Torneos

Carlota Ciganda (-8), ganó el Mediterranean Ladies Open, en Sitges

Ver leaderboard del Mediterranean Ladies Open

Carlota Ciganda ha completado su particular círculo victorioso en el Mediterranean Ladies Open celebrado con enorme éxito en el Club de Golf Terramar, en Sitges, completando la única carencia que le quedaba en nuestro país: ganar un torneo del Ladies European Tour.

Campeona de España Benjamín en 2000, con apenas 10 años, la golfista navarra se impuso con posterioridad en todas las categorías, desde Infantil a Absoluta, incluyendo además el titulo de campeona de España Profesional en 2012.

Siete años después, tras varias tentativas en las que a punto estuvo de solventar previamente este déficit LET –sin ir más lejos en la edición 2017 de este Mediterranean Ladies Open que a punto estuvo de ganar–, Carlota Ciganda sonríe con rotundidad tras adornar su currículo con una serie de gestas deportivas que nadie ha conseguido en nuestro país.

Con dos Solheim Cup y ahora cuatro victorias en el Ladies European Tour en su haber, la golfista navarra era la primera en ser consciente de que tenía ante sí, dos golpes por detrás de la alemana Laura Fuenfstueck al comienzo del último día, una oportunidad de oro para ampliar su currículo de hazañas. De hecho, la germana, un ejemplo de solidez durante tres jornadas, se deshizo como un azucarillo en cuanto vio pisar el tee de salida a Carlota Ciganda acompañada por su fiel y amplia legión de seguidores, que celebraban con pasión cada uno de sus golpes.

Laura Fuenfstueck, un manojo de nervios palmario, envío la bola fuera de límites en su primer golpe y, en el hoyo 2, encadenó tres golpes tremendamente defectuosos generando en ambos casos la misma condena: sendos dobles bogeys.

Carlota Ciganda, casi sin haber calentado, pasó a dominar la clasificación con cierta holgura, dos golpes de ventaja que incluso se fueron ampliando aún más conforme se sucedían los hoyos, la navarra afinaba su putt –buenos birdies en los hoyos 6 y 7– y sus rivales de partido se enmarañaban en muchos de los puntos más complicados del bello recorrido de Sitges.

No obstante, no eran Laura Fuenfstueck y la finlandesa Sanna Nuutinen quienes constituían el verdadero peligro, que llegó de forma silenciosa pero no por ello inesperada de otra jugadora alemana, Esther Henseleit, avalada por su recién estrenado número 1 en el Ranking del Ladies European Tour, que tomó el relevo de su compatriota en el papel de rival de verdadero peligro para la golfista española.

Bien posicionada pero agazapada a lo largo de la mitad de la jornada, cuando dos bogeys consecutivos parecían descartarla igualmente de la lucha por el título, Esther Henseleit dio un paso al frente con enorme energía, presentando con enorme seriedad su candidatura a la victoria final gracias a cinco birdies en siete hoyos, del 7 al 13, que ubicaron a la golfista teutona en el foco de todas las miradas.

La emoción y la incertidumbre se instalaron con fuerza sobre las calles de Golf Terramar, toda vez que la férrea serenidad de Carlota Ciganda se contagió de algunos atisbos dubitativos –bogeys en los hoyos 11 y 13 minimizados por un oportunísimo birdie en el 12– que estrechaban la diferencia a apenas un golpe.

Con esa mínima renta afrontó Carlota Ciganda sus cinco últimos hoyos de infarto, donde las referencias de lo acontecido en el partido anterior, donde jugaba Esther Henseleit, eran continuos. Ninguna de ellas, sin embargo, fue capaz de mover su casillero ni a favor ni en contra, con la tensión a flor de piel, sendos cinco pares consecutivos que generaron, una vez que Carlota Ciganda rubricó su último hoyo, una electrizante corriente de admiración generalizada. Y es que la navarra ya puede decir que ha completado su círculo victorioso en el Estrella Damm Mediterranean Ladies Open.

Carlota Ciganda, un icono del golf femenino español

Campeona de España de todo, desde categoría benjamín a profesional, una extenuante colección de éxitos sin paragón en la historia del golf español que convierten el palmarés de Carlota Ciganda en algo único en el ámbito de este deporte.

Su espectacular trayectoria comenzó hace casi dos décadas cuando una jovencísima niña de 10 años se imponía en el Campeonato de España Benjamín celebrado en aquel entonces en el mallorquín campo de Santa Ponsa.

En ese momento, en el año 2000, ya imponía su ley con mano de hierro –¡¡sólo 2 sobre par del campo y, atención, 24 golpes de ventaja sobre la segunda clasificada, Patricia Mestre!!–, una actuación gloriosa que convirtió entonces lapalabra competencia en una quimera por obra y gracia de un golf que ha ganado en consistencia, solidez e incluso espectacularidad con el transcurso de los años.

Posteriormente llegaron los Campeonatos de España Alevín (2001 y 2002), Infantil (2003 y 2004), Cadete (2003, 2004 y 2006), Sub 18 (2006, 2007 y 2008), Junior (2006, 2007 y 2008), Absoluto (2006, 2007 y 2008) y Profesional (2012), una trayectoria abrumadora en nuestro país salpicada, por supuesto, con triunfos internacionales amateurs y profesionales del máximo prestigio que han convertido a Carlota Ciganda en un icono dentro del golf femenino español.

Carlota Ciganda: “Estoy muy contenta, lo vamos a celebrar a lo grande”

Carlota Ciganda era la viva imagen de la satisfacción una vez entregada la tarjeta certificaba su triunfo en el Mediterranean Ladies Open. “Estoy muy contenta, ganar en España, rodeada de tu gente, sabe mejor. Ha sido un día complicado, con mucho viento, donde era necesario coger las calles y los greenes más que nunca. La competencia ha sido muy dura, ya lo sabía, y aunque Laura Fuenfstueck se ha desfondado, no me ha sorprendido que cogiera el relevo Esther Henseleit”, resumía con serenidad.

La tensa situación generada en los últimos cinco hoyos, donde ninguna de las dos fue capaz de mover el marcador, generó todo tipo de sensaciones. “Reconozco que me provocó nerviosismo, para que negarlo, pero es en esas situaciones cuando me gusta jugar, con un montón de adrenalina. Ahora lo vamos a celebrar toda la familia. Lo hacemos también cuando no gano, con que ya sé que esta vez será a lo grande”.

Buen juego de Beatriz Recari, décima, y del resto de la representación española

El espectacular triunfo de Carlota Ciganda ha eclipsado la buena actuación del resto de jugadoras españolas que superaron el corte, caso de Beatriz Recari, que concluyó su actuación en décima posición tras tres meses son jugar, a diez golpes de la ganadora. “He ganado mi torneo”, dijo con satisfacción la golfista navarra.

Otra navarra, María Hernández, y la vallisoletana Carmen Alonso compartieron por su parte el puesto 26 después de cuatro jornadas donde las luces superaron con mucho a las sombras. Por su parte, la balear Luna Sobrón terminó en el puesto 43, dos menos que la gallega Marta García Llorca, muy meritorio en su caso si se tiene en cuenta su condición de amateur.

CRÓNICA DE LA TERCERA JORNADA

Carlota Ciganda, protagonista de un espectáculo sublime de golf, ha emplazado a la alemana Laura Fuenfstueck a un intenso mano a mano particular a dilucidar en la jornada final del Mediterranean Ladies Open, con el trofeo y la gloria como grandiosa recompensa a un torneo que transmite espectáculo por sus cuatro costados.

La golfista navarra, excelsa en la práctica totalidad de sus acciones durante la tercera ronda, fue la Carlota Ciganda valiente, decidida y admirable de las grandes ocasiones, minimizando hasta dos golpes los cuatro de ventaja con que partía en el hoyo 1.

Tras un gran birdie en el hoyo 2 y buenas soluciones a su juego agresivo en los siguientes, cuando la bola se desviaba a un rough enmarañado y poderoso, Carlota Ciganda colocó la bola en el tee del hoyo 7 antes de cambiar el sino de su vuelta, transformándola en una excepcional representación golfística.

Un golpazo de más de 300 metros con el driver, a punto de reventar literalmente la bola, dio paso a un golpe de aproximación excelente antes de anotarse un eagle que provocó el primer rugido de admiración en sus numerosos seguidores.

Lo mejor, sin embargo, estaba por llegar, justo después de que dos putts desviados textualmente por apenas un par de centímetros en los hoyos 8 y 9 provocaran unos sonoros ‘uys’ en su fiel tropa de animadores.

La ansiedad generada dio paso a una sincera fascinación que se escuchaba en los alrededores de green, cuando ruidosos aplausos premiaban las sensacionales acciones en los tres hoyos siguientes, una ristra de aciertos materializados con sendos birdies que se volvió a reproducir en el hoyo 14, cuando Carlota Ciganda, desbocada, a auténtica velocidad de vértigo, dio caza a la germana Laura Fuenfstueck, quien sin embargo se revolvía como gato panza arriba, en apariencia incólume al aluvión de propuestas ganadoras de la jugadora navarra.

De hecho, la golfista teutona suspiró de alivio cuando Carlota Ciganda cedió, igualmente por apenas unos centímetros, putts otrora victoriosos que transformaron sus acciones en bogeys en los hoyos 15 y 17, minimizados eso sí por un oportuno birdie en el 16 que volvió a generar presión en Laura Fuenfstueck.

La joven alemana, sin apenas experiencia en el golf profesional, con un currículo carente de brillo, exhibió sin embargo una frialdad y una capacidad de acumular aciertos sorprendente, cinco birdies y un solo bogey en su camino que le permiten seguir liderando la competición con mano de hierro.

De hecho, una sensación de desahogo recorrió el cuerpo de Carlota Ciganda cuando, en el set de entrevista, mirando de reojo en una pantalla gigante las últimas acciones de su gran rival, la veía errando un sencillo putt convertido en corbata en el hoyo 17. “Es una jugadora joven, sí, pero muy buena, que va muy recto, y eso en este campo es algo primordial. Jugó con mi padre el ProAm y ya me ha advertido de que confianzas, ninguna”, declaraba con serenidad Carlota Ciganda, esa Carlota Ciganda que siente que tiene ante sí una de esas grandes oportunidades de seguir escribiendo de su puño y letra su magnífica historia golfística.

Atentos al grupo perseguidor

Al término de la tercera ronda, la finlandesa Sanna Nuutinen ocupa la tercera plaza con 5 bajo par, a cinco de la líder y a tres de Carlota Ciganda, una brecha importante que incrementa la sensación de que alemana y española disputarán un duelo particular en la jornada final. En ese grupo de cabeza se encuentra asimismo la alemana Esther Henseleit, con 4 bajo par, número 1 del Ranking Europeo en la actualidad, lo que le confiere asimismo el papel de aspirante al triunfo final con permiso de las citadas Laura Fuenfstueck y Carlota Ciganda, con -10 y -8, respectivamente.

María Hernández, de nuevo solidez y convicción

Por tercera vez consecutiva, María Hernández volvió a demostrar la calidad de su juego. Con rondas previas de 71 y 71, la navarra completó su tercer recorrido con 70, lo que le sitúa en una muy destacada séptima plaza. “Hoy he jugado muy sólido todo el día, las he dejado muy cerca, y aunque al final me he liado, estoy muy contenta”, resumía con satisfacción tras distinguirse como la segunda mejor española en competición.

Un poco más atrás, en la decimoquinta plaza, se encuentran Beatriz Recari –con menor capacidad de acierto que en las dos primeras jornadas a pesar de jugar muy sólido en todo momento– y Carmen Alonso tras emplear sendos 70 golpes, con buenas opciones de mejorar en la ronda final, el mismo objetivo que persigue Luna Sobrón –puesto 45– y la amateur Marta García Llorca, en el puesto 52.

Un hoyo en uno que ha dado la vuelta al mundo

El hoyo 17 de Golf Terramar fue escenario del golpe del torneo en la segunda jornada. La australiana Whitney Hillier no se creyó haber embocado la bola hasta que se lo dijeron desde el green, momento en el cual su caddie, el afamado ex árbitro inglés de fútbol Mike Dean,  corrió a abrazarla ante los aplausos de sus rivales. Un gesto que la BBC o Amazon Prime han emitido en sus correspondientes telediarios y espacios televisivos para alcanzar en pocos minutos más de medio millón de visualizaciones en las redes sociales.

CRÓNICA DE LA SEGUNDA JORNADA

Segunda jornada, segundos 18 hoyos, segunda tarjeta de 70 golpes, dos bajo par al total. A esa repetitiva cadencia que conduce a la parte alta de la clasificación se ha abrazado con fuerza Beatriz Recari para reafirmase, junto a Carlota Ciganda, como la española más acertada en el Estrella Damm Mediterranean Ladies Open que se celebra en el Club de Golf Terramar, en Sitges.

“Sigo paso a paso, sin creérmelo, sin expectativas porque llevo tres meses sin jugar y eso es mucho tiempo, pero la estrategia me está yendo bien, no me presiono y los resultados están saliendo. ¿Que qué va a ocurrir mañana? Pues ni me lo planteo”, manifestó con una indisimulada sonrisa Beatriz Recari tras conseguir su segundo 70 para instalarse en la quinta plaza, a cuatro golpes de la alemana Laura Fuenfstueck, una joven golfista de 24 años que con sólo un año de experiencia profesional busca una gloria que, de mantener su rendimiento, seis bajo par, podría encontrar en Sitges.

En una curiosa repetición de lo acontecido 24 horas antes, Beatriz Recari convirtió de nuevo su vuelta en un auténtico tiovivo, un cúmulo de sensaciones que, sin esa mentalidad zen, podría haber causado estragos a la más pintada. Muy al contrario, lejos de desanimarse, Beatriz Recari se sobrepuso a un comienzo con tintes dramáticos, cuatro bogeys en los ocho primeros hoyos apenas compensado por un tímido birdie.

Las dificultades se trasladaron de inmediato la clasificación, con la navarra resbalando sin aparente freno cada vez más a la parte media de la tabla justo antes de encarar su segunda vuelta, donde los fallos fueron inexistentes y los aciertos, tres, le permitieron recuperar el terrero perdido. “Es cierto que la clave en los dos siguientes días va a estar en los últimos hoyos, aunque aquí, cada uno, tiene una enorme dificultad, con un rough estilo US Womens Open”, manifestaba Beatriz Recari mientras repasaba de reojo el listado de resultados.

Allí, en la parte más alta, se ha instalado la germana Laura Fuenfstueck, con currículo huérfano de títulos profesionales, pero que de momento es la única que parece haberle cogido el truco a los enrevesados problemas que plantea a todas el recorrido de Terramar. Tres bajo par en la primera jornada y otros tres en la segunda, con cuatro birdies y un bogey, la convierte en el objetivo a seguir.

A las propuestas españolas de interés se sumó con fuerza, a última hora de la tarde, la rutilante Carlota Ciganda, que mejoró significativamente prestaciones con respecto a la primera jornada. La número 12 del Ranking Mundial sostuvo su particular rifirrafe con el vibrante recorrido de Terramar, sobre todo en los tres primeros hoyos, donde dos bogeys provocaron nerviosismo generalizado antes de rehacerse con coraje en el resto de una vuelta plagada de aciertos.

Cinco birdies, con uno especialmente apasionante en el último hoyo, repleto de significado, motivado por su carácter ganador indomable, permiten a Carlota Ciganda aspirar a un título que cuenta todavía con múltiples candidaturas. “He tenido un comienzo dubitativo, pero a partir de ahí he jugado mucho mejor que ayer, con cinco birdies sin fallo que me dan confianza para lo que viene”, resumía la navarra con la satisfacción de haber conseguido un resultado que la sitúa de lleno en el selecto grupo de favoritas.

Al mismo también pertenece la navarra María Hernández, que adoptó una dinámica idéntica a la de su compañera Recari, duplicidad de resultados, en su caso sendos 71 que le asientan en la decimoquinta plaza.

Por si fuera poco, el mimetismo fue tal que María Hernández, como Beatriz Recari, sufrió de lo lindo en sus primeros hoyos para sobreponerse con bravura en los últimos, una mezcla de sufrimiento y alivio que generó finalmente el resultado deseado, bien posicionada para acceder a cotas más altas en las dos rondas que quedan de competición, donde el espectáculo y la incertidumbre son valores asegurados.

Seis españolas superan el corte

Se ha establecido, al término de la segunda jornada, el preceptivo corte que han superado 62 jugadoras, lo que da acceso a disputar las dos últimas rondas de competición. Al margen de las citadas navarras Beatriz Recari, Carlota Ciganda y María Hernández, otras tres españolas han cumplido el primer objetivo antes de embarcarse en conseguir a partir de ahora la mejor clasificación posible. En ello están la balear Luna Sobrón, la amateur gallega Marta García Llorca y la vallisoletana Carmen Alonso, que superaron la barrera del 5 sobre par en el que quedó establecido el corte.

CRÓNICA DE LA PRIMERA JORNADA

Beatriz Recari, golfista con amplia experiencia en el Circuito Americano, se ha convertido en la primera propuesta española de relevancia en el Mediterranean Ladies Open, un torneo que destila desde su mismo inicio aromas de igualdad por sus cuatro costados.

En el marco de este interesante caldo de cultivo donde la correlación de fuerzas es la nota predominante, Beatriz Recari acabó quinta (-1), empatada con otras cinco jugadoras, en plena pomada, un gran resultado de 70 golpes que incluso le sorprendió a ella “porque he venido sin ninguna expectativa después de tres meses de parón, ¡pero me ha salido muy bien y estoy supercontenta!”.

La jugadora navarra, tras entregar la tarjeta a última hora de la tarde, era la viva imagen de la satisfacción por el trabajo bien hecho en una ronda que empezó de la mejor manera posible, con birdie en el par 3 –“todo de libro, dos golpes perfectos”– antes de introducirse en una auténtica montaña rusa de birdies y bogeys correlativos entre el 9 y el 14 que le permitieron solventar de forma brillante los primeros 18 hoyos. “Estoy feliz”, resumió con visible sinceridad.

Sólo diez jugadoras han sido capaces de rebajar el par del campo en la primera jornada, una barrera de 71 golpes que se convirtió en listón inexpugnable para muchas de quienes llegan con muchos galones en su pechera.

Entre ellas, mención especial para la norteamericana Beth Allen, la italiana Stefania Avanzo y la alemana Laura Fuenfstueck, el trío de jugadoras que por caminos ligeramente distintos pero en el fondo instalados de una u otra manera en el acierto, obtuvieron con sus 68 golpes, 3 bajo par, la condición de colíderes desde mitad de la mañana, un honor mantenido hasta el final de la jornada.

Bien es cierto que escenario contribuyó de manera sustancial a igualar las fuerzas, como manifestaron muchas jugadoras nada más terminar su jornada. Un campo con un recorrido distinto, con un rough en muchas ocasiones salvaje, con una distancia significativamente más larga –atención a los más de 500 metros del hoyo 6, donde completarlo con 5 golpes resultó casi una quimera– y unas calles estrechas –“más que el US Womens Open”, advertía Carlota Ciganda, que terminó (+1) empatada en el puesto 22– convirtieron la ronda, para la gran mayoría, en un reto de proporciones mayúsculas.

Consciente de todo ello, acostumbrada a lidiar con las situaciones más complicadas –“entre las que se encuentra ésta”–, Carlota Ciganda resolvió el primer compromiso contenta por el resultado “porque 72 golpes, 1 sobre par, es se mire por donde se mire un buen registro”–, a la espera de resolver las múltiples incógnitas que genera una clasificación constreñida a un auténtico pañuelo.

En ese maremágnum de aspiraciones, otra golfista navarra, María Hernández, undécima, acaparó con el par otro gran protagonismo, una excelente propuesta que añadir a quienes, con un golpe más, como Carlota Ciganda, acabaron vigesimosegundas, caso de Marta García Llorca, Andrea Jonama y Luna Sobrón.

Futbolistas y golfistas, enorme espectáculo en Terramar, con hoyo en 1 incluido

El Mediterranean Ladies Open acogió por primera vez en la historia del Ladies European Tour una exhibición de Futgolf, donde dos jugadoras del FC Barcelona –Melanie Serrano y Candela Andújar–, dos del Espanyol –Cristina Baudet y Yaiza Relea– formaron equipo con cuatro golfistas profesionales, Carlota Ciganda, Catriona Matthew, Anne-Lise Caudal y Carly Booth, para, con un balón de fútbol, introducirlo en tres hoyos de las medidas adecuadas en el menor número de golpes posibles.

La competición, muy lúdica, fue adquiriendo intensidad conforme se completaban los tres hoyos previstos, generándose una igualdad que se mantuvo hasta el final, con empate entre los equipos contendientes, que intercambiaron camisetas y, posteriormente, conocimientos, dado que las jugadoras de fútbol no dudaron en probar sus habilidades con los palos de golf.

Mención especial para la gesta realizada por Yaiza Relea, que introdujo el balón en un solo golpe al impactar el esférico de forma perfecta ante la algarabía y admiración generalizada de todos los presentes. Fue durante la ronda de calentamiento… ¡pero ahí queda, sensacional!

Marta García Llorca, la primera gran agradable sorpresa

La gallega Marta García Llorca se convirtió en una de las agradables sorpresas de la mañana, dada su gran productividad a lo largo de la jornada, cuando incluso estuvo instalada en las primeras posiciones. Se da la circunstancia de que la joven Marta García Llorca es todavía amateur, lo que no le impidió codearse con las mejores jugadoras profesionales del torneo, concluyendo su recorrido con unos sobresalientes 72 golpes, los mismos por ejemplo que Carlota Ciganda. La golfista gallega exhibía su alegría, sobre todo teniendo en cuenta que se ganó la plaza para jugar en la previa clasificatoria del lunes.

No es posible comentar.