Torneos

Bezuidenhout: la historia de una superación; Adri Arnáus, un rookie en el Open Championship

Christiaan Bezuidenhout, el sudafricano de 25 años que logró (-10) su primera victoria en el Circuito Europeo, con seis golpes de ventaja sobre sus inmediatos seguidores, es la historia viva de un superviviente. De niño se bebió un trago de matarraras al confundir el recipiente con un refresco de cola.

Tras una larga y dura recuperación, su vida gira en torno al golf y esta victoria en Valderrama marcará un antes y un después en su vida, tanto personal como profesional. No solo ha tenido que luchar contra la enfermedad que le afectó de forma grave y que, afortunadamente solo le ha dejado una secuela en el habla, que se traduce en una tartamudez, sino que tuvo que enfrentarse a una sanción de las autoridades del golf por un supuesto dopaje provocado por el tratamiento médico de sus males.

Al final del torneo en la Casa Club de Valderrama, el sudafricano hizo las siguientes declaraciones: “Ha sido un día largo. Pinché en medio de la vuelta con tres bogeys seguidos y pensé ‘no voy a dejarlo escapar’. Mi caddie me mantuvo en el presente y eso fue fundamental»

«El punto de inflexión fue salvar el par en el 8 porque me volví a centrar”, añadía el sudafricano, que contó con el apoyo de Zack Rasego, su caddie, y de sus familiares, pero también del público que acudió a disfrutar de su duelo de la última jornada con Jon Rahm.

“Mi familia me ha enseñado a ser humilde en mi carrera, me han apoyado en todo y estoy aquí gracias a ellos, por eso es un momento tan especial. Me gusta jugar con mucho público, y esta semana el público ha sido fantástico conmigo».

ÁLVARO QUIRÓS

El primer español en entregar su tarjeta final, fue Álvaro Quirós, con un impresionante 66, con ocho birdies, que resultó la mejor vuelta del domingo El de Guadiaro acababa segundo, después del tercer puesto en el BMW International Open:


“Cinco bajo par -declaraba- es el mejor resultado que he conseguido compitiend en Valderrama; a nadie le gusta terminar con bogey en el 18, pero es un gran resultado. El año pasado no veía la luz al final del túnel y me preocupó bastante, incluso más que el año que la perdí. Este año no estaba tan lejos de hacer pocas. El putt era la asignatura pendiente, aunque mi objetivo era mantener la tarjeta. Si está garantizada, el siguiente paso sería meterse en los primeros play-offs del circuito”.

ADRI ARNÁUS: EL ROOKIE QUE VA AL OPEN

Adri Arnáus era otro de los que olvidaba por la vía rápida el tropiezo sabatino y subía un 69 al marcador, con una gran reacción en la segunda mitad del recorrido sanroqueño, y cerraba el torneo con el mismo resultado que Álvaro Quirós y el francés Mike Lorenzo Vera, un -4 en el acumulado que demuestra que Arnaus aprende rápido y se adapta a todo tipo de recorridos.

El subcampeonato del catalán, además, le convierte en el segundo español que entra en el Open Championship a través de una prueba clasificatoria internacional, después de que lo lograra Rafa Cabrera Bello en el Open de France 2015. Los otros dos puestos disponibles, para el ganador, Christiaan Bezuindehout, y Mike Lorenzo Vera (ya que el criterio de desempate era la posición en el ranking mundial, y el galo está por delante de Quirós y de Eduardo de la Riva).

EDUARDO DE LA RIVA JUGARÁ EL OPEN DE IRLANDA

Precisamente De la Riva remataba un torneo espectacular con un segundo puesto que le permite acceder al Open de Irlanda y orientar una temporada que empezó sin tarjeta completa en el European Tour. Actuación estelar en un campo que aparentemente se amolda a sus cualidades, pero al que no había sacado rendimiento hasta la fecha.

“Tenía una espina clavada con Valderrama. Había pasado el corte la mayoría de las veces, pero no había hecho un buen puesto. Cuando menos expectativas tenía, por cómo llevo jugando el último año, ha salido por fin el buen resultado”, indicaba De la Riva. “He estado muy bien acompañado con mi familia y amigos y he dejado que fluyera la semana, poco a poco he ido mejorando y hoy he jugado un golf muy bueno. No hacer bogeys el último día con estos greens tan duros y en Valderrama es para estar muy contento”.

JON RAHM: AL FINAL NO PUDO SER

Jon Rahm también extraía lecturas positivas de un segundo puesto en Valderrama y, además, daba la enhorabuena a Christiaan Bezuindehout por su imponente triunfo. Rahm peleó hasta el último momento, aunque no pudo vencer al recorrido gaditano en el compromiso final.

“Me voy muy contento, no he tenido mi mejor día, pero he quedado segundo empatado con grandes jugadores españoles”, explicaba Rahm que también aprovechaba para contextualizar la derrota. “Ese momento que él ha tenido en el 18 con su familia, ver lo que ha conseguido, cómo ha jugado, te das cuenta de que hay mucho más que golf en esta vida. Hay problemas mucho más graves que hacer un bogey o fallar un putt”. 

SERGIO GARCÍA NO SE DIO NUNCA POR VENCIDO

El anfitrión del torneo y defensor del título, Sergio García, tampoco se dio por vencido y siguió con la tendencia de las jornadas previas, con un juego exquisito de tee a green y fortuna desigual sobre las cuidadas superficies del Real Club Valderrama. Aun así, este campo volvió a servir de bálsamo para García, que afronta las próximas fechas después de haber encadenado cuatro jornadas de juego casi impecable y haber sumado su decimocuarto top ten en quince torneos en su campo fetiche.

“Ha sido una semana muy positiva por cómo me he encontrado. Es la vez que mejor le he pegado a la bola del último año y la que mejor me he sentido. Estoy orgullosísimo”.

Gran cierre por tanto para este Andalucía Masters al que han acudido más de 40.000 espectadores.

No es posible comentar.