad del gobierno local, fue el rascacielos más alto de la isla desde 1968 hasta 2008, cuando se construyó The Elysian, también en Cork. Del otro lado del río se halla Our Lady’s Psychiatric Hospital (Hospital Psiquiátrico de Nuestra Señora), el edificio más largo de Irlanda. Fue construido en la época victoriana, y ha sido renovado y convertido en un complejo residencial.

Hay dos catedrales en la ciudad: la Catedral de Santa María y Santa Ana (Cathedral of Saint Mary and Saint Anne, conocida también como St Mary’s Cathedral y North Cathedral), católica romana, y la Catedral de San Finbar (St Finbarre’s Cathedral), perteneciente a la Iglesia de Irlanda.

La Iglesia de Santa Ana (Church of St Anne), en el distrito de Shandon, es el edificio más famoso de Cork. Las caras norte y este de su torre están recubiertas con arenisca roja, las este y sur, con la piedra caliza blanca que predomina en la región. El reloj de la torre es conocido como «el Mentiroso de las Cuatro Caras» (the Four-faced Liar) porque desde la base del edificio cada reloj parece mostrar una hora diferente. Shandon está abierta al público, que puede tocar las campanas.

El Ayuntamiento, otro edificio de piedra caliza, sustituye el antiguo, que fue destruido por los Black and Tans el 11 de diciembre de 1920 durante la Guerra de Independencia en el hecho llamado «la Quema de Cork». Como gesto de reconciliación, el gobierno británico asumió los costos de construcción del nuevo edificio en la década de 1930.

El Mercado Inglés, accesible desde las calles Grand Parade, St Patrick’s, Oliver Plunkett Street y Princes, es un mercado cubierto donde se vende toda clase de alimentos. Aunque sus orígenes se remontan a 1610, el edificio actual data de 1788.

Dos espacios verdes importantes son el Parque Fitzgerald, al oeste de la ciudad, y los jardines de la Universidad, surcados por el río Lee.

En las afueras de la ciudad también hay atractivos turísticos. Uno de ellos es Blarney Castle, famoso por su piedra. Según una leyenda, la piedra concede el don de la elocuencia a quien la besa. A 2 km del centro se encuentra Blackrock Castle, un castillo del siglo XVI reconstruido en 1829 en el que funciona un observatorio.

Cultura

Cork tiene una intensa vida cultural. La ciudad es sede de numerosos institutos de arte, como la Cork School of Music y Crawford College of Art and Design. En el edificio Firkin Crane funciona el Institute for Choreography and Dance, donde se dan clases y obras de danza contemporánea. Hay compañías de ballet, como Cork City Ballet, y de teatro independiente. De estas últimas, la más conocida es Corcadorca Theatre Company, en la que participó Cillian Murphy. Dos de los teatros son el Everyman Palace Theatre –el más viejo de la ciudad, en la calle MacCurtain– y el Granary Theatre, especializado en obras contemporáneas. En la Cork Opera House se presentan obras musicales y también teatrales. Desde 2008, en la antigua Christ Church funciona el centro cultural municipal Triskel Arts Centre. Entre las galerías de arte se encuentran la Crawford Municipal Art Gallery y la Lewis Glucksman Gallery, inaugurada en 2004 y nominada al premio Stirling en 2005. Todos los años se realizan el Cork Film Festival y el Cork Jazz Festival.

Inmigrantes de todo el mundo, especialmente de Polonia, Lituania, Letonia y, en menor medida, de países africanos y asiáticos, han contribuido a la diversidad cultural de Cork, que se refleja en el reciente crecimiento de restaurantes y tiendas multiculturales. A finales del siglo XIX hubo una significativa inmigración de judíos procedentes de Lituania y Rusia. Muchos ciudadanos judíos, como Gerald Goldberg (varias veces Lord Mayor), David Marcus (escritor) y Louis Marcus (realizador de documentales), tuvieron un papel importante en la Cork del siglo XX. Sin embargo, aunque aún existen el barrio judío y la sinagoga, la comunidad judía es actualmente casi inexistente.

Cork fue Capital Europea de la Cultura en 2005. Uno de los proyectos más importantes desarrollados ese año fue el Cork Caucus, en el que un grupo de entre sesenta y ochenta artistas, escritores y filósofos reflexionaron sobre temas artísticos, políticos y culturales.

Hay rivalidad entre Cork y Dublín. Los habitantes se ven a sí mismos como diferentes al resto de Irlanda. Humorísticamente, se autodenominan «los rebeldes» (the rebels), llaman al condado «el condado rebelde» o «República Popular de Cork» (the Rebel County, The People’s Republic of Cork) y a la ciudad, «la verdadera capital» (the Real Capital). Llevan camisetas y otras prendas con la frase «República popular de Cork» impresa en varios idiomas como inglés, irlandés, polaco e italiano. La bandera bicolor de Cork, junto con la bandera irlandesa o sola, ondea en edificios privados y públicos, incluido el Palacio de Justicia, la estación de autobús y la estación de tren.

Tradiciones y Gastronomía

La ciudad tiene una gran cantidad de tradiciones gastronómicas, algunas compartidas con otras zonas de Irlanda, y otras específicamente locales. Las comidas más famosas de Cork son los crubeens (patas de cerdo hervidas) y drisheen (una especie de morcilla), que por lo general se sirve con tripas.

Otras tradiciones incluyen la celebración (actualmente suspendida) que marca el regreso de la carne a la mesa al final de la Cuaresma. Festejado a principios del siglo XIX, y denominado «whipping the herring» (azotando al arenque), este rito consistía en un paseo por las calles hasta el río Lee de un carnicero local que azotaba un arenque con un látigo, seguido por los ciudadanos. Una vez que llegaba al río tiraba el arenque al agua, tomaba una pata de cordero adornada con cintas y volvía a su negocio, donde distribuía trozos de carne a los espectadores. (Fuente: Wikipedia y otras).

No es posible comentar.