Torneos

Gonzalo (-9), top 20 en Texas. Ganó Bowditch (-18)

 

 

Ver leaderboard del AT&T Byron Nelson

 

Gonzalo Fernández Castaño (-9) acabó decimosexto en el  AT&T Byron Nelson, en Texas, donde ganó Steven Bowditch (-18). El madrileño no solo pasó el segundo corte del  AT&T Byron Nelson, en Texas, sino que firmó 63 golpes, en la última jornada, siete bajo el par 70 del mojado TPC Four Seasons Resort, en Irving, Texas, uno de sus mejores resultados de toda la temporada en el Circuito Americano, donde hizo (70, 68, 67, 63) sus tres últimas vueltas bajo par.

Gonzalo terminó empatado con otros cinco jugadores, entre los que se encontraba el joven norteamericano, hecho en el Challenge Tour europeo, Brooks Koepka. Ahora, el madrileño debe seguir mejorando su juego, que tiene posibilidades para ello, y con esta inyección de moral, y de dólares para subir puesto en la FedEx Cup, seguir subiendo escalones que le lleven hasta los cien primeros, para no tener problemas con la renovación de su Tarjeta.

El ganador fue el australiano Steven Bowditch (-18), líder de principio a fin, seguido de un grupo de tres norteamericanos (-14): Jimmy Walker, Charley Hoffman y Scott Pinckney.

Esta es la segunda victoria en el PGA norteamericano, del australiano Bowditch, de 32 años, que parece tener especial predilección por Texas, estado donde reside. En esta ocasión ha sumado los 1.278.000 $ del primer premio de un torneo que repartía 7.100.000 $, y en 2014, en San Antonio, también en Texas, logró vencer en el Valero Texas Open.

Steven Bowditch es un jugador atormentado por las depresiones y el alcohol y parece que ha superado ambos problemas, después de trabajar con Beyodblue, una ONG australiana que le ayudó a salir de su desgraciada situación.

Sus mayores dificultades las pasó en 2006 cuando, después de 12 noches sin dormir, se bebió una botella de whisky entera durmió durante dos días seguidos. Al cabo de ese tiempo se despertó, se puso toda la ropa que pudo y se tiró a la piscina con ánimo de suicidarse, Gracias a Amanda, una periodista de la NFL, que se encontraba allí, y que se lanzó al agua para sacar al australiano y reanimarle, el golfista pudo salvar la vida. Y ahora, ya es doble ganador en el PGA Tour. La vida no para de girar en todas direcciones.

GONZALO PASÓ LOS DOS CORTES

La lluvia caída sobre Irving, en Texas, dejó el campo con barro en buena parte del recorrido y con los grennes blandos y muy receptivos. Sobre todo cayó con mucha fuerza y obligó a suspender la segunda ronda del torneo de Texas, el viernes 29, cuando Gonzalo Fernández Castaño que había jugado catorce hoyos y estaba un golpe sobre el par 70 del dos birdies en los tres hoyos que le quedaban por jugar -el 7, 8 y 9, ya que había salido por el tee del 10. Y lo consiguió. El madrileño firmó birdies en los hoyos 7 y 8 y par en el 9, con lo que su -1 entró dentro del corte que superaron 87 jugadores.

En la tercera ronda, el sábado 30, se produjo un nuevo corte (-2) y el torneo se quedó con 72 jugadores, 8 de ellos empatados en el puesto 65, en el pelotón que cerraba la clasificación. Gonzalo firmó 67 golpes y avanzó trece posiciones para quedarse el 54 (-3), empatado con otros diez jugadores.

JORDAN SPIETH FUERA DEL TOP VEINTE

Jordan Spieth (-7) que no comenzó bien la ronda inicial, terminó la segunda (69, 64) mejorando más de veinte posiciones y colocándose undécimo (-6), a solo  tres golpes de los líderes. Sin embargo, su tercera jornada no fue nada fructífera y la terminó descendiendo siete posiciones, hasta colocarse en el puesto 18

Jordan Spieth (21 años), Brooks Koepka (25) y Justin Thomas (22) suman 68 años entre los tres. Los jóvenes cabalgaron juntos durante las dos primeras ronda del AT&T Byron Nelson, en Texas, del 28 al 31 de mayo, donde figuraban en el partido estelar. El fin de semana lo afrontaban, Jordan undécimo, y Brooks y Thomas (-2), en el puesto 53. Al fina del torneo, Spieth, que está pateando peor que cuando ganó el Masters de Augusta, hace poco más de un mes, firmó cuatro vueltas de 69, 64, 68 y 69, y terminó en el puesto 30 (-7);  , que fue el mejor de los tres, empató con Fernández Castaño y Thomas acabó (-3), el 55.

Este torneo, segundo y último del Swing de Texas, tierra donde nació Jordan Spieth, reparte 7.100.000 $, de los cuales 1,278.000 $ serán para el ganador, que el pasado año fue Brendon Todd. Con algunas ausencias, entre ellas las de Mickelson y Rickie Fowler, éste último en Irlanda del Norte para participar en el torneo que organiza la Fundación McIlroy (ver más información en esta misma página), y, por supuesto, la de Tiger Woods, que sigue deshojando su margarita particular -me quiere, no me quiere…- y que bien puede referirse al golf o a sus amoríos particulares, que no dejan de perseguirle.

En todo caso, un magnífico torneo, que precede a The Memorial que se disputa en Ohio la próxima semana.

 

 

No es posible comentar.