Torneos

Adam Scott (-11), ganó The Génesis, en California. Tiger Woods (+11), ¡¡¡¡ULTIMO!!!

Ver leaderboard del Genesis Invitational

Adam Scott (-11) se volvió a encontrar con el triunfo en The Genesis Invitational, en el Riviera C.C. en de California. Lástima que una victoria que le vuelve a poner en primera fila de la actualidad del golf mundial y que le ha supuesto unas ganancias de 1.674.000$ de los 9.300.000$ que se repartían en premios, se haya visto empañada por la mala noticia del +11 de Tiger Woods que le llevaron hasta el puesto 68 y último de la clasificación. Woods, muy lejos de su mejor forma, terminó con el dudoso regalo del farolillo rojo, tras firmar cuatro tarjetas de 69, 73, 76 y 77. Todo un despropósito que confirma el hecho de que Tiger no haya sido capaz de encontrarle el punto a este Riviera C.C.

El caso es que Adam Scott logró una nueva victoria, con dos golpes de ventaja sobre Sun Kang, Scott Brown y Matt Kuchar, que fue líder durante las tres primeras jornadas y terminó, como tantas veces, sin rematar al final.

EL TRIO ESPAÑOL

Rafa Cabrera Bello, que ha iniciado el año con muchas dudas, se las vió con dos norteamericanos, Scot Brown y Jason Kokrak, durante las dos primeras rondas. Al canario no le ha ido mal en esta prueba (70, 68, 69 y 72) y acabó (-5) en el puesto 17, empatado, en un grupo de seis jugadores, entre ellos otro español, Jon Rahm.

Rahm jugó las dos primeras rondas en el Riviera C.C. con J.B. Holmes, que defendía un título que le proporcionó 1.332.000$ el pasado año, y Justin Rose. El vasco (70, 68, 69 y 72) mejoró en la segunda ronda y su acumulado de -5 le dejó decimoséptimo, como queda dicho, junto a Rafa Cabrera. Lo raro de este puesto, con ser un buen Top 20, es que Rahm nos tiene acostumbrados a no bajar del Top Ten y cuando no lo consigue nos parece que ha jugado mal. Y nada más lejos de una realidad que tiene al español en el tercer puesto del ranking mundial.

Sergio García, que tenía como compañeros en las dos primeras rondas, a los norteamericanos Kevin Tway y J.T. Poston, firmó dos vueltas de 70 golpes cada una, con una buena regularidad, aunque por debajo del nivel que se espera del castellonense. Durante el fin de semana, otras dos tarjetas de 71 y 72 golpes, le hicieron descender (-1) hasta el puesto 17.

En cuanto a algunos de los favoritos, Rory McIlroy, que conserva el liderazgo mundial, acabó (-8), quinto; Dustin Johnson (-4) fue séptimo y Brooks Koepka, número 2 mundial, que sigue recuperándose de su lesión de rodilla, al par, el 43.

Jordan Spieth (72, 70, 70 y 76) que parecía ir al tran tran en las tres primeras jornadas, se descolgó en la cuarta, como Tiger, y sus cinco golpes bajo el par 71 del Riviera C.C. le dejaron (+4) en el puesto 59.



UN CORTE DOLOROSO

Fuera del corte, establecido en +1 y que superaron 68 jugadores, quedaron apellidos tan importantes como el de Mickelson, que venía jugando bien pero que con +4 acumulado, se perdió el fin de semana en su propia tierra.

Tampoco pasaron al sábado Justin Thomas y Bubba Watson, entre otros importantes jugadores.

PONERLE PUERTAS… A LA TECNOLOGÍA

Ahora que se habla de ponerle puertas… a la tecnología, ya que al campo es imposible colocárselas, y viendo resultados como estos de Tiger Woods, aunque sean excepcionales, hablar de que los campos se han quedado cortos para los profesionales es, cuando menos una temeridad. Se quieren poner puertas a la tecnología para que los jugadores no le peguen tan fuerte a la bola. Es una estupidez, ya que por esa regla de tres, podrían prohibir a los profesionales ir al gimnasio y no dejar jugar a todos aquellos que no lleguen a los cien kilos de peso.

Los campos, por muy cortos que sean, se pueden dificultar de muchas maneras distintas: con árboles, con agua, complicando el rough, estrechando las calles, poniendo greenes duros y rápidos… No sé de quien es la idea de poner en el punto de mira negativo a las empresas que fabrican el material para el golf, bolas incluidas, pero pensar en volver a las maderas de hickory, más o menos, no deja de ser una memez.

¿Han pensado los responsables de los circuitos profesionales que los amateurs también juegan y son muchos más que los pros? Hasta ahora, las nuevas tecnologías ayudan a los aficionados a mejorar su handicap. ¿Quién piensa en ellos? ¿Van a fabricar palos para amateurs y palos especiales, peores de calidad y con peor tecnología para los profesionales?

LA PREMIER GOLF LIGUE

Mientras «tiemblan» los responsables del PGA Tour Americano por la decisión que pueda tomar Tiger Woods, acerca de ese nuevo y multimillonario Circuito de Golf, en California, el farolillo rojo del que fuera número 1 del mundo durante tanto tiempo, deberá volver a su mejor forma para que esa «grandiosa» idea siga adelante, ya que no es lo mismo contar con un Tiger ganador para que la lidere, que con un Tiger que termina (+11) en último lugar de un torneo tan prestigioso como este The Genesis.

No es posible comentar.