Torneos

Jorge Campillo (-19), tercero en China, ya es segundo en la Carrera hacia Dubai

Ver leaderboard del Volvo China Open

Si los tres españoles que viajaron a China para disputar el Volvo Open, pasaron con nota alta el corte del viernes 3 de mayo, el domingo 5, durante la última jornada, Jorge Campillo (-19) estuvo a punto de hacer el doblete y lograr su segunda victoria consecutiva, en este torneo de China, valedero para el Circuito Europeo y el Asian Tour. No pudo ser, pero acabó en la tercera posición y con los 166.698 conseguidos, se ha colocado en la segunda posición de La Carrera hacia Dubai, por detrás del norteamericano Kevin Kisner, que ocupa la primera plaza de forma engañosa, ya que no ha disputado ni un solo torneo regular del Circuito Europeo y su liderazgo es obra de su victoria en el Campeonato del Mundo Match Play.

El extremeño, que salía el domingo en el partido estelar junto al finlandés Mikko Korhonen y el francés Benjamin Hebert, llegó a tener dos golpes de ventaja sobre sus perseguidores, jugando a su mejor nivel, pero una salida al agua, en el hoyo 14, provocó que Jorge tuviera dudas en sus salidas con el driver y eso le llevó a perder su ventaja.


A pesar de todo, llegó al hoyo 18 empatado con Hebert, que buscaba su primera victoria en el European Tour, aunque tiene siete en el Challenge, y a un golpe del finlandés, que era el jugador que se mostraba con una mayor serenidad en este final de recorrido -el hoyo 18, un par 4 al que se puede acceder desde el green-, al que llegaron los tres en un pañuelo: Campillo y Hebert con 19 golpes bajo par y Korhonen con 20.

Producto de esa firmeza nórdica fue el final del torneo, favorable a Korhonen, que tuvo que salir a play off, ya que el francés fue el único que firmó un birdie en el hoyo 18, mientras el español y el finlandés hicieron el par, lo que dejaba a Campillo tercero y sin posibilidades de luchar en un desempate.

Lo dicho, Mikko no perdió los nervios y logró la victoria en el primer hoyo del play off, con birdie en el hoyo 18, por un par de Hebert.

UN MAGNIFICO CAMPILLO

Campillo, que firmó cuatro tarjetas de 65, 69, 68 Y 67 golpes, no ha podido hacer el doblete, aunque tenía el torneo en sus manos hasta irse al agua con el dirver en el hoyo 14, uno de los más difíciles del complicado campo chino, que ha visto deslucido por la fuerte lluvia el final de la prueba.

El español venía de ganar en Marruecos y sin problemas conn el largo viaje y el jet lag, ha estado a punto de hacer un doblete histórico. En todo caso, la distancia no ha sido problema y ahora, al regresar a España le esperan unos días de descanso, ya que Campillo no estará en el British Masters (9-12 mayo) en Inglaterra, pero si volará a Nueva York donde participará, por méritos propios, en el US PGA, el segundo Grande de la temporada (16-10 mayo) que ha cambiado de fechas y que tendrá cuatro españoles en liza.

Una buena noticia para el golf es la gran asistencia de público al torneo que se disputó en el Genzon C.C. en la localidad china de Shenzhen, una ciudad-subprovincia, con 12 millones de habitantes, situada en el delta del rio de las Perlas, en la provincia de Cantón, al sur de China. Miles de compatriotas siguieron el partido de sus figura, Haotong Li y Ashun Wu, que acabaron cuarto y quinto.

ADRI ARNÁUS, REDIVIVO

Otros dos españoles viajaron con Campillo hasta China, Adri Arnáus y Nacho Elvira. Después de terminar la primera jornada con un 75, tres golpes sobre el par 72 del campo donde se disputa esta prueba, valedera para los Circuitos Europeo y Asiatico, parecía que Arnáus tendría que cambiar su billete de vuelta para regresar a España de vacío. Sin embargo, el español se soltó el pelo en la segunda jornada y firmó 65 golpes, siete bajo par, y ascendió (-4) al puesto 32, que compartía con diez jugadores más, entre los que se encontraba otra figura china Haotong Li.

El catalán no solo pasó el corte, establecido en -2 y que superaron 69 jugadores, sino que firmó la mejor tarjeta del viernes, empatado con los 67 golpes del entonces líder Wu.

Sin embargo, sus 71 golpes de la tercera jornada le hicieron bajar (-5) hasta la posición 44; una vez más en la ronda dominical, Arnáus volvió a renacer y con 67 golpes terminó (-10) en el puesto 29.

En cuanto a Nacho Elvira (68, 69, 68 y 74), su actuación en China fue, al revés que la de Arnáus, de más a menos. Siempre estuvo en puestos cercanos a la cabeza, y la cuarta ronda la empezó en el top ten, pero sus 74 golpes finales, le hicieron quedar, incluso, por debajo de Arnáus, en el puesto 32 (-9).

EL JET LAG NO AFECTÓ A CAMPILLO 

Al que no afectó el jet lag de tan largo viaje en las primeras rondas, fue a Jorge Campillo, y eso que el extremeño tuvo que viajar el mismo domingo 28 de abril, tras su victoria en Rabat, mientras sus dos compatriotas pudieron hacerlo dos días antes, ya que no pasaron el corte en el Trofeo Hassan II.

Con cara de cansado, sin afeitar, pero con la misma decisión de siempre, Jorge Campillo se bajó del avión que le trasladó desde Marruecos a China -imagino que con escalas- y, sin apenas descanso, despreciando al jet lag, firmó 65 golpes (-7) en la primera jornada, el jueves 2 de mayo, y empató en el coliderato con el norteamericano, de origen asiático, David Lipsky y el finlandés Tapio Pulkkanen.

Un recorrido magnífico de tee a green, con cinco birdies y un eagle, en el par 5 del hoyo 9, le llevaron, bajo una manta de agua que apareció en el último par 5, el hoyo 17, en el que firmó otro birdie, a la primera línea de este Volvo China Open, que se disputó, con buena temperatura, aunque con fuerte lluvia al finalizar la jornada del jueves.

A China no han viajado las grandes figuras del Tour Europeo, pero tienen a la estrella emergente de Jorge Campillo, que es sexto en la Carrera hacia Dubai y el único de los seis primeros que no tiene su prioridad en el PGA Tour americano.

El español lleva disputados diez torneos en el European Tour, y solo el sudafricano Harding le supera con doce participaciones. Harding, que también busca su sitio en los Estados Unidos, es tercero en el ranking europeo donde, los otros cuatro que preceden al extremeño están por delante gracias a los puntos que les conceden los Grandes o los Campeonatos del Mundo.

EL RAYO QUE NO CESA

Inasequible al desaliento, como el rayo que no cesa, Jorge Campillo ha hecho suyo el lema inscrito a la entrada de la Casa Solariega de Sir Arthur Conan Doyle, que también se aplicó a si mismo Camilo José Cela, que no fue Sir porque en España solo se dan títulos nobiliarios a los entrenadores de fútbol y, con los tiempos que corren, no se sabe por cuanto tiempo.

La frase aludida es «el que resiste, gana», lo cual se aplica bien al incansable extremeño que, después de conseguir, el domingo 28 de abril, su primer triundo en el European Tour, después de más de una década intentándolo, no se fue a su Cáceres natal a celebrarlo con los suyos, sino que se subió a un avión en Rabat para iniciar un viaje interminable a China, donde desde el 2 de mayo, es la estrella del Volvo China Open,

Sí, porque Jorge Campillo, a la chita callando, es el mejor jugador del ranking europeo -sexto- que acude a una plaza tan lejana a disputar el Volvo China Open, en el que los chinos son mayoría y el extremeño, sin patrocinio en su gorra, ni en su bolsa, es el mejor de los jugadores que juegan solo el Circuito que lleva el nombre del Viejo Continente.

Por delante, en la Carrera hacia Dubai, solo hay profesionales que tienen su vida hecha en el PGA de los Estados Unidos -a excepción del sudafricano Harding, lo que dice mucho más, todavía, en favor de Jorge, cuya tía, Queca Campillo, magnífica reportera gráfica, una de las pioneras en ejercer tan digna profesión en el extinto Grupo Zeta y Premio Nacional de Periodismo Gráfico en 1980, estará orgullosa de su sobrino, desde el lugar donde descansa en paz desde hace cuatro años.



No es posible comentar.