Torneos

Tiger (-11) volvió a lo grande 1876 días después. Rahm (-4), undécimo. Rose ganó la FedEx Cup

 

 

Ver leaerboard del Tour Championship

 

 

Han pasado 1876 días, pero Tiger Woods redivivo ha vuelto para quedarse. Con -11 ganó el Tour Championship, donde Jon Rahm (-4) acabó undécimo. El otrora campeón del mundo no era el mismo de siempre desde 2009. Aunque en 2013, lograra cuatro victorias, las posteriores lesiones y los problemas personales le han mantenido fuera de la competición durante muchos meses. En Atlanta, sus cuatro tarjetas de 65, 68, 65 y 71 le han convertido en ganador del último de los play off del PGA Tour, donde figuraban los treinta mejores jugadores del Circuito Americano, lo que es lo mismo que decir los treinta mejores del mundo. Su victoria le reporta, además del regreso a lo más alto de las clasificaciones, 1.620.000$ de los 9.000.000$ que se repartían en premios.

Y ahí está Tiger, de nuevo, entre los grandes, con dos golpes de ventaja, a pesar de terminar al con un golpe sobre el par 70 del  en la última vuelta, el domingo 23 de septiembre, con dos golpes de ventaja sobre Billy Horschel (-9) y cuatro sobre Dustin Johnson (-7) que acabó tercero.

JUSTIN ROSE Y EL BONUS DE DIEZ MILLONES

Justin Rose (66, 67, 68 y 73), que partía segundo en la última jornada, en el East Lake G.C. (par 70) en Atlanta, en el estado norteamericano de Georgia, acabó con tres golpes sobre el par del campo, con un total de -6 y acabar cuarto empatado; el resultado, malo pero suficiente para conquistar la FedEx Cup y el bonus de 10.000.000 dejó a Tiger Woods segundo en el ranking FedEx y a Bryson DeChambeau, máximo favorito para el triunfo final, en el puesto tercero, tras acabar decimonoveno (-1) el Tour Championship.

JON RAHM (-4) UNDÉCIMO AL FINAL

Jon Rahm, único español entre los 30 del Tour Championship, acabó (68, 68, 68 y 72) en undécima posición (-4), después de demostrar una regularidad asombrosa y haber firmado 68 golpes en cada una de las tres priimeras jornadas, para luego disolverse como un azucarillo en la cuarta y terminar con dos golpes sobre el par, fuera del top ten en la última prueba de la temporada americana, y 23 en el ranking FedEx.

Aunque se podría esperar más del español, no ha sido mala la temporada del vasco; por supuesto, ha sido peor que la anterior, pero eso es lo normal. Todos los rookies que triunfan en su primer año completo en el Tour, bajan algunos peldaños el segundo; lo importante es que los vuelva a subir en el tercero… Con la Ryder Cup de por medio.

MALAS SENSACIONES RYDER

De los 30 participantes, solo 19 terminaron ganandole al campo. Precisamente en esa posición acabó Bryson DeChambeau (-1), que no ha estado fino en el Tour Championship; una prueba que era un plato fuerte y un aperitivo a la vez: plato fuerte porque cerraba el circuito regular del PGA Tour, y aperitivo porque se disputa una semana antes de la Ryder Cup que se desarrollará en París los tres últimos días de septiembre.

DeChambeau ganador de dos de los cuatro play off de la FedEx Cup, que juega con todos los hierros con el mismo tamaño de varilla, no pudo mantener el liderato de la FedEx Cup, con el que salía la primera ronda del torneo, y (71, 76, 66 y 67) las dos primeras vueltas le condenaron a ser comparsa y terminar tercero en el ranking, y con malas sesaciones de cara a la Ryder Cup.

Peor es lo de los cuatro últimos clasificados, todos miembros del equipo norteamericano de la Ryder Cup. Jim Furyk deberá estar preocupado por el estado de ánimo de esos cuatro puntales del conjunto que han quedado los últimos en el Tour Championship: el 26, empatado, Brooks Koepka (+4); el 28, Patrick Reed (+9); el 29, Bubba Watson (+10) y el último y portador del farolillo rojo, Phil Mickelson (+13). A eso hay que añadir la ausencia de Jordan Spieth de este último torneo, lo cual puede ser malo por un lado y bueno por el lado de lo físico, ya que ha tenido una semana para descansar antes de volar a París, algo que no han podido hacer ninguno de los miembros del equipo americano -tampoco los del europeo- que figuraban entre los treinta primeros del plantel del Tour Championship.

 

 

EL FINAL DE LA TEMPORADA 17/18

Tiger Woods, Phil Mickelson, Dustin Johnson, Bubba Watson y el iconoclasta Bryson DeChambeau, ganador de dos de los cuatro play off de la FedEx Cup, que juega con todos los hierros con el mismo tamaño de varilla, son las grandes atracciones de un torneo que reparte 9.000.000 $ en premios y que tiene un  bonus especial de 1.000.000 $ para el que sea primero en el ranking FedEx.

Entre los ausentes, uno muy importante, Jordan Spieth, que este año ha sufrido mucho en los greenes y ha terminado en el puesto 31, con lo que se ha quedado fuera del Tour Championship por solo un puesto. Como el que no se conforma es porque no quiere, Jordan tiene una semana de descanso que le vendrá muy bien para preparar la Ryder parisina.

No es posible comentar.