Torneos

Europa arrasó a USA (17.5 & 10.5). Rahm ganó (2 & 1) a Tiger y Sergio (2 & 1) a Fowler

 

 

Ver leaderboard de la Ryder Cup

 

(En la imagen, bajo estas líneas, la pareja formada por Francesco Molinari y Tommy Fletwood, verdadera revelación del equipo europeo en París, aunque Molinari cumplió en los individuales, pero el inglés no pudo anotar su punto).  

 

No hubo “milagro en París”. La Ryder terminó, como era previsible a pesar de que esto es golf y la madre que lo parió, con la victoria apabullante por siete golpes (17.5 & 10.5). del equipo europeo.

El mejor equipo norteamericano de la historia de la Ryder defraudó en Le Golf National, en Versalles, cerca de París y su capitán Jim Furyk no supo contrarrestar la “furia europea”: Europa, que es un continente, fue un equipo que luchaba por solo color, el azul del Viejo Continente; EE.UU que es un país, parecía un conjunto de amigos para jugar al golf un fin de semana en París.

Especial mención merecen Tiger Woods, que estuvo las tres jornadas con el rostro contraído y con mal gesto; no se sabe la causa, pero parecía destemplado, con frío -llevó puesto el traje de agua al completo casi todo el tiempo, a pesar de que el domingo el tiempo era ideal para jugar al golf-, el rostro adusto y con la apariencia de estar sufriendo en el campo, no se sabe si por la responsabilidad, o porque no le gusta jugar en equipo.

Otro que defraudó fue Phil Mickelson, que jugó solo dos partidos y los dos los perdió. Mal por Furyk por colocarle con Bryson DeChambeau, otro que fracasó tras jugar solo dos partidos, y que no fue buen compañero en los foursomes, para el zurdo californiano.

Y Jordan Spieth, otro que no estuvo a la altura; solo jugó bien y metió putts increibles en los primeros nueve hoyos de los fourballs del viernes; pero el resto de los dobles, fue Justin Thomas el que llevó la batuta y en el individual del domingo, Spieth acabó perdiendo con el rookie Thorbjorn Olesen por un abultado 5&4.

La mala actuación del equipo americano, que no ha sabido superar las dificultades -rough muy denso y greenes no demasiado rápidos- de Le Golf National, tampoco supo aguantar los ánimos del público europeo que llevó en volandas al equipo europeo. En cualquier caso, no hay ningún pero que oponer a la victoria europea y a la buena labor de Thomas Bjorn y los vicecapitanes, que han logrado una victoria histórica en el mejor ambiente de la historia, propiciado por los organizadores de la prueba, en un marco insuperable que, hay que reconocerlo, difícilmente podría haberse superado en Madrid, que fue candidata para esta edición 42 de la Ryder Cup 2018.

Los españoles colaboraron en el triunfo al ganar sus dos encuentros individiales del domingo: Jon Rahm derrotó (2&1) a Tiger Woods y Sergio García (2&1) a Rickie Fowler.

RESULTADOS INDIVIDUALES DEL DOMINGO 30 SEPTIEMBRE

Justin Thomas (USA) a Rory Mcilroy (EUR) 1 arriba.

Tony Finau (USA) a Tommy Fleetwood (EUR) 6 y 4.

Paul Casey (EUR)-Brooks Koepka (USA) empate.

Webb Simpson (USA) a Justin Rose (EUR), 3 y 2.

Thornbjorn Olesen (EUR) a Jordan Spieth (USA) 5 y 4.

Jon Rahm (EUR) a Tiger Woods (USA) 2 y 1.

Ian Poulter (EUR) a Dustin Johnson (USA), 2 arriba.

Francesco Molinari (EUR) a Phil Mickelson (USA), 4 y 2.

Henrik Stenson (EUR) a Bubba Watson (USA), 5 y 4.

Sergio García (EUR) a Rickie Fowler (USA), 2 y 1.

Patrick Reed (USA) a Tyrrell Hatton (EUR), 3 y 2.

Alexander Noren (EUR) a Bryson DeChambeau (USA), 1 arriba.

LOS ESPAÑOLES, BIEN

El vasco, que había perdido sus dos partidos de fourballs, el viernes y el sábado, tenía que recuperar las sensaciones perdidas y para ello debía ganar a Tiger Woods. Es verdad que el Tiger de París no ha sido el que ganó la pasada semana el Tour Championship en Atlanta, pero tampoco fue una presa tan fácil. Rahm se puso por delante desde el principio del partido y no dejó nunca esa posición, hasta llegar al triunfo final (2&1).

En cuanto a Sergio García, su actuación ha sido mucho mejor de lo que presagiaba su temporada. De los cuatro partidos jugados, ha ganado dos dobles y perdido uno y logró superar en los individuales a un Rickie Fowler (2&1) que nunca pareció tener problemas para derrotar a su amigo norteamericano y ponerse así, con 25.5 puntos logrados, como líder de partidos ganados en la Ryder Cup, uno por delante de Nick Faldo.

Al final de la prueba, el castellonense expresó su pensamiento: “esta victoria va por Celia Barquín”. Los jugadores de ambos equipos han jugado con lazos amarillos en la gorra en recuerdo de la joven cántabra asesinada en los Estados Unidos, y que fue enterrada precisamente el domingo 30, en Reocín, su localidad de nacimiento, cerca de Torrelavega.

FRANCESCO Y TONY, LOS MEJORES

Francesco Molinari y Tommy Fleetwood se coronaron en París, especialmente el italiano, ganador de los cinco puntos disputados; el inglés, rookie, a sus 27 años, logró el triunfo en los cuartro dobles jugados con Molinari, pero no pudo culminar con una victoria en los individuales, donde fue superado (6&4) por Tony Finau.

Molinari, por su parte, derrotó (4&2) a Phil Mickelson, que pasó con más pena que gloria por Le Golf National. Con sus cinco victorias ha batido un record en la Ryder, al ganar todos los encuentros posibles.

 

LOS NORTEAMERICANOS Y “EL MILAGRO DE PARÍS”

 

Los norteamericanos confían en “el milagro de París”, pero tienen que remontar un 10-6 con los individuales del domingo, en los que Rahm se enfrenta a Tiger Woods (12.41) y Sergio a Fowler (13.29).

Al finalizar la segunda jornada de la Ryder Cup, la ventaja del equipo europeo es de cuatro puntos, exactamente los mismos ´de los que disponían los norteamericanos cuando la pueba se disputó en Medinah, hace seis años, con Chema Olazábal de capitán y Seve Ballesteros en el recuerdo.

Ahora no están ni uno ni otro, pero sí un equipo que se ha levantado sobre unos cimientos que hasta los más optimistas pensaban que estaban a punto de resquebajarse, Y no ha sido así: tras la paliza (4&0) de los foursomes del viernes por la tarde, el acumulado de 10&6 al finalizar los dieciseis enfrentamientos de dobles entre los dos equipos, son los norteamericanos los que están pidiendo a gritos -no se si rezar es la palabra adecuada para los yanquis- un milagro como el de Medinah, pero al contrario, lo que sería el milagro de París, o de Versalles, que pilla más cerca de Le Golf National, un campo que está siendo la tumba de las ilusiones -hasta ahora- de los grandes golfistas norteamericanos.

UN VIERNES ESPERANZADOR

Si el viernes el resultado final fue de 5&3 para los jugadores comandados por Thomas Bjorn, el Gran Danés que no para de agradecer a los Cielos la suerte que se le ha venido encima, cuando había muchos escépticos que no confiábamos en él, el resultado de la mañana del sábado en los fourball (3&1) y el empate a dos en los foursomes de la tarde, dejaban la eliminatoria (10&6) casi sentenciada para el domingo. Pero esto es golf y la madre que lo parió. Y hasta el rabo, todo es toro, aunque en este deporte y con la modalidad de match play, los partidos pueden no llegar al hoyo 18 y dejar a miles de personas esperando, sentadas durante horas, a ver llegar una pequeña bola que no llega a pesar los 50 gramos, pero que es tan dura como para dejarte k.o. en menos que canta un gallo, sin que ni la bola, ni los que la lanzan aparezcan por el horizonte.

¡Ya hay que ser aficionado para aguantar tanta inútil espera y al precio de las entradas!

UN SABADO GLORIOSO

 

 

Los indivuales del último domingo de septiembre son los que dictarán sentencia en París y decidirán si la Ryder Cup se vuelve a Norteamérica, donde se guarda celosamente desde hace dos años, o regresa a Europa por la puerta grande de Le Golf National (par 71), después de un sábado glorioso.

La tendencia victoriosa del viernes -con un 4&0 en cualquiera de las cuatro series de dobles que se disputan, es sinónimo de victoria final, según las estadísticas- se mantuvo con un 3&1 en los fourball de la mañana del sábado 29.

La soberbia, el frio matutino, el desconocimiento del campo y su preparación, con las calles estrechas, el rough injugable y los greenes más lentos de lo normal en el PGA Tour, aparte de los aciertos de los europeos, acabaron con las esperanzas de los “discípulos” de Jim Furyk.

Especial mención merece la pareja formada por Tommy Fleetwood Francesco Molinari –‘Moliwood’, les llaman- que no han parado de ganar en las cuatro ocasiones en las que han jugado -todos los dobles- y que han derrotado por tres veces a una pareja en la que estaba Tiger Woods.

El viernes por la mañana ganaron (3&1) a Woods y Reed; por la tarde arrasaron (5&4) a la formidable pareja de Justin Thomas y Jordan Spieth; el sábado por la mañana volvieron a cargarse a Tiger Woods Patrick Reed (4&3) y por la tarde, otra vez a Tiger (5&4) que esta vez hacía doble con Bryson DeChambeau.

Tiger, que llegaba a París con la aureola victoriosa del PGA Tour Championship, el último play off de la FedEx Cup, ha sido, hasta ahora, la fiel imagen de la desilusión, de la tristeza y de laderrota: será la responsabilidad, será el frio, ya que ha ido abrigado hasta las orejas durante toda la competición, será el cansancio… será lo que será, pero Tiger no ha dado la talla que se esperaba, después de su esperada victoria en el PGA Tour la pasada semana.

 

LOS ESPAÑOLES: SERGIO BIEN; RAHM, MAL

Y sin solución de continuidad, a Tiger le espera Jon Rahm, con el que sale a disputar el cuarto de los individuales del domingo 30 de septiembre. Los dos tienen mucho que ganar ya que perder, lo han perdido todo lo que han jugado en esta Ryder Cup. El vasco no ha podido con la presión de la Ryder y ha perdido los dos partidos de fourballs que ha disputado; el primero con Justin Rose y el segundo con Ian Poulter. El domingo por la mañana tiene la posibilidad de resarcirse ante todo un campeón que parecía haber resucitado en Atlanta y que en París ha vuelto a caer en desgracia.

En cuanto a Sergio García, que inició los fourballs de la tarde del viernes con Alex Noren, fue uno de los principales causantes de la remontada del equipo europeo; gracias sobre todo a Phil Mickelson y Bryson DeChambeau, víctimas propiciatorias que no reaccionaron hasta el final, cuando ya era tarde. En la mañana del sábado, junto a Rory McIlroy  se anotó su punto número 24,5 en la Ryder. Uno más y superará el record de Nick Faldo.

No pudo ser por la tarde, de nuevo con Alex Noren, con el que perdió ante Bubba Watson y Web Simpson (3&2), pero el domingo, frente a Rickie Fowler, tendrá otra nueva oportunidad.

RAHM Y ROSE ABRIERON LA RYDER

Jon Rahm y Justin Rose es la pareja europea que abrió la Ryder Cup, en París, a las 08.10 del viernes 28, y se enfrentaba a Tony Finau y Brooks Koepka. Sergio no jugaba en los cuatro fourballs de la mañana.

Too empezó muy bien para la pareja europea que fue por delante de los norteamericanos durante casi todo el encuentro. En el hoyo 14, una corbata que impidió a Rahm ganar el hoyo, cambió el signo del encuentro. A partir de ese momento, el español y el inglés bajaron su rendimiento hasta perder el partido en el hoyo 18.

En ese encuentro se produjo un desgraciado accidente: en el hoyo 6, la bola de salida de Koepka golpeó en la cabeza a una espectadora, de los muchos miles que acucieron a la primera ronda de la Ryder en Le Golf National (par 71) a las afueras de París, junto a Versalles, y las asistencias tuvieron que llevársela en camilla después de atenderla en el lugar donde fue golpeada. No ha habido más información sobre el estado de la mujer herida.

El caso es que la derrota del español y el inglés fue uno de los eslabones principales de la cadena de fallos que condujo a la debacle de la jornada de mañana, que acabó con el resultado de 3 & 1 para los norteamericanos.

LOS FOURSOMES FUERON OTRA HISTORIA

La jornada de la tarde del viernes enfrentaba a los europeos con la necesidad de remontar la derrota sufrida por la mañana. Todo empezó a ir bien, no solo por los méritos europeos, sino por los fallos de los norteamericanos que no supieron en ningún momento contrarestar la buena actuación de los componentes del equipo del Viejo Continente.

Solo la derrota de la pareja formada por Tiger Woods y Patrick Reed perdió su partido (3 & 1) ante Francesco Molinari y Tommy Fletwood. Un vez más, el ex número 1 del mundo no estuvo en la Ryder Cup a la altura de sus últimas actuaciones en el PGA Tour.

Si por la mañana Jon Rahm perdió su partido con Justin Rose, frente a Koepka y Finau, por la tarde, Sergio García, formando pareja con el sueco Alex Noren, se deshizo del doble norteamericano, compuesto por Phil Mickelson y Bryson DeChambeau, por un rotundo 5 & 4, tras una decepcionante actuación de los norteamericanos.

No es por quitar mérito a los europeos, pero los resultados indican, bien a las claras que, por la tarde, los de Jim Furyk no parecían los mismos jugadores de la mañana.

También 5 & 4 fue el resultado de Francesco Molinari y Tommy Fletwood que derrotaron a la pareja de Jordan Spieth y Justin Thomas, que por la mañana habían vencido a Paul Casey y Tyrrell Hatton.

Ver todos los resultados y los horarios de salida pinchando al comienzo de esta información en “Ver leaderboard de la Ryder Cup”.

**********

.

UN ACONTECIMIENTO ÚNICO

La Ryder Cup se disputa en París del 28 al 30 de septiembre. Europa intenta recuperar el trofeo (en la foto de Getty Images, con el fondo de la Torre Eiffel) que el equipo del Viejo Continente perdió en Hazeltine, Minnesota, hace dos años. (Ver romance de Basilio Rogado en esta misma página). El torneo se disputa en Le Golf National (par 71) en las afueras de París, cercano a Versalles.

Estos son los doce componentes de cada equipo:

 

Equipo Europeo                                                       Equipo USA

 

Capitán Thomas Bjørn (Dinamarca)                         Capitán Jim Furyk

 

Paul Casey (Inglaterra)                                            B. Dechambeau

Tommy Fleetwood (Inglaterra)                               Tony Finau

Sergio García (España)                                           Rickie Fowler

Tyrrell Hatton (Inglaterra)                                        Dustin Johnson

Rory McIlroy (Irlanda del Norte)                              Brooks Koepka

Francesco Molinari (Italia)                                      Phil Mickelson

Alex Noren (Suecia)                                                 Patrick Reed

Thorbjorn Olesen (Dinamarca)                                Webb Simpson

Ian Poulter (Gran Bretaña)                                       Jordan Spieth

Jon Rahm (España)                                                  Justin Thomas

Justin Rose (Inglaterra)                                            Bubba Watson

Henrik Stenson (Suecia)                                          Tiger Woods

 

Vicecapitanes                                                            Vicecapitanes

Luke Donald (Inglaterra)                                          David Duval

Padraig Harrington (Irlanda)                                    Zach Johnson

Robert Karlsson (Suecia)                                          Matt Kuchar

Graeme Mcdowell (Irlanda del Norte)                     Davis Love III

Lee Westwood (Inglaterra)                                      Steve Stricker

 

 

No es posible comentar.