Torneos

Kiradech Aphibarnrat vino de Tailandia a ganar, en los links escoceses, el Match Play de Paul Lawrie

 

 

 

 

Ver leaderboard del Match Play de Escocia

 

Kiradech Aphibarnrat, desde  Thailandia, llegó a las Islas Británicas y, en manga corta desafiando al viento y la lluvia del norte, ganó su tercer título europeo en los links escoceses en el Match Play de Paul Lawrie que finalizó el 2 de agosto en Aberdeen. La final del Saltire Energy Match Play de Paul Lawrie, tenía como rivales al sueco Robert Karlsson y al tailandés Kiradech Aphibarnrat. Se disputó en la tarde del domingo 2 de agosto en el Murkar Links G.C. (par 70), en la localidad de Aberdeen, en Escocia,  lugar de nacimiento del jugador, ganador del Open en Carnoustie, y que da nombre a este torneo de enfrentamientos individuales que se estrena en el calendario del Tour Europeo y que tiene 1.000.000 € en premios.

Por la mañana, en las semifinales, el único escocés que quedaba en el cuadro, Marc Warren perdió (3$2) con el obeso joven tailandés, de 26 años, que finalmente logró el título mientras Karlsson necesitó veinte hoyos para doblegar al inglés David Howell.

Así, en la final, el favorito era, a todas luces, el tailandés, que tiene pendiente una visita a un endocrino, y desde el primer momento se puso por delante, hasta llegar a tener tres hoyos de ventaja. Sin embargo, al final del recorrido, el sueco se recuperó y ganó tres hoyos seguidos, hasta llegar al empate en el hoyo 17. El 18, sin embargo, no tuvo color, aunque lo parecía al principio. El golpe de salida del tailandés se fue a la derecha, al rough alto, mientras que el sueco se fue al green del 2, un buen lugar para buscar la bandera del 18 y con la bola en un lugar inmejorable. Pero Karlsson, que no gana desde 2010 en el Circuito Europeo, dejó la bola a tres metros… y el tailandés, prácticamente dada. Birdie de Aphibarnrat, que le da su tercera victoria en el European Tour, las dos primeras en Asia, y que deja a Robert Karlsson a las puertas de un nuevo triunfo, que ya se hace esperar durante mucho tiempo.

SIN ESPAÑOLES EN OCTAVOS DE FINAL

Alejandro Cañizares y Jorge Campillo, los dos españoles que quedaban en el Match Play de Paul Lawrie, se quedaron fuera de los octavos de final, igual que el propio Lawrie, organizador del torneo que finaliza el domingo 2, en Aberdeen, Escocia. En la primera ronda, Jorge Campillo, había ganado (2 up) a John Daly.

El anfitrión del torneo, Paul Lawrie, que se había deshecho con facilidad, del francés Romain Watell (5&4), en la primera jornada, el jueves 30, no pudo en la segunda con su compatriota escocés Chris Doak, y perdió (1 up) en el último hoyo.

En la segunda ronda, también, perdieron y no pudieron pasar a los octavos de final, tanto Campillo como Cañizares, que fueron derrotados ampliamente, el extremeño por el inglés Chris Wood (5&4), y el madrileño por el sueco Robert Karlsson (4&3).

La andadura del tercer español acabó, sin pena ni gloria, en la primera ronda, cuando Álvaro Quirós fue derrotado por el danés Morten Orum Madsen (3&2).

 

TRES ESPAÑOLES EN EL COMIENZO DEL TORNEO

Sesenta y cuatro jugadores participaban en el Match Play de Paul Lawrie, que finaliza el 2 de agosto, en el Murkar Links G.C. (par 70), en la localidad de Aberdeen, en Escocia, lugar de nacimiento del jugador, ganador del Open en Carnoustie, y que da nombre a este torneo de enfrentamientos individuales que se estrena en el calendario del Tour Europeo y que tiene 1.000.000 € en premios.

Solo tres españoles iniciaron esta nueva competición, pensada por sus paisanos, a mayor gloria de Paul Lawrie, en la que no hay jugadores de relumbrón. En la primera ronda, Jorge Campillo venció a John Daly (2 arriba), después de haber llevado ventaja durante casi todo el recorrido, aunque en el hoyo 12 el norteamericano se puso un golpe por encima del extremeño. Con un par en el 17, y bogey de Daly, y un birdie en el 18, Campillo logró una victoria que le hizo pasar a la ronda siguente. Otro de los españoles, Alejandro Cañizares se deshizo facilmente (7&6) del danés Lucas Bjerregaard, en un partido con poca historia. Tampoco la tuvo el que enfrentó a Álvaro Quirós y otro danés, Morten Orum Madsen, aunque en esta ocasión lo malo fue para el español, que perdió en un encuentro sin pena ni gloria (3&2).

 

No es posible comentar.