Torneos

Thorbjorn Olesen (-18) ganó en los links de Escocia

 

 

 

 

Ver leaderboard del Alfred Dunhill Links Championship

 

Un domingo final, el 4 de septiembre, sin sol, pero también sin viento, aunque con frío, que en algo se tenía que notar que se estaba jugando al golf en Escocia. En ese escenario, el danés Thornbjorn Olesen (-18) fue el ganador, con dos golpes de ventaja sobre dos norteamericanos, Brooks Koepka -“nacido” para el golf en Europa- y Chris Stroud, debutante no solo en el European Tour, sino en el Old Course de St. Andrews. Olesen parece haber “resucitado” en este torneo, y de estar a punto de perder la tarjeta del Tour, no solo la ha asegurado, sino que, al conseguir su tercer título europeo, se mete en puestos para jugar los últimos e importantes torneos de la temporada en el European Tour.

Las magníficas condiciones atmosféricas con las que se ha disputado este torneo, que se juega en formato Pro Am, demuestra lo “fácil” que se han mostrado Carnoustie, Kingsbarns y St. Andrews, los tres campos en los que se disputaron las tres primeras rondas del torneo, que finalizó el domingo 4 en St. Andrews, como era lógico.

Treinta y dos jugadores terminaron con doble dígito en su casillero, de los 61 jugadores que superaron el corte del sábado, después de que todos jugaran en los tres recorridos, y que se situó en -5.

Lástima que, una vez más esta temporada, los españoles no estuvieran a la altura y firmaran una actuación decepcionante para los aficionados.

Solo dos de los nueve hispanos que iniciaron el torneo pasaron el corte: Alejandro Cañizares no aprovechó el buen tiempo, sobre todo la falta de viento, y terminó con tres golpes sobre el par 72 del Old Course, en el puesto (43), con siete sobre par.

Lo curioso es que Cañi (69, 67, 70, 75), consiguió ganarle a Carnoustie, el más fiero de los tres recorridos jugados, y le hizo cinco golpes bajo el par 72 del campo, en la jornada del viernes 2. Luego, sus 70 en Kingsbarns y, sobre todo, los 75 del Old Course en la jornada dominical, le hicieron descender26 posiciones para terminar en ese puesto 43, que sus 67 golpes de Carnoustie no merecían.

El otro español que pasó el corte, Adrián Otaegui (-6), firmó cuatro tarjetas de 68, 70, 70 y 74, y su última jornada en el Old Course le relegó al puesto 48.

Los siete españoles restantes se quedaron fuera de la campetición: Rafa Cabrera, que jugó el domingo con su compañero del doble, en su condición de terceros clasificados en el torneo Pro Am,y que no solo no consiguieron terminar en ese puesto, sino que se perdieron en la clasificación del citado ProAm. fue uno de los que no pasaron el corte, como tampoco lo hicieron Álvaro Quirós, Pablo Larrazábal, al que le sigue costando recuperarse su luna de miel de cinco semanas, ni Jorge Campillo que firmó una segunda vuelta magnífica, nada menos que en Carnoustie, y con los mismos golpes, 67, que Cañizares, en la jornada del viernes, no supo aprovechar su buen trabajo en esa segunda ronda.

Tampoco se quedaron en Escocia Nacho Elvira, al que se le atraganta por cuarta vez un torneo del European Tour, al que acaba de llegar por la puerta grande del Challenge, Pablo Martín Benavides y Jordi García Pinto, que después de cargar con el farolillo rojo la primera jornada, ha vuelto a los ultimos lugares, el 166 de 168, con un retirado, y con el francés Thomas Levet en el último lugar de la tabla.

UN OSCAR DE GOLF

Bill Murray 15

El Oscar del Golf, por supuesto, es lo que buscan en St. Andrews, Carnoustie y Karnoustie, los actores Bill Murray y Hugh Grant, presentes en el Alfred Dunhill Links Championship (1 – 4 octubre), que reparte 5.000.000 $, de los que 708.171 son para el ganador, y que es un torneo ya clásico, que se disputa, en formato Pro Am en tres de los campos emblemáticos del nordeste de Escocia y que este año cumple su decimoquinto aniversario.

A la presencia de los dos actores, enamorados del golf, y que no suelen fallar a esta cita, se une la de futbolistas como Johan Cruyff, Rudd Gullit, Adreyi Sevchenko y Alejandro del Piero y otros famosos deportistas que, junto a empresarios y diferentes personalidades, lucharán por conseguir una buena posición en una competición que suele celebrarse en condiciones meteorológicas difíciles, dada la época del año en que se juega.

 

No es posible comentar.