Torneos

Kirk (-12) ganó en Texas y Spieth, segundo, a un golpe

 

 

 

 

 

 

Ver leaderboard del Crowne Plaza Invitational

 

Jordan Spieth (-11) fue segundo, empatado con Jason Bohn y Brandt Snedeker, en el Crowne Plaza Invitational, que finalizó el domingo 24 en Texas, lugar de nacimiento del golfista de 21 años. Ganó Chris Kirk, que lograba así su cuarta victoria en el PGA Tour, pero con solo un golpe de ventaja.

Spieth volvía al PGA Tour después de su desafortunada actuación en The Players, donde no pasó el corte y su ausencia en el Wells Fargo de Carolina del Norte, la pasada semana. Y lo hizo en su tierra, Texas, para colocarse colíder (-6), tras la primera jornada del del Crowne Plaza Invitational, que se inició el 21 de mayo y se retrasó más de dos horas por las lluvias, en el Colonial C.C., en la localidad texana de Fort Worth.

Fue “llegar y besar el santo” (*). Spieth que empezó la jornada con dos birdies, logrados al embocar dos putts, uno de seis metros y otro de cuatro, como quien lava, terminó la primera vuelta con un birdie más, para lograr otros tres en la segunda, con ningún bogey, y firmar 64 golpes, seis bajo el par del corto, pero complicado campo texano. Sin embargo, el camino que se vislumbraba color de rosa para la nueva figura emergente del golf mundial, se torció en la  vuelta del viernes 22, cuando Jordan firmó 73 golpes, tres más sobre el par 70 del campo texano, lo que le hizo descender, desde el coliderato hasta el puesto decimoquinto, donde figuraba empatado en un grupo de diez jugadores.

Pero en las dos últimas rondas, el ganador del Masters se rehizo y con 67 y 65 golpes acabó luchando por un play off que, finalmente, Kirk no permitió, con su birdie en el hoyo 18 para lograr el título.

El inglés Ian Poulter (-10), uno de los criticados por Luke Donald y otros notables europeos, por no haber acudido al torneo estrella del Circuito Europeo que se disputa esta misma semana (21 – 24) en Wentworth (ver más información en esta misma página), terminó en quinta posición

Poulter, por motivos no solo de agenda, al parecer, no ha acudió a su tierra inglesa y prefirió quedarse en los Estados Unidos jugando en Texas, donde ha terminado en muy buena posición. En el caso de Henrik Stenson y de Sergio García, otros dos grandes ausentes en Wentworth, aparte de los motivos extra-agenda, ambos han preferido descansar estos días.

En el torneo, por invitación, en el que participaban 122 jugadores, estaba dotado con 6.500.000 $, de los cuales 1.170.000 $ fueron para el ganador. Con su segundo puesto compartido, Spieth sigue liderando la FedEx Cup y conserva su segundo lugar en el ranking mundial.

En esta primera cita de Texas no había ningún español, ya que Sergio descansó y Gonzalo no entraba en la lista de 122 y no figuraba entre los invitados, y tampoco han esfado la mayoría de los jugadores europeos habituales en el PGA, que tenían una cita en Wentworth, en el BMW PGA Championship, el mejor de los torneos del Circuito regular Europeo.

 

**************************

(*) LLEGAR Y BESAR EL SANTO: una frase muy popular en España y que se refiere a la buena suerte de no tener que esperar nada para hacer o conseguir algo. El origen del dicho se remonta a las fiestas populares, donde la tradición exigía besar al santo en la iglesia. Se inició, como siempre, al constatar los fieles que hacían cola para dar el tradicional ósculo a la imagen, que los miembros del consistorio municipal pasaban siempre los primeros y no tenían que esperar como el resto de los feligreses.

No es posible comentar.