Torneos

A Long (-26) le sonó la flauta en California, Mickelson (-25) fue segundo y Rahm (-21) acabó sexto

Ver leaderboard del Desert Classic

Jon Rahm(-21), ganador el pasado año, acabó sexto en el Desert Classic, en La Quinta, acabó sexto en la edición 2019 del primero de los cuatro torneos del PGA Tour en California.

Rahm (66, 66, 68 y 67), terminó a solo cinco golpes del inesperado ganador, el rookie norteamericano Adam Long, un jugador de 31 años que solo ha disputado siete torneos en el PGA Tour y que, hasta ahora, solo había pasado un corte, en el Safeway Open, donde terminó en el puesto 63.

Con cuatro tarjetas de 63, 71, 63 y 65 y una determinación propia de un veterano, Long, natural de Nueva Orleans, firmó 7 golpes bajo par en la última jornada del torneo y se impuso, con un birdie en el complicado hoyo 18 (par 4) del Stadium Course de La Quinta californiana, al mismísimo Phil Mickelson, que ha hecho un magnífico torneo, y al canadiense Adam Hadwin, que acabaron empatados (-25) en la segunda posición.

Está claro que esto del golf «y la madre que lo parió» es incomprensible. De una semana para otra, a Adam Long le ha cambiado la vida… porque le ha sonado la flauta durante cuatro días de golf. Naturalmente, para que le suene a uno la flauta hay que saber cómo soplar y donde apretar los agujeritos… Y eso también tiene su mérito.

Pero tampoco hay que olvidar que solo puede ganar uno y es una lástima que el zurdo californiano (60, 68, 66 y 69), que parece vivir una segunda juventud, ya cerca de llegar al Champions Tour, no pudiera conseguir su victoria número 45 en el PGA Tour.

Ahora, que se acerca, a sus 48 años, a la edad del Champions Tour, donde si juega, arrasará, sin ninguna duda, Mickelson se despide de este primer torneo disputado en su tierra natal, con unas vueltas espectaculares, especialmente la del primer día, con 60 golpes, doce bajo par, en el recorrido de La Quinta C.C. (par 72), uno de los tres campos en los que se ha jugado esta prueba, en formato Pro Am, y con sus dos vueltas siguientes, con las que mantuvo el liderazgo logrado al comienzo del torneo.

Los campos del Desert Clasic se están mostrando propicios para los birdies, lo que se demuestra con esa cifra de 9 bajo par en la que se estableció el corte en la tercera jornada del sábado 19 , superado por 73 jugadores de los 160 que iniciaron la prueba.

Al Desert Classic siguen otros tres torneos en California, con una parada intermedia en Arizona donde se disputa (31 enero -3 febrero) el Waste Management Open.

Esta primera prueba del Swing californiano tenía una dotación de 5.600.000$; el año pasado Jon Rahm ganó con su victoria 1.062.000$. Como queda dicho, se disputó en formato Pro Am -partidos de un profesional con un amateur-, en tres campos distintos del Resort californiano de La Quinta, situado en el Condado de Riverside, al sur del estado: el Stadium Course, el Nicklaus Tournament Course y el recorrido denominado como el complejo golfístico: La Quinta C.C.

No es posible comentar.