Torneos

Justin Thomas (-15) arrasó en el WGC de Ohio

 

 

Ver leaderboard del WGC,  en Ohio

 

Justin Thomas (-15) ganó con cuatro golpes de diferencia, el WGC Bridgestone Invitational, finalizado el domingo 5 de julio en Akron, Ohio. Cabrera y Rahm (-5), terminaron en el top 20. García (+1), acabó en el puesto 39.

El norteamericano (65, 64, 67 y 69) que logra su tercera victoria en el año, demostró estar en un buen momento de forma, y sus cuatro golpes sobre los segundos clasificados, Dustin Johnson y Thorbjorn Olesen (-11), asó lo atestigua.

A pesar de su triunfo y del 1.462.844 € conseguido con la victoria, de los 10.000.000 $ que se repartieron en premios. Thomas no ha podido acceder al liderato del ranking mundial, que sigue estando en poder de Dustin. Johnson (69, 71, 66 y 64) empezó con dudas las dos primeras jornadas de esta prueba del Campeonato del Mundo, pero su fin de semana espectacular le llevó hasta esa segunda posición que comparte con el danés Olesen que, cada vez, está más cerca del equipo europeo de la próxima Ryder Cup.

EL LAZO AMARILLO

Los jugadores, en su mayoría, lucieron un lazo amarillo, en su gorra. Naturalmente no era para regocijo de Puigdemont y compañía -que ya les agradariiiiiiia- sino en apoyo de su ex compañero Jarrod Lyle, que lucha contra un cáncer terminal. El golfista australiano, de 36 años, pidió que le dejen morir en paz y no le suministren más que tratamientos paliativos contra el dolor, ha dejado de luchar contra la leucemia que le afecta desde hace tiempo. Después de operarse dos veces pidió a los médicos que le dejaraon tranquilo y no le sometieran a más sesiones de quimioterapia. Sus compañeros, solidarios, lucieron ese lazo amarillo en homenaje a su ex compañero.

LOS ESPAÑOLES, SIN PENA NI GLORIA

Se esperaba más de los tres representantes españoles, a pesar de que los aficionados son conscientes de que no andan finos en este tramo de la temporada, y lo malo es que la Ryder está a la vuelta del mes.

Después de su espectacular primera ronda, Rahm (64, 70, 68 y 73) parecía reecontrar el buen camino, pero sus siguientes tarjetas y, sobre todo, la última, le relegaron al puesto decimoséptimo, donde acabó empatado (-5) con Rafa Cabrera.

Si el vasco fue de más a menos, el canario fue muy regular (68, 67, 69 y 71), aunque empeoró, sobre todo en la última ronda, con un golpe sobre el par 70 del campo. A pesar de eso, acabó igualado con Rham.

Sergio García fue, una vez más, un quiero y no puedo… o algo así. Sus cuatro tarjetas de 70, 69, 67 y 75, solo abrieron una puerta a la esperanza en el tercer día del recorrido, pero sus tres golpes bajo el par del campo los emborronó con sus cinco sobre par del domingo. A pesar de eso acabó en la mitad de la tabla, en el puesto 39 (+1), empatado, entre otros, con Francesco Molinari, que no tuvo su mejor torneo.

TIGER NO AGUANTÓ EL TIRÓN

Los que no desesperan/desesperamos, son/somos los seguidores de Tiger Woods. Basta el nombre del californiano para que los aficionados se arracimen en los campos donde juega.
En esta ocasión los seguidores se la prometían muy felices; después de dos jornadas, Tiger estaba en el top ten (-6), empatado con seis jugadores, entre los que se encontraba Jon Rahm.

Al ex número 1 del mundo se le veía bien y en el Firestone C.C. (par 70) estaba muy a gusto, a pesar del calor y de las dificultades del campo. Había firmado dos tarjetas de 66 y 68 golpes y no estaba lejos de la cabeza, pero…

Llegó el fin de semana y las cañas se volvieron lanzas: 73 y 73, fueron los golpes que se registraron en sus tarjetas del sábado y el domingo. Y es que Tiger no fue el mismo durante el fin de semana; aunque declaró estar bien fisicamente, algo le pasó al Tigre para que no enseñara sus garras. Definitivamente, con su elección para el equipo de la Ryder Cup, en el aire, Tiger acabó al par, en el puesto 31, junto a Bubba Watson, entre otros.

En cuanto a otros favoritos, Rory McIlroy mejoró actuaciones anteriores, aunque el putt le sigue sin acompañar, y acabó (-8) en sexta posición; Phil Mickelson (-3) terminó vigesimocuarto y Jordan Spieth, que sigue sin levantar cabeza (+5) acabó en el puesto 60.

El torneo, sin corte, lo disputaron 71 jugadores y faltaron a la cita Justin Rose y Adam Hadwin.

 

 

Comentar