Torneos

Thorbjorn Olesen (-22) ganó el Open de Italia. Rafa Cabrera (-18), cuarto. Jiménez (-15), decimocuarto

 

 

Ver leaderboard del Italian Open

 

(Movistar Golf 59 ofrece el Italian Open (31 – 3) sábado y domingo, a las 13.00, una hora menos en Canarias).

 

Rafa Cabrera (-18) acabó cuarto en el Open de Italia, finalizado el domingo 3 de junio, a cuatro golpes del vencedor, Thorbjorn Olesen. El danés acabó (-22) con un golpe de ventaja sobre el italiano Francesco Molinari, que venía de ganar la pasada semana en Wentworth.

Olesen se llevó, además del trofeo, un total de 1.000.377 €, de los 7.000.000 que esta prueba, segunda de las Rolex Series, repartía en premios. Lee Slattery (-20), acabó tercero. El inglés, ganador en dos ocasiones en el European Tour, una de ellas en el Madrid Masters, en 2011, logró el liderato el sábado (-16) gracias a su magnífica vuelta de 62 golpes, nueve bajo el par 71 de Gardagolf (par 71), el precioso campo situado cerca del lago de Garda, en Lombardía.

Slattery, a punto de cumplir cuarenta años, bo pudo aguantar los ataques de Molinari y Olesen y acabó en la tercera posición.

La cuarta posición (-18) fue para Rafa Cabrera. El canario (65, 67, 68 y 66) se está acostumbrando a los top 5 y es de esperar que pronto nos vuelva a dar la alegría de verle vencedor en el European Tour, o en el PGA norteamericano.

EL PISHA, SEGUNDO ESPAÑOL

De los doce españoles que iniciaron este torneo, perteneciente a las Rolex Series, dotado con 7.000.000€, en Gardagolf la mitad pasó el corte, establecido en -4 y superado por 83 jugadores.

Al citado Cabrera hay que añadir a Miguel Ángel Jiménez. El Pisha, que sigue en una gran forma, a sus 54 años ha demostrado que puede dar guerra en el Circuito Europeo. Con cuatro tarjetas de 68, 70, 68 y 63 golpes, acabó decimocuarto, con un acumulado de -15, en la decimocuarta plaza, empatado con otros cuatro jugadores.

El malagueño entregó, el domingo, una tarjeta con 63 golpes, la mejor de la jornada, empatada con la de Lee Westwood.

¡¡¡Hurra por el Pisha!!!

.Gonzalo Fernández Castaño fue el tercero de los españoles;  el madrileño (70, 66, 69 y 68) acabó trigésimo (-11) y este buen resultado puede darle alas para seguir mejorando en lo que queda de temporada.

Adrián Otaegui (-10) acabó en el puesto 36; Nacho Elvira (-9) en el 42, y Jorge Campillo (-7) no pasó del puesto 60.

Fuera del corte se quedaron Álvaro Quirós, Pedro Oriol, Scott Fernández Pep Anglés y Carlos Pigem, que terminó penúltimo de 155 participantes, tras la retirada de Pablo Larrazábal.

CONZALO Y MIGUEL ÁNGEL

Gonzalo Fernández Castaño y Miguel Ángel Jiménez, se enfrentaban a una prueba muy diferente para ambos. Los dos jugaban en la convulsa Italia con distintas motivaciones; el madrileño en busca de la supervivencia, y el malagueño, de nuevas sensaciones europeas. Afortunadamente, ambos llegaron al domingo, con posibilides de mejorar, y mejoraron, como queda dicho.

En la política italiana del momento, quizás el golf sea uno de los sectores que quiere seguir perteneciendo a Europa, ya que los votantes han elegido una mayoría que quiere hacerse el “brexit” particular.

Con la economía a la baja, en Gardagolf (par 71), en la localidad lombarda de Brescia, al norte de la bota italiana y  junto al lago de Garda, uno de los lugares más bellos de Europa, se disputa (31 mayo – 3 junio), el Italian Open, segundo de los torneos pertenecientes a las Rolex Series, y dotados, cada uno, con 7.000.000 €.

En esta ocasión, la prueba se jugó en Brescia, la mayor ciudad de Lombardía, después de Milán. Antiguamente se la conocía como Brixia -nada que ver con el Brexit, claro- y tenía, como gran aliciente, la presencia del mejor jugador italiano de la actualidad, Francesco Molinari, que viene de ganar en Wentworth y que no defraudó a sus compatriotas y a punto estuvo de ganar de nuevo.

 

 

 

No es posible comentar.