Torneos

¡¡¡Imparable Jordan!!! (-20) ganó, en play off, también en el John Deere Classic, en Illinois

 

 

 

Ver leaderboard del John Deere Classic

 

Jordan Spieth (-20), ganó, en play off, a Tom Gillis, en el John Deere Classic, en Illinois, y consiguió su cuarta victoria desde febrero. Hacía quince años que ningún jugador, y fue Tiger Woods, claro, conquistaba cuatro torneos en una temporada, antes del Open Británico. El texano, a sus 21 años, ha repetido título en este John Deere, que fue el primer torneo que ganó como profesional en 2013, y que fue el primer torneo que jugó al hacerse profesional.

Al final, Jordan, del que no se comprendía las razones por las que se quedaba en Illinois, en lugar de viajar a Escocia para preparar en el Open que ha ganado su compatriota Rickie Fowler (ver crónica en esta misma página), ha hecho buenas sus razones sentimentales ya que ha sido el ganador del torneo. En el segundo hoyo del play off venció al veterano Gillis, de 46 años, que no ha ganado nunca en el PGA Tour, y que en esta ocasión, se ha encontrado con un rival que no da tregua y que va siempre a por todas.

Igual que hará esta misma semana en The Open, cuando se enfrente al tercer Major del año desde el tee del uno del Old Course de St. Andrews.

En la tercera posición, empatados (-19) acabaron Zach Johnson y el neozelandés Dannu¡uy Lee, ganador la pasada semana en West Virginia. Gonzalo (-10) acabó vigesimoctavo.Jordan Spieth es imparable en cualquier lugar que juegue: jardines, links, arboledas, secarrales… Esta semana en Illinois, en el TPC Deere Run, par 71, en Silvis, Illinois, firmó una tarjeta al par nada más empezar, pero siguió con dos vueltas de 64, el viernes 10 y 61 el sábado 11, lo que le ha llevado a ocupar la primera plaza (-17), con dos golpes de ventaja sobre el neozelandés Danny Lee, que ganó la pasada semana en West Virginia.

GONZALO, AL ALZA

Las cosas parecen arreglarse y el swing de Gonzalo Fernández Castaño responde en las últimas semanas. Alegría pues entre los muchos seguidores del madrileño que ven como se aclara el futuro del jugador de cara a la próxima temporada. Con dos vueltas de 68 golpes cada una, Gonzalo (-6) era vigésimosegundo en el John Deere Classic al terminar la segunda ronda. Pero el madrileño volvió a las andadas y solo terminó al par 71 del campo en la jornada del sábado 11, lo que le hizo descender 18 posiciones hasta el puesto 40. Afortunadamente, su tarjeta de 67 golpes, el domingo 12, le hizo volver a subir hasta el puesto 28, lo que le supone un empujón, aunque no fundamental, en su necesidad de  J mantener la Tarjeta del PGA Tour 2016.

JORDAN, NÚMERO 2 DEL MUNDO… POR AHORA

Jordan Spieth, número 2 del mundo y ganador de los dos Grandes que se han disputado este año, levantó la polémica al preferir jugar en Illinois antes que viajar a Gran Bretaña para disputar el Open de Escocia y preparar mejor The Open que se inicia el 16 de julio.

Como si The Open… y en ¡St. Andrews! fuera un torneo más del calendario, Jordan Spieth, futuro número 1 del mundo, una vez confirmada la gravedad de la lesión de Rory McIlroy (ver más información en esta misma página), parecía no darle importancia al asunto y, de hecho, no viajará a las Islas Británicas hasta, al menos, el lunes próximo, día 13 de julio.

Los motivos por los que Jordan se quedó en Illinois no son nada espurios, sino de carácter sentimental. Está claro que eso no se lleva mucho ahora, y menos entre los profesionales del deporte, pero Spieth jugó su primer torneo como profesional precisamente en el John Deere Classic que, además fue el primer torneo que ganó. Por eso, y aunque el montante de premios es -4.700.000 $- de los más bajos del Circuito Americano, donde el ganador se lleva “solo” 846.000 $, Jordan prefirió quedarse con sus mejores recuerdos en los Estados Unidos.

En todo caso, a sus 21 años, a Spieth le da igual todo en lo respecta a jugar al golf: gana el Masters en un jardín y el US Open en un “campo de brócoli”. Esta semana prefiere quedarse en los Estados Unidos y la próxima (16 – 19), sin apenas tiempo para recuperarse del jet lag y con solo un día o dos de entrenamiento en el Old Course, estará en condiciones de luchar por la Jarra de Clarete.

Al menos eso es lo que esperan los aficionados: sin Rory, que ha hecho una estupidez al arriesgarse jugando al fútbol diez días antes del Major más importante de todos -según los expertos- y lesionarse los ligamentos del tobillo izquierdo, y con Tiger en horas bajas, a Jordan le corresponde entusiasmar al público británico que, a buen seguro, apoyará al joven texano con tanto ardor como si fuera de la tierra. Y es que si alguien sabe de golf, son los escoceses, que aprecian  al buen jugador, sea de donde sea. Y si no, que manden un wasap a las alturas y se lo pregunten a Seve, que debe andar por ahí.

GONZALO, A LA BAJA

Las cosas parecen arreglarse y el swing de Gonzalo Fernández Castaño responde en las últimas semanas. Alegría pues entre los muchos seguidores del madrileño que ven como se aclara el futuro del jugador de cara a la próxima temporada. Con dos vueltas de 68 golpes cada una, Gonzalo (-6) era vigésimosegundo en el John Deere Classic al terminar la segunda ronda. Pero el madrileño volvió a las andadas y solo terminar al par 71 del campo en la jornada del sábado 11, lo que le ha hecho descender 18 posiciones hassta el puesto 40.

Gonzalo tiene que apurar el máximo en la última vuelta, el domingo 12, para subir hasta puestos que le permitan seguir soñando con mantener la Tarjeta del PGA Tour 2016.

No es posible comentar.