Torneos

Sergio (-6), un largo viaje a Australia para 9.494€

 

 

 

(En la imagen, amanece en el Royal Pines Resort, en Queensland, Australia).

 

Ver leaderboard del Australian PGA Championship

Sergio García (-6) acabó vigesimocuarto en el Australian Open Championship, que finalizó el domingo 3 de diciembre, en el RACV Royal Pines Resort (par 72), en la localidad de Queensland, donde logró un premio de 9.494€, poco bagaje para tan largo viaje. Ganó Cameron Smith, en play off a su compatriota Justin Zunic. (Ver más información en esta misma página: “Los “poderosos” motivos de Sergio”).

Los dos australianos tuvieron que disputar dos hoyos de desempate, en el par 4 del hoyo 18, después de empatar (-18) al final de las cuatro rondas,el domingo 3 de diciembre. La victoria fue para el más joven de los dos, Smith, de 24 años, que es el 86 del ranking mundial, mientras su Zunic, de 25, es el 636 del mundo y ocupa el puesto 108 en el ranking del Challenge Tour Europeo: este segundo puesto, que le ha reportado 106.018€, demuestra que en el golf a cualquiera, y en el momento más insospechado, le puede sonar la flauta; claro que, en el caso de Zunic el último soplido le sonó como la flauta de Bartolo, ya que desafinó en el último hoyo.

Sergio García (-6) terminó en el top 30 ¡¡¡a doce golpes !!! de la cabeza. El castellonense, que reconoció que a estas alturas de la temporada su cuerpo gentil le está pidienco poca guerra, empieza sus vacaciones, después de haber culminado la mejor temporada de su vida, con victorias en todos los continentes, o casi, y vestido con la Chaqueta Verde del Grande tan deseado.

Con cuatro tarjetas de 67, 71, 70 y 74 golpes, el español cayó desde el top ten, donde estaba al finalizar la tercera jornada, hasta el puesto 24, que no hace ningún honor a su trayectoria del año.

 

ADRIÁ ARNÁUS PASÓ EL CORTE

En Australia habían iniciado el torneo otros dos españoles: Adriá Arnáus (Adri para los amigos del European Tour que así le llaman en la clasificación oficial) y Emilio Cuartero. Ambos han tenido la fortuna de poder participar en la competición, a pesar de que ninguno tiene la Tarjeta del Tour y van a tener muy pocas opciones de disputar pruebas del Circuito Europeo.

Arnáus, que debutaba como profesional y que tiene por delante el Challenge Tour, firmó tres tarjetas de 71, 70 ,72 y 73 golpes y con dos bajo el par del campo, pasó su primer corte y acabó en un honroso puesto 45, empatado con otros cuatro jugadores.  Aparte de la experiencia, Arnáus e ha embolsado 4.866 € que no le vienen nada mal para empezar su carrera. Enhorabuena y adelante.

No le fue tan bien a Emilio Cuartero (73, 73) que con +2 se quedó fuera de un corte establecido en -1 y que superaron 75 jugadores.    Cuartero no ha podido aprovechar esta oportunidad australiana.

SOLO EL JUEVES HUBO AYUDA DIVINA

Al que madruga, Dios le ayuda. Eso debió pensar Sergio García que jugó.el jueves último de noviembre, a las 06,10 de la mañana, su primera vuelta en el Australian PGA Tour. Las cosas no le fueron nada mal, ya que con una tarjeta de 67 golpes (-5), el español acabó en la tercera plaza. Claro que el viernes, primero de diciembre, como el castellonense no tuvo que madrugar, su tarjeta se resintió ya que no tuvo ayuda divina y, a pesar de firmar cinco birdies, dos bogeys y, sobre todo, un doble bogey (7) en el par 5 del hoyo 9, le dejaron casi como estaba… pero a seis golpes de los colíderes que parece mucha distancia.

El sábado, la jornada fue aún peor, y los dos bajo par del castellonense no le acercaron a la cabeza, sino que le alejaron aún más… Y el domingo, no digamos. Finalmente (71, 70, 72 y 73), la ayuda divina de un solo día, no bastó para aliviar el cansancio acumulado en las piernas… y en la cabeza… ¿Para qué Australia entonces?

 

 

No es posible comentar.