Torneos

USA retiene (15.5 & 14.5) la Presidents Cup

 

 

Ver equipos y leaderboard de la Presidents Cup

 

 

Ver leaderboard de la Presidents Cup

 

Con victoria de Mickelson y derrota de Spieth en individuales, el equipo USA retuvo la Presidents Cup al vencer a los Internacionales (15.5 & 14.5) en Corea. Las cinco victorias en los partidos del domingo 11 fueron decisivas a la hora de retener aunque por los pelos, la Copa, ante los representantes del equipo Internacional (Resto del Mundo excepto Europa) en una edición de la Presidents Cup más reñida de lo que se esperaba, aunque Phil Mickelson, en la previa del torneo, aseguraba que el resultado iba a ser muy ajustado.

A falta de los doce individuales del domingo, los norteamericanos ganaban (9.5 & 8.5) a los internacionales en la Presidents Cup que se disputó en el Jack Nicklaus G.C., en la localidad coreana de Incheon. El torneo se juega cada dos años, sus orígenes se remontan a 1994 y está organizada por el PGA Tour.

Esta vez, como siempre, los individuales eran decisivos y se llegaba a la jornada final con el resultado muy justo. En la última edición, celebrada en Estados Unidos, el equipo norteamericano se impuso en Muirfield Village (EE.UU.) por el ajustado marcador de 18½ a 15½, con el cambio en esta edición y con solo 30 puntos en juego, en lugar de los 34 que se disputaban antes, a EE.UU le basta con 15 para retener el trofeo, con lo que tendría que ganar 5 individuales y empatar uno, para quedarse con la Copa de los Presidentes.

Y eso fue lo que hicieron los americanos: ganaron cinco individuales y empataron dos así que la Copa regresó a “casa”.

CUARTA JORNADA

La sesión dominical comenzó con un enfrentamiento entre Patrick Reed y Louis Oosthuizen, que se saldó con un empate. Tras ellos, Rickie Fowler perdió (6 & 5) con más facilidad de lo que se preveía al comienzo del partido, ante un Adam Scott que ha utilizado ya su putt corto, ya que en 2016 se prohibe el largo, adosado al cuerpo, que venía utilizando los últimos años.

Dustin Johnson cumplió el pronóstico y se impuso (2&1) a Danny Lee; J.B. Holmes fue derrotado (2&1) por Hideki Matsuyama y Bubba Watson empató conThongchai Jaidee, mientras Jimmy Wlker ganó 2 & 1 a Steven Bowditch.

En un partido muy igualado, se vieron las caras dos jugadores imprevisibles Phil Mickelson y Charl Schwarztel: ganó el zurdo norteamericano (5 & 4) con más facilidad de lo esperado. Chris Kirk derrotó (1 arriba) a Anirban Lahiri. Para entonces ya había tres victorias americanas y dos empates, pero los resultados de los Internacionales eran idénticos, y el torneo estaba empatado. Quedaban cuatro partidos y entre ellos el de Jordan Spieth y Marc Leishman, que los especialistas adjudicaban de antemano al norteamericano. Pero las cosas en golf no son casi nunca como se piensan: en ese octavo partido se llegó al hoyo18, pero fue el australiano (1 arriba) el que se llevó la victoria.

En el noveno encuentro, la situación volvió a igualarse con la victoria de Zach Johnson (3 & 2) sobre Jason Day, el otro gran favorito, este en el campo Internacional, que caía derrotado contra pronóstico y con cierta holgura por parte del ganador del Open.

La derrota de Matt Kuchar (2&1) ante Branden Grace, que ha ganado todo lo que se le ha puesto por delante, dejó la máxima responsabilidad en manos de Bill Haas, uno de los elegidos por el capitán Jay Haas, que es !su padre! Una derrota dejaba la copa en manos de los Internacionales y ponía al capitán al pie de los caballos. Sin embargo, el hijo no defraudó a papá y consiguió derrotar (2 arriba) a Sangmoon Bae. El norteamericano se convirtió en el héroe de la jornada, mientras que el coreano tendrá dos años para pensar seriamente, no ya en esta derrota, sino en su futuro como golfista ya que a partir de ahora tendrá que permanecer en su país, Corea del Sur, cumpliendo la mili obligatoria.

Lo que son las cosas: en Corea del Sur finalizaba el domingo 11 una competición deportiva, donde se competía de forma pacífica y amigable, contra un equipo de los Estados Unidos, mientras en la vecina Corea del Norte, se escenificaba el más terrible de los escenarios, con una parada militar con la que la dictadura coreana quiso anunciar que estaba preparada para una guerra, precisamente con los Estados Unidos. ¡Vaya mundo!

LA PRIMERA JORNADA

Tras la primera jornada de cinco foursomes en la Presidents Cup, el jueves 8, todo parecía indicar que la competición, que enfrenta cada dos años -similar a la Ryder Cup, aunque esta vez en distinto formato, a equipos de los Estados Unidos e Internacionales (Resto del Mundo, excepto los europos) ,se iba a convertir en un paseo militar para los americanos.

Al final de la primera ronda, USA ganaba a los Internacionales 4 & 1, y las cosas se torcían para los jugadores “mundialistas”. Solo una victoria, la de la pareja formada por Louis Oosthuizen y Branden Grace, sobre Patrick Reed y Matt Kuchar; las cuatro restantes, victorias americanas, la más clara (5 & 4) para Fowler/Walker contra Lahiri/ Jaidee.

Sin embargo, en la madrugada española del viernes 9, las cosas fueron bien distintas, y el resultado de 3 & 2 para los internacionales dejaron el resultado provisional en 5.5 & 4.5 para los americanos, que deja las espadas en alto.

LA SEGUNDA JORNADA

En los fourball del viernes se repitieron casi todas las parejas; en el equipo americano se quedaron fuera Reed y Kuchar, perdedores el jueves en foursomes, y fueron sustituidos por Bill Haas y Chris Kirk, mientras los internacionales dejaron fuera al japonés Matsuyama y al indio Anirban Lahiri, y cambiaron algunas parejas, con la inclusión de un dúo formado por Jason Day y Adam Scott -que prueba un putt corto ante a prohibición de los putts anclados al cuerpo a partir de 2016- y que acabó empatando con Phil Mickelson y Zach Johnson.

En los fourball del viernes destaca la victoria de Branden Grace y Louis Oosthuizen, ganadores también en la primera jornada, pero en esta ocasión lo hicieron (1 up) ante una pareja que, en principio, es la más segura de los Estados Unidos, Jordan Spieth y Dustin Johnson.

LA TERCERA JORNADA

Los cuatro foursomes de la mañana del sábado 10 terminaron con un empate: una victoria para cada equipo y dos empates con lo que el resultado al final de la primera parte de la tercera jornada arrojaba una ventaja de solo un punto para el equipo norteamericano.

El sábado en foursomes, hubo de nuevo victoria para Jordan Spieth y Dustin Johnson, pareja inseparable, que ha jugado todos los partidos, y que en esta ocasión venció (1 arriba) a la formada por Jason Day y Charl Schwartzel. La derrota americana fue para la pareja Reed/Fowler, que cayó con claridad (3 & ) ante la formada por Louis Oosthuizen y Branden Grace, que han sido los baluartes del equipo internacional, ya que ganaron sus tres partidos, no descansaron ni un solo día y derrotaron incluso a la pareja estelar norteamericana, formada por Spieth y D. Johnson.

En los fourball de la tarde del sábado, Reed y Spieth, juntos por primera vez en todo el torneo, hicieron buena su condición de pareja ganadora y lograron derrotar (3 & 2) a Jason Day y Charl Schwartzel. Por parte internacional, Louis Oosthuizen y Branden Grace conseguían su cuarta victoria -jugaron los cuatro partidos de dobles y los ganaron todos-, en esta ocasión sobre Bubba Watson y J.B. Holmes. Al final, 9.5 & 8.5 y todo por decidir en los individuales del domingo, aunque los norteamericanos parten como favoritos

 

LA PAREJA “SEPARADA”

Jordan Spieth y Patrick Reed se perfilaban como una de las parejas seguras en el equipo norteamericano ya que, hace un año en la Ryder Cup, el dúo Spieth-Reed ganó 2.5 puntos en sus los tres partidos que jugaron juntos, incluidas un par de victorias en los individuales, que no sirvieron a los estadounidenses para ganar en Escocia.

En los entrenamientos del martes 6, en Corea, Jay Haas puso juntos a Spieth y Reed, que practicaron enfrentándose a Matt Kuchar y Dustin Johnson. Sin embargo, en la primera jornada, el jueves 8, el capitán separó dicha pareja, y dejó a Spieth con Dustin Johnson, que ganaron la primera jornada y que perdieron la segunda, mientras Reed con Kuchar fue la única que perdió en la primera ronda y descansó en la segunda.

El otro Johnson, Zach, junto a Mickelson, tendrá enfrente a Jason Day y Steven Bowditch, y Rickie Fowler, con Jimmy Walker, harán partido contra Anirban Lahiri y Thongchai Jaidee.

En el primer partido, Bubba Watson y J. B. Holmes, lucharán contra Adam Scott, que aprovecha este torneo para cambiar de putt y utilizar uno más corto, que no se acopla al cuerpo, e Hideki Matsuyama.

LA PRESIDENTS CUP

La Presidents Cup -versión de la Ryder Cup- que enfrenta a jugadores de los Estados Unidos, con los del Resto del Mundo, con excepción de los europeos, se disputa,del 8 al 11 de octubre, una vez finalizada la temporada oficial del PGA Tour, donde juega la práctica todalidad de los profesionales que luchan por esta Presidents Cup. La competición se celebra en la localidad coreana de Incheon, en el Jack Nicklaus Golf Club, par 72 de 6.748 metros (7.380 yardas). Inaugurado en 2010 es diseño, como su nombre indica, de Jack Nicklaus y está situado a 60 kilómetros al oeste de Seul. Esta es la primera vez que el torneo se disputa en Asia.

El torneo se disputa cada dos años, sus orígenes se remontan a 1994 y está organizada por el PGA Tour. En la última edición, celebrada en Estados Unidos, el equipo norteamericano se impuso en Muirfield Village (EE.UU.) por el ajustado marcador de 18½ a 15½, con el cambio en esta edición y con solo 30 puntos en juego, en lugar de los 34 que se disputaban antes, a EE.UU. le basta con 15 para retener el trofeo.

NUEVO FORMATO

Cada equipo cuenta con 12 jugadores y en Corea se estrena un nuevo formato: el jueves 8 y el viernes 9, se disputan cinco partidos fourballs (mejor bola) y otros tantos foursomes (golpes alternos). El sábado se juegan cuatro partidos fourball y cuatro foursomes, en jornada de mañana y tarde, mientras que el domingo 11 finalizará la competición con doce partidos individuales, match play.

EQUIPO DE LOS EE.UU.

Rickie Fowler (primera aparición), JB Holmes (1) -en sustitución de Jim Furyk, lesionado-, Bill Haas (3), Dustin Johnson (2), Zach Johnson (4), Chris Kirk (1), Matt Kuchar (3), Phil Mickelson (11), Patrick Reed (1), Jordan Spieth (2), Jimmy Walker (1), Bubba Watson (2). Capitán: Jay Haas. Solo Mickelson puede presumir de haber estado en las once ediciones del torneo, incluida la de este año. En esta ocasión Mickelson no se ha ganado el puesto ya que ha sido elegido por el capitán, que también ha seleccionado a su hijo Bill para formar parte del equipo.

EQUIPO RESTO DEL MUNDO

Sangmoon Bae, Corea del Sur (1); Steven Bowditch, Australia (1); Jason Day, Australia (3); Branden Grace, Sudáfrica (2); Thongchai Jaidee, Tailandia (1); Anirban Lahiri, India (1); Danny Lee, Nueva Zelanda (1); Marc Leishman, Australia (2); Hideki Matsyama, Japón (2); Louis Oosthuizen, Sudáfrica (2); Charl Schwartzel, Sudáfrica (3); Adam Scott, Australia (7).Capitán: Nick Price, Zimbawe. En el caso de los internacionales, las dos elecciones de Price son Sangmoon Bae, el coreano que juega en el PGA Tour y que cuando termine este torneo tendrá que quedarse obligatoriamente en su país para hacer la Mili, lo que le tendrá alejado del golf durante dos años, por lo menos. El otro elegido por el capitán es el australiano Steven Bowditch

 

PREDICCIÓN DE PHIL

Los puntos que se disputan se han reducido de 34 a 30 con la esperanza de hacer el torneo más competitivo ya que en sus diez ediciones, los EE.UU. han ganado ocho, empatado una y perdido otra.

Phil Mickelson, presente en todas las ediciones, y que en la cena de la noche del lunes se presentó vestido con unos pantalones con la bandera de los Estados Unidos, comentó al respeto: “esta reducción hará que el resultado sea más ajustado y posiblemente se decidirá por uno o dos puntos”.

En anteriores ocasiones, los 12 jugadores jugaron las dos primeras sesiones, pero este año, dos jugadores tendrán que quedarse fuera en las dos primeras sesiones. Los dos primeros días van a ser muy importantes, dijo Mickelson. Esos 10 puntos van a ser decisivos de cara a las dos últimas jornadas”.

 

J.B HOLMES LLEGÓ EL ÚLTIMO

J. B. Holmes estaba en su casa, cuando recibió la llamada para acudir a Corea para sustituir a Jim Furyk que continúa lesionado.

“Iba a quedarme en casa, relajándome con los juegos de la tele, pero cuando recibió la llamada de Jay Haas, el pasado viernes, día dos, tuvo que ponerse en camino y viajar el sábado a Corea, donde debutará en una Presidents Cup.

 

No es posible comentar.