Torneos

Fernández Castaño y Larrazábal (-15), cuartos en el Qatar Masters. Ganó Eddie Pepperell (-18)

 

 

 

Ver leadeboard de Qatar

 

Gonzalo Fernández Castaño y Pablo Larrazábal empataron (-15) en la cuarta posición, en el Commercial Bank Qatar Masters, cuyo ganador fue Eddie Pepperell (-18). Adrián Otaegui (-13) acabó décimo, con lo que tres españoles finalizaron en el top ten de este torneo que repartía 1.750.000 $, perteneciente al Circuito Europeo. Segundo fue otro inglés que hacía mucho tiempo que no se paseaba por las alturas: Oliver Fisher terminó a un golpe de su compatriota. El tercer puesto lo ocupó el sueco Marcus Kinhult (-16).

El madrileño (68, 68, 69 y 68), un prodigio de regularidad, buscaba en Qatar, y lo ha logrado mejorar sus sensaciones de la pasada semana en Omán, donde no superó el corte, después de un larguísimo viaje de Colombia al Sultanato, pasando por Madrid, y pagar caro, tanto el jet lag como las muchas horas de avión.

Por su parte, el catalán (68, 67, 70 y 68), también muy regular, ha mejorado sus actuaciones en torneos pasados y acabó, en esa misma cuarta posición, empatado con Gonzalo y otros dos jugadores, el francés Grégory Havret y el italiano Renato Paratore.

Si la del viernes 23 fue una buena jornada para los españoles en Qatar, con  Adrián Otaegui (-11) de líder, las cosas no fueron tan bien, el sábado 24, sobre todo para el vasco (67, 66, 73) que finalizó su vuelta con un golpe sobre el par 72 del Doha C.C. y descendió desde la cabeza de la tabla hasta el puesto 16, a seis golpes de la cabeza. En la cuarta jornada, el vasco empezó muy bien, con tres birdies al finalizar los primeros nueve hoyos, acompañados de otros dos en la segunda parte del recorrido, pero sus dos bogeys, en los hoyos 11 y 14 le frenaron la progresión, para terminar con 69 golpes y un acumulado de -13, en la décima posición.

QUIRÓS Y FERNÁNDEZ EN EL TOP 20

Además de tres españoles en el top ten, otros dos acabaron en el top 20: Álvaro Quirós (66, 70, 70 y 71) y Scott Fernandez, empataron (-11) en el puesto decimonoveno; el gaditano, que no ha jugado bien en los últimos torneos, también ha mejorado sus actuaciones pasadas, y lo mismo puede decitrse del granadino, que firmó cuatro tarjetas de 69, 70, 71 y 67 golpes.

Con -8, y en el puesto 39, Nacho Elvira finalizó el sexto de los españoles qie pasaron el corte de esta prueba que tenía una dotación de 1.750.000 $, y que ha reunido a jugadores de la zona media del Circuito Europeo, hasta un total de 138 participantes, de los cuales 78 superaron el corte, establecido en -4.

Dos de los ocho españoles que iniciaron el torneo se quedaron fuera del corte: Pep Anglés, que la semana pasada, en Omán, pasó al fin de semana pero acabó en último lugar, se quedó fuera esta vez, a pesar de finalizar bajo par (-1) las dos primeras rondas, y Carlos Pigem, al par terminó en el puesto 114.

JORGE CAMPILLO, DESCANSA

Aunque parezca mentira, no está entre los españoles Jorge Campillo, uno de los profesionales que más torneos juega al año en el Circuito Europeo. El extremeño lleva jugados seis torneos esta temporada, cinco de ellos en el presente año, y en el último lustro ha disputado 150 torneos.

¡Qué diferencia con Sergio García, que solo ha jugado dos torneos en 2018, uno en Singapur, valedero para el Circuito Asiático, y otro en Dubai, del European Tour!

Claro que no hay comparación posible entre uno y otro jugador; cada cual tiene su trayectoria profesional, igual de meritoria cada una, pero mientras el extremeño no ha ganado ni un solo torneo, el castellonense ha sido vencedor en todos los Circuitos, en todos los continentes y hasta luce una Chaqueta Verde.

Pero es indudable que si Sergio se merece un monumento -aunque sea en bitcoins- por sus victorias, Jorge se lo merece por su tesón, su afán por continuar en la lucha y por no bajar nunca los brazos. ¡Sí señor!

 

No es posible comentar.