Torneos

Mickelson venció, en play off a Thomas, en el WGC México. Cabrera (-15), tercero y García (-13), séptimo

 

 

 

 

Phil Mickelson ganó el WGC México Championship, en play off, a Justin Thomas, después de cinco años sin lograr un título. Rafa Cabrera (-15) fue tercero y Sergio García (-13), octavo. Jon Rahm (-6) acabó el 20 y Jorge Campillo (-4), el 27

El californiano, a sus 47 años, ha reverdecido laureles después de casi cinco años sin victorias. La última había sido en 2013, cuando consiguiera su último Major, el Open, tras vencer en Escocia la semana anterior.

Phil está jugando como en sus mejores tiempos, con su hermano Tim de caddie y un nuevo entrenador para el putt, que han logrado llevar hasta el zurdo californiano hasta cuotas tan altas como esta victoria en un Campeonato del Mundo, con 47 años, lo que no está al alcance de cualquiera.

Con cuatro tarjetas de 69, 68, 65 y 66, para un acumulado de -16 en el  Chapultepec G.C. (par 71) de la Ciudad de México, Mickelson, jugando en el partido estelar el domingo 4 de marzo, empató con Justin Thomas, que llevaba casi una hora en la Casa Club, después de haber terminado con un brillante eagle en el 18 y esos mismos 16 golpes bajo par, que le mantenían en la primera posición de la tabla.

Con el par en ese hoyo 18, Lefty logró empatar y salir a play off, y le bastó un solo hoyo, el complicado par tres del 17, para derrotar, con el par, al joven Thomas, que venía de ganar la pasada semana en el Honda Classic, y que había finalizado la semana con dos tarjetas de 62 y 64 golpes, que le auparon hasta esa primera posición que, fiinalmente, no pudo mantener.

 

El líder insospechado, al iniciarse la cuarta jornada, el indio Shubhankar Sharma (-13), no pudo con la presión del último día pero, a sus 21 años, Sharma, que ya ha ganado esta temporada dos torneos del European Tour, aunque fuera de Europa,  en Sudáfrica y en Malasia, por lo que es líder en la Carrera hacia Dubai, terminó en octava posición (-10), después de firmar una última tarjeta de 74 golpes.

¿Estamos ante una nueva estrella del golf mundial? Aunque la presión le haya podido en México habrá que dar a Sharma todo el valor que se merece, y que ya es mucho, aunque no se hiciera con el triunfo tinal.

Dos estrellas que se quedaron sin brillo fueron Jordan Spieth (-8), al que no le acaba de ayudar ese putt que tantos triunfos le dio hace dos años, terminó decimocuarto y Rickie Fowler, que la pasada semana, en Los Ángeles, se quedó fuera del corte en un torneo en el que defendía título, terminó (-1) en el puesto 37.

SERGIO Y RAFA, EN EL TOP TEN; RAHM, EL 2O

Por primera vez, cuatro españoles han terminado en muy buena posición, sobre todo dos de elos, en un torneo del WGC Championship.

Rafa Cabrera Bello (66, 67, 69 y 67), terminó tercero (-15), a un solo golpe de los dos colíderes. El canario empató con Tyrrell Hatton y demostró encontrarse en un gran momento de forma en este comienzo del año. Su eagle en el hoyo 1, saliendo del bunker, en la última ronda, demuestra la precisión con la que está jugando.

Tampoco estuvo mal Sergio García: con tarjetas de 68, 65, 69 y 70 golpes, el castellonense acabó séptimo, empatado (-12), nada menos que con el número 1 del mundo, Dustin Johnson.

Jon Rahm, que no lució su mejor juego, en un campo con muchos árboles y agua, no apto para grandes pegadores, acabó en la vigésima posición, tras firmar tarjetas de 67,71, 70 y 70 golpes, con un acumulado de -6, empatado con otros cuatro jugadores.

En el Chapultepec G.C. (par 71) de la Ciudad de México, estaban 64 de los mejores jugadores del mundo, con un montante total en premios, de 10.000.000 $.

UN EXTREMEÑO EN EL WGC DE MEXICO

 

 

Otra buena nueva para el golf español, nos la ha dado Jorge Campillo, que se estrenaba en un Campeonato del Mundo y jugó en México, junto a los mejores, entre ellos, sus compatriotas Sergio García, Jon Rahm y Rafa Cabrera.

Con cuatro tarjetas de 72, 71, 69 y 68 golpes, el extremeño, de 32 años, ha debutado con buen  pie, en el WGC México Campionship, el primero de los cuatro Campeonatos del Mundo que hay en la temporada, y lo hizo por méritos propios, en esta prueba, sin corte, que sustituye, ya por segundo año consecutivo, a la que se disputaba en Doral, el campo de Donald Trum en Miami.

Con un acumulado de -4, y sus dos tarjetas de fin de semana bajo par, Campillo finalizó en un magnífico puesto 27, de 64 jugadores, empatado con el norteamericano Tony Finau.

El presidente, que también anda a la greña con el PGA Tour, se quedó sin este Campeonato del Mundo, que se marchó a México, sin tener que atravesar el muro que construyen los norteamericanos en la frontera con el país vecino. Lo que demuestra, una vez más, que la política camina por un lado y los intereses económicos -como en este caso los turísticos de México-, por otro.

Campillo lleva diez años de profesional y aún no ha ganado ninguna prueba del Circuito Europeo, aunque es el español que más torneos juega, alrededor de los treinta cada año. Esta vez, gracias a su quinta posición en la Carrera hacia Dubai, ha logrado estar entre los mejores del mundo. Para conseguirlo, ha jugado cinco competiciones en un mes: del 14 de enero, al 18 de febrero, el extremeño terminó decimosegundo en Malasia; decimocuarto en Abu Dhabi; no pasó el corte en Dubaii, y fue segundo en Malasia y cuarto en Omán…

Gracias a esos dos top ten, el extremeño  ha podido estar en un torneo mayor, aunque no sea un Major, compitiendo en una prueba que tiene 10.000.000 $ en premios, y en la que estaban todos, o casi todos. De los veinte primeros del mundo, solo fallaron Hideki Matsuyama, Jason Day, Brooks Koepka, Rory McIlroy y Henrik Stenson.

 

No es posible comentar.