Torneos

Otro desconocido, Nate Lashley (-23) se salió en Detroit, donde Dustin Johnson y Gary Woodland (-2) no pasaron el corte

Ver leaderboard del Rocket Mortgage Classic

El Rocket Mortgage Classic, un nuevo torneo en el PGA Tour que tiene como escenario el Detroit G. C. (par 72), en la ciudad de Detroit, en el estado de Michigan, se inició con muchas sorpresas y terminó más de lo mismo . La primera de ellas es el descubrimiento de un campo que se deja hacer birdies, tanto es así, que el corte se estableció en -5 y lo superaron 71 jugadores que empataron en el puesto 58, en un nutrido grupo formado por 14 participantes.

Otra sorpresa: en la estadística que habitualmente se refiere a los jugadores que le ganan al campo, hay que confirmar que la mayoría han terminado con números rojos, a pesar de no superar el corte, ya que solo 21 jugadores terminaron sobre el par del campo después de dos jornadas. Así que la noticia, al terminar el torneo, es que 70 de esos jugadores pudieron vencer al campo y solo el último, el 71, acabó al par.

Otra sorpresa: el ganador es un desconocido norteamericano -para la mayoría de los aficionados- de 36 años, nacido en Nebraska y que, con -25, superó a su compatriota Doc Redman, que ni siquiera tiene ficha biográfica en la web del PGA Tour, en seis golpes, lo que ya va siendo habitual en los torneos de golf. La flauta suena para casi todos, aunque suele ser de un solo agujero, como la de Bartolo y, en la mayoría de los casos, no vuelve a sonar. Claro que hay excepciones. ¿Será el sudafricano Bizoudenhot, ganador en Valderrama, una de ellas?

Tercero (-18) acabó el eslovaco, por decisión propia, Rory Sabatini, que antes era sudafricano pero que ha elegido a Eslovaquia como nueva patria, para poder ir a los Juegos Olímpicos, ya que con su país natal no tenía posibilidades. ¡¡¡Amor a la bandera se llama eso!!!

LA GRAN SORPRESA

Pero la verdadera sorpresa en este nuevo torneo de Detroit, que hace mucho tiempo no veía golf de primera, y al que han acudido en masa los espectadores, es el «fracaso» de dos de los grandes favoritos: ni Dustin Johnson, número 1 del mundo, ni Gary Woodland, reciente ganador del US Open, empatados con dos golpes bajo el par del campo, pasaron el corte. ¡Lo que hay que ver!

Y es que los torneos son muchos y las grandes figuras se las ven y se las desean para estar en todos los lugares donde los solicitan… La temporada es larga, la mies es mucha… y los segadores (buenos) son pocos…

No es posible comentar.