Torneos

Day (-12) ganó el Wells Fargo. Tiger (+2), hundido

 

 

 

 

(En la foto, de Getty Images, cedida por Taylor Made, Jason Day con su nuevo driver M3. Bajo estas líneas, una de las diligencias que viajaban por el Lejano Oeste, conservada en el Museo de la Wells Fargo, en la sede central de la compañía en San Francisco (California).

 

Ver leaderboard del Wells Fargo Championship

 

Tras el asalto fallido al Wells Fargo Championship, en Carolina del Norte, Tiger Woods acabó (+2) en el puesto 55, a ¡¡¡14 !!! golpes de Jason Day, ganador del torneo que finalizó el domingo 6 de mayo.

El australiano, que vuelve a su modo ganador, y ya es su segundo triunfo en la presente campaña, después de cierto tiempo con lesiones y dudas metódicas, venció (-12) con dos golpes de ventaja sobre los norteamericanos Nick Watney y Aaron Wise.

Cuarto fue Bryson DeChambeau (-8) que, con su ingenio con las varillas, anda siempre por las alturas en los últimos torneos. Phil Mickelson, en buen momento de forma, empató (-7) en la quinta posición con Peter Uihlein y Paul Casey, que no para de llamar a la puerta del equipo europeo de la Ryder.

La octava posición (-6) fue para Patrick Reed, ganador del Masters pasado, y la novena (-5), empatado con otros tres jugadores, para el argentino Emiliano Grillo. A falta de españoles, al menos hubo que hablaba nuestro idioma entre los diez primeros.

Justin Thomas, actual número 1 de la FedEx Cup, empató (-2) en el puesto 23, con Rickie Fowler.

Solo 39 jugadores -de los 75 que pasaron el segundo corte, el sábado 5 de mayo, han podido ganarle al complicado campo de Quail Hollow (par 71), en la localidad de Charlotte, en el citado estado de Carolina del Norte. Eso indica la dificultad de este campo, que ha servido de aperitivo del The Players, al que no han acudido algunos de los grandes del PGA Tour -entre ellos los tres españoles, Sergio, Rafa y Jon, que se reservan para la próxima semana.

Con tarjetas de 71, 73, 68 y 74 golpes, Woods acabó empatado en el puesto 55, más cerca de los últimos lugares que de las plazas de cabeza. A pesar de todo, sus seguidores siguen siendo legión.

UN ASALTO FALLIDO

Tiger intentaba asaltar la diligencia de la Wells Fargo (ver más información en esta misma web) para demostrar que sigue en plena recuperación, tanto física como mental. Aunque no estaba entre los favoritos para la victoria, su presencia arrastró, como siempre, a miles de aficionados, y no podía ser menos en este difícil Quail Hollow.

Al final del recorrido de Quail Hollow se le conoce como The Green Mile -La Milla Verde-, y son tres hoyos muy complicados, aunque no cruentos; nada que ver con los bandidos del Far West que asaltaban, cada dos por tres, las diligencias de una compañía legendaria… que ya no es lo que era.

No es posible comentar.