Torneos

Van Rooyen (-18) venció en Suecia. Los Adrianes, Otaegui (+2) y Arnáus (+6) no pasaron el corte

Ver leaderboard del Scandinavian Invitation

El sudafricano Erik Van Rooyen ganó (-18) el Scandinavian Invitation que finalizó el 25 de agosto en la localidad sueca de Gothenburg. Tras él, a un solo golpe, terminó el ingés Matthew Fitzpatrick y en la tercera posición empataron (-14), el sueco Henrik Stenson, que era el gran favorito del torneo, y otro sudafricano, Dean Burmaster.

No ha sido bueno el torneo para los siete españoles que lo iniciaron: solo cuatro pasaron el corte y el primero de ellos, Borja Virto, acabó (-8) en la posición 37. Alejandro Cañizares (-7) fue el 40 y en el puesto 59 empataron (-4) Gonzalo Fernández Castaño -que pasa cortes pero que no termina de acercarse a puestos punteros de la clasificación, algo que necesita para meterse entre los 110 primeros de la Carrera hacia Dubai, que conservan la Tarjeta del European Tour para la próxima temporada- e Iván Cantero.

Los otros tres españoles participantes no pasaron el corte, establecido en -1 y que superaron 74 jugadores. Resulta chocante el resultado de Adrián Otaegui (+2) y sobre todo el +6 de Adri Arnáus, que venía de ser segundo, con posibilidades de haber ganado, la semana pasada en Praga, y que se quedó fuera del corte ya desde la primera jornada. Tampoco David Borda (-5) pasó al fin de semana.

De los dos suecos favoritos de los espectadores en el Hill Golf & Sport Club (par 70), en la citada localidad sueca de Gothenburg, solo Henrik Stenson, que acabó tercero, como queda dicho, cumplió las expectativas generadas por su presencia; Noren, sin embargo acabó (-7) en el puesto 40.

THORBJORN OLESEN, APARTADO DEL TOUR

El danés Thorbjorn Olesen sigue sin poder participar en las pruebas del Circuito Europeo, ya que los responsables de la PGA le han apartado de la competición hasta que se resuelva, el próximo 18 de septiembre, un día antes del comienzo del BMW PGA Championship de Wentworth, en Inglaterra, el juicio que se verá contra él por supuestos abusos sobre una pasajera en el vuelo que, el pasado 29 de julio, le llevaba a Londres después de haber finalizado el domingo 28, su actuación en el WGA FedEx St. Jude que se disputó en Memphis, Tennessee.

Aunque en sus primeras declaraciones, el danés se declaró inocente, el PGA europeo le ha suspendido temporalmente, después de que, al parecer, en el vuelo indicado y borracho, tuviera esos «presuntos abusos» con una pasajera. Uno de los testigos en el juicio será, sin duda, Ian Poulter, que viajaba con el danés en el avión.

No es posible comentar.