Torneos

Tiger (-19) ganó en Japón e igualó las 82 victorias de Sam Snead en el PGA Tour

Ver leaderboard The Zozo Championship

La segunda cita del PGA Tour norteamericano en Asia fue en Japón, donde finalizó el lunes 28 de octubre, después de varias suspensiones del torneo por la lluvia, The Zozo Championship, una prueba dotada con 9.750.000$, que tuvo como escenario el Accordia Golf Narashino Country Club. (par 70) en la localidad de Chiba, en el centro de la isla, al sudeste de la capital y al borde de la bahía de Tokio.

Tiger Woods, estrella de la prueba desde el primer día, venció (-19) con tres golpes de ventaja sobre el japonés Hideki Matsuyama, que le plantó cara hasta el final y seis sobre Rory McIlroy y el coreano Sungjae Im. Woods terminó la prueba (64, 64, 66 y 67) con un birdie de cuatro metros de distancia en el par 5 del hoyo 18, con lo que igualó el récord de 82 títulos en el PGA Tour, que estaba en poder de su compatriota Sam Snead, desde 1965.

A sus 43 años Tiger es ahora el número 10 del ranking mundial y se prepara para ser el capitán de la Presidents Cup -y quizás también jugador- que se disputa del 12 al 15 de diciembre en Melbourne, entre los equipos de Norteamérica y Resto del Mundo, a excepción de Europa.

«SIENTO QUE PUEDO SEGUIR JUGANDO AL GOLF»

Tiger, que juega su vigésimo tercera temporada como profesional, fue sometido hace apenas dos meses, a sii quinta operación en la rodilla izquierda. Al finalizar el torneo de Japón hizo las siguientes declaraciones:


 «Si me hubiesen preguntado algunos años atrás, había dado una respuesta diferente, pero claro que ahora el futuro asoma mucho mejor. El cuerpo no puede hacer lo mismo que antes pero aún me veo en un campo de golf».

Tiger ganó el pasado Masters de Augusta, su primer «Major» en once años y está solo a tres del récord de Jack Nicklaus que ganó 18 Grandes.

Además de sus cinco operaciones de rodilla, tiene también cuatro de espalda y una operación en la vista, a primeros del presente siglo, que le permitió mejorar su visión de las caídas en el green… si es que no era lo suficientemente buena.

Respecto a las 82 victorias del PGA que le igualan a Sam Snead, Woods aclaró: «Snead tenía 52 años cuando ganó su último torneo de la PGA, seis más joven que Nicklaus. Si yo puedo seguir jugando hasta los 52, espero poder superar el record de Snead e igualar el de Nicklaus.

Woods expresó su deseo de volver a Japón para competir en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020: «Algunos amigos ya jugaron las Olimpíadas antes y me dijeron que es una experiencia única», destacó. Tendré 44 años y no sé si habrá más ocasiones después de ésta».

LA LLUVIA, PROTAGONISTA DEL TORNEO

El torneo, en el que participaban 78 jugadores, sin corte, fue suspendido varias veces por la lluvia y no pudo terminarse el domingo 27, con buena parte de los jugadores sin finalizar su cuarto recorrido. En la jornada el lunes, Tiger, al que le faltaban 7 hoyos para terminar su recorrido, tenía tres golpes de ventaja sobre Hideki Matsuyama, que son los mismos con los que venció al final.

Con Tiger está la plana mayor de los jugadores del Circuito americano, a excepción de Brooks Koepka, que se retiró la pasada semana en Corea, con una lesión de rodilla. Entre los 78 participantes, en una prueba sin corte, figura, como es lógico, Justin Thomas, flamante ganador la pasada semana en Corea, pero que, en esta ocasión no pudo pasar (-7) del puesto decimoséptimo.

La presencia española en Japón, como en Corea, donde los resultados no fueron tan buenos como se esperaban los aficionados, tenía a Sergio García y Rafa Cabrera Bello, como protagonistas, ya que Jon Rahm sigue con sus seis semanas de vacaciones y sus preparativos de boda.

Los dos pudieron terminar sus cuatro rondas el domingo, aunque sin mucha brillantez, quizás por las varias suspensiones debido a la mala climatología. Rafa (-4) acabó el 30 y Sergio (-3) terminó el 33. Los dos intentaban mejorar sus actuaciones de la primera cita del PGA Tour en Asia, que concluirá la semana próxima con una prueba del Campeonato del Mundo, en China.

No es posible comentar.