Torneos

Mickelson (-19) ganó, el lunes, en Pebble Beach

Ver leadearboard del AT&T Pebble Beach Pro Am

Phil Mickelson (-19) consiguió de manera brillante, a sus 48 años, su victoria número 44 en el PGA Tour, al ganar el AT&T Pebble Beach Pro Am, el lunes 11 de febrero, después de jugar los dos hoyos que no pudieron terminarse el lunes. 

En el recorrido de Pebble Beach Links (par 72), en la localidad californiana del mismo nombre, y con una cantidad de público asombrosa para ver jugar solo dos hoyos a las 08.00 de la mañana, se enfrentaban los dos jugadores que figuraban en el partido estelar. Ellos solos eran los que no podían terminar el domingo, debido a la falta de luz, después de que la vuelta dominical se retrasara por la lluvia y el granizo que cayó sobre Pebble Beach.

Decía la canción que «nunca llueve al Sur de California», pero Pebble VBeach está en medio del estado, a la orilla del Pacífico y allí, esta última semana ha caído agua de lo lindo.

El partido estelar había quedado en el hoyo 15, donde Paul Casey debía embocar un putt de medio metro para mantener su -15, frente al -18 de Phil Mickelson, que ya había embocado su par. Para la mañana dominical quedaban el  17 (par 3) y el 18 (par 5); en el 17, empataron los dos con el par y en el 18, Casey firmó un birdie, para terminar segundo  (-16) y Phil, jugando hoyo 4, hoyo 4, approach y Putt, culminó su hazaña con un birdiie, para el definitivo -19.

Phil Mickelson que firmó tres tarjetas de 65, 68 y 70 golpes en las tres primeras rondas, llevaba seis bajo el par del campo, en este caso del Pebble Beach Golf Links (par 72), cuando tuvo que dejar de jugar su vuelta, debido a la oscuridad y tras haberse aplazado el torneo por la lluvia, cuando a falta de dos hoyos llevaba 18 golpes bajo el par del campo, tres más que el segundo clasificado, el también nortericano Scott Stallings (-15) que ya había finalizado su recorrido y finalmente acabó en tercer lugar, tras Casey.

Mickelson ha ganado en tierra estadounidense, después de seis años de su última victoria, cuando venció en el Waste Management Open, en Arizona, en 2013. Hasta el año pasado no volvió a ganar, pero lo hizo en México; ahora en 2019, ha vuelto a ganar en su tierra chica, California.

RAFA CABRERA: MAL FINAL

Rafa Cabrera (69, 68, 69 y 74) terminó en el puesto 22 en el AT&T Pebble Beach Pro Am, después de atascarse (+2) en la jornada final, el domingo 10 de febrero. En cualquier caso, el español pudo terminar su vuelta, pero no le pasó igual a otros jugadores que tuvieron que volverse a casa y a esperar que el lunes temprano pudieran acabar el torneo, suspendido por la lluvia no solo el domingo, sino también los días anteriores.

Cabrera era el único español en el tradicional torneo en el que jugaban juntos pros y amateurs, en tres campos de la localidad californiana. Con sus tres primeras tarjetas de 69, 68 y 69 golpes, el canario tenía la oportunidad de subir posiciones tras un paso por el Circuito Europeo con ciertas dudas. Sin embargo, sus dos golpes sobre par del domingo, como queda dicho, le hicieron descender 15 posiciones, para bajar del puesto siete, al veintidós.

En total jugaron 156 profesionales y otros tantos amateurs, con un premio en metálico, para los pros de 7.600.000$. La segunda jornada del viernes tuvo que ser suspendida por la lluvia y se terminó a primera hora de la mañana del sábado. El resto de los días el agua también creó problemas en un torneo que ha tenido que terminarse en lunes.

Jordan Spieth (66, 68, 74 y 75) que parecía haber empezado con buenas sensaciones, se descolgó en la última parte de la tercera jornada y descendió (-7) desde la quinta a la decimoctava posición; peor fue el domingo ya que el texano firmó tres golpes sobre el par del campo, para acabar en el puesto 45.

El pasado año, el ganador fue Ted Potter Junior que sumó la cifra de 1.332.000$. Este año no pudo defender título porque (+12) no pasó el corte, establecido el sábado en -3.

Otro que no pasó el corte, y van tres seguidos, fue el rookie norteamericano Adam Long, ganador del torneo de La Quinta, en California, el pasado 21 de enero, y al que sí le sonó la flauta en aquella ocasión.

Los tres campos en los que se disputa el torneo son Pebble Beach Golf Links, Spy Glass Hill G.C. y Monterey Peninsula.

En los tees de salida de Pebble Beach faltaron bastantes jugadores del top ten mundial, pero si sigue en liza Dustin Johnson, que se ha dado una buena paliza para viajar a California, después de ganar el domingo 3 en Arabia Saudi, pero que pasó el corte del sábado (-3) por los pelos, en la posición 45, donde empatan quince jugadores.

No es posible comentar.