Torneos

Alex Noren (-7) conquistó París. Jon Rahm (-5), Jorge Campillo y Sergio García (-4), en el top ten

 

 

 

Ver leaderboard del Open de Francia

 

Alex Noren (-7) ganó el HNA Open de Francia. Jon Rahm (-5), acabó quinto y Sergio García y Jorge Campillo (-4) fueron octavos. El sueco (73, 72, 65 y 67) fue de menos a más y con sus cuatro golpes bajo el par 71 de Le Golf National, logró hacerse con el triunfo, aunque con solo un golpe de ventaja sobre tres jugadores empatados (-6) en la segunda posición en esta prueba,  dotada con 7.000.000 $ y perteneciente a la Rolex Series del European Tour. Noren logró, además del trofeo, la importante suma de 1.008.578 €.

Jon Rahm (70, 69, 68 y 72) acabó en la quinta posición, empatado con otros dos jugadores, uno de ellos el joven sueco Marcus Kinult, que no pudo aguantar la presión del liderazgo, con el que salía en la cuarta y última ronda, el primer domingo de julio. El vasco lo intentó, pero su última jornada, con un golpe sobre par, no le ayudó a conseguir su objetivo de victoria. En  todo caso, buen resultado de Jon, en un campo que será la sede de la próxima Ryder y que solo ha sido derrotado por 26 jugadores.

Sergio (72, 70, 64 y 74), que firmó una fabulosa tarjeta en la ronda sabatina, con siete golpes bajo par, solo empañada por el bogey del 18, tras mandar la bola de salida al agua. El castellonense, dejó bien claro que había que contar con él, a pesar de su regular comienzo al par, después de dos rondas y de su última bola al agua al finalizar la tercera jornada. Sin embargo, su comienzo del domingo, jugando con Jon Rahm en el partido anterior al estelar, hizo presagiar lo peor.

Sergio inició el recorrido enviando la bola al agua de salida y luego el tercer golpe, de nuevo al agua, lo que le obligó a firmar un triple bogey. Se fue recuperando poco a poco, pero al final, sus 74 golpes, díez más que en la ronda anterior, le dejaron en la octava posición (-4), empatado con otros tres jugadores, entre ellos, Justin Thomas, la estrella norteamericana que brilló en solitario a la vera -más o menos- de la Torre Eiffell y de un Jorge Campillo que solo le falta una victoria para afianzarse entre los mejores jugadores españoles actuales del European Tour.

Campillo (73, 71, 70 y 66) ya ocupa el puesto decimoquinto en la Carrera hacia Dubai y es el tercer español detrás de Rahm (9) y Cabrera (10). El extremeño busca con ahinco una victoria en el European Tour que se le resiste, a pesar de que no para de intentarlo. Todo llegará.

OTAEGUI Y ORIOL, EN EL TOP TEN

Especial mención merecen las actuaciones de Adrián Otaegui y Pedro Oriol. El vasco (74, 70, 66 y 71) se repuso de su mal comienzo y sus cinco golpes bajo par del sábado le llevaron a la séptima posición, pero su tarjeta al par del domingo le devolvieron (-3) al puesto decimosegundo. Lástima.

En cuanto a Pedro Oriol (71, 70, 70 y 73), el madrileño destacó por su regularidad durante las tres primeras rondas, gracias a lo cual pudo llegar al top ten, pero sus dos golpes sobre par del domingo le dejaron, al par, en el puesto 27. Nada mal, pero todavía no lo suficiente para mantener su Tarjeta.

Además de los cinco citados, los otros españoles que pasaron el corte, Álvaro Quirós y Nacho Elvira acabaron (+6) en el puesto 53.

RAHM, DESTACADO

Sus 69 golpes de la segunda ronda, en una tarjeta irregular, en la que hubo de todo, propiciaron esa esperanzadora tercera plaza; conquistada, eso sí, a base de tesón: cuatro birdies, dos bogeys, un eagle en el hoyo 3… y un doble bogey en el hoyo 15, igual que en la primera jornada. El jueves firmó 70 golpes, con cuatro birdies, un bogey y un doble bogey inoportuno, en el hoyo 15, después de irse al agua con el segundo golpe. Al final, el resultado ha terminado siendo positivo con esa quinta posición en el par 71 de Le Golf National, el campo cercano a París y más cercano aún del Palacio de Versalles, que fue un gran protagonista del torneo.

SIETE ESPAÑOLES FUERA DEL CORTE

El corte del viernes 29 en Le Golf National, el campo cercano a París y más cercano aún del Palacio de Versalles, donde se va a celebrar la próxima Ryder Cup, y que se ha convertido en el principal protagonista de la prueba, se estableció en +4 y lo superaron 65 jugadores. Fuera se quedaron Rafa Cabrera (+5); Pablo Larrazábal (+10); Scott Fernández (+11); Gonzalo Fernández Castaño (+13); Carlos Pigem (+15) y Chema Olazábal (+27), que se quedó con el dudoso honor de terminar el 155 y llevar el farolillo rojo tras la retirada de cuatro jugadores, entre ellos Lee Westwood y The Beef, Andrew Johnston.

MUCHO PREMIO Y POCA CHICHA

Es cierto que algunos de los mejores jugadores del European Tour están en París, pero se echan a faltar nombres muy importantes, que no deberían estar fuera de este premio, que reparte 7.000.000 $ y en el que se va a jugar la próxima Ryder Cup. No están McIlroy, Rose, Casey, Stenson, Molinari… Así no es de extrañar que el próximo Open de Francia no tenga un montante en premios como el de este año, máxime cuando parece que HNA, el gigante chino de la construcción no anda en buena forma y parece que puede no seguir con el patrocinio del torneo.

Todo esto demuestra que, el European Tour, por mucho que se esfuerce en conseguir patrocinadores y pagar en algunos torneos, lo que en el PGA Tour, el Circuito americano no es rival asequible para el europeo.

PARÍS Y LA RYDER

París nos ganó por la mano y por la mala gestión de la Real Federación Española de Golf, y nos quedamos sin Ryder, como nos dejaron sin Juegos Olímpicos… y como perdemos tanto o más, en los despachos de la política deportiva, de lo que ganan nuestros deportistas con su esfuerzo.

 

No es posible comentar.