Torneos

En Malasia se confirma el nacimiento de una nueva estrella: Matteo Mannasero. McIlroy fue tercero y Cabrera, cuarto

 

A tan solo dos días de cumplir los 18 años, Matteo Mannasero, nacido en la localidad italiana de Verona, el 19 de abril de 1993 logró su segunda victoria como profesional en el European Tour, al ganar el Maybank Malaysian Open y confirmar así el brillo de una estrella que nació al mundo del golf con su primer triunfo en el Castelló Masters 2010.
Mannasero, con cuatro tarjetas de 66, 71, 67 y 68, para un total de 16 bajo el par 72 del Kuala Lumpur Country Club, se impuso al francés Gregory Bourdy por un golpe de diferencia, tras superar toda clase de dificultades climatológicas y las suspensiones diarias de un torneo que ha sufrido diariamente la caída de lluvias y de los rayos que traían las tormentas. Su último recorrido, con cuatro golpes bajo par, le han hecho a pasar a la historia del golf, no solo europeo, sino mundial, conseguir 288.466 $ del premio total de 2.500.000 $ y clasificarse para los tres Grandes que restan en 2011.
MCILROY, DE NUEVO MISTER HYDE
Rory McIlroy, otro joven valor del golf mundial, que tiene 21 años, cuatro más que Mannasero, volvió, una vez más a convertirse en Mr. Hyde. Y ya son demasiadas, aunque le queda mucho golf por delante y, en cualquier momento, puede ser el doctor Jekyll durante las cuatro jornadas.
Después de su desastre en los últimos nueve hoyos del Masters, en los que desperdició sus posibilidades de ponerse la Chaqueta Verde, el norirlandés, que se pasó treinta horas en un avión, igual que Kaymer, Schwarztel y Oosthuizen, para llegar desde Augusta, volvió a salir de líder en la jornada dominical del Malaysian Open. Incluso hasta el último hoyo tuvo la oportunidad de empatar con Mannasero, si hubiera hecho birdie en el par cinco del hoyo 18, cosa que era totalmente posible.
Sin embargo, el alter ego negativo del norirlandés, ese Mr. Hyde que no deja tranquilo al doctor Jekyll, volvió a hacer su aparición y con un bogey no solo dejó escapar el triunfo, sino el play off. Finalmente, sus cuatro tarjetas de 69, 64, 72 y 69, para un total de -14, le dejaban en la tercera posición, lo que, en todo caso, no está nada mal después de dos semanas tan agitadas física y mentalmente.
LOS RESTANTES DEL JET LAG
Los tres favoritos del torneo, que sufrieron el jet lag de las 30 horas de viaje desde los Estados Unidos a la ciudad asiática de Kuala Lumpur, hicieron lo que buenamente pudieron ya que, a las dificultades horarias, se encontraron con el problema del agua, y no solo la que cayó del cielo como si no hubiera llovido nunca, sino la cantidad de lagos que entran en juego en el Kuala Lumpur Golf Club.
Martin Kaymer, que continúa siendo el número 1 del mundo, después de terminar noveno (-8) fue de más a menos y aunque terminó con el par del campo, su 67 de la tercera ronda le dejó en el top ten. Más problemas tuvieron Schwartzel, el de la Chaqueta Verde y Oosthuizen, el ganador del Open 2010, que pasaron el corte por los pelos. El vencedor del Masters tuvo una buena reacción los dos últimos días y pudo acabar (-7) en el puesto undécimo. Peor lo pasó Oosthuizen, al que parece perseguirle la maldición del Open y que terminó el cuarto por la cola (+7).
 
BUEN PAPEL DE LOS ESPAÑOLES
Solo quedaron cuatro de los seis españoles que iniciaron el Maybank Malaysian Open 4l 14 de abril y de ellos, dos de ellos quedaron en el top ten. Rafael Cabrera-Bello ocupó el cuarto lugar, empatado con Alexander Noren (-13). El argentino tuvo opciones de victoria hasta los últimos hoyos, pero no supo, o no pudo, aprovecharlas. Noveno terminó, empatado con Martin Kaymer (-7), Alejandro Cañizares.
Más atrás quedaron los dos Pablos, Larrazábal y Martín. El primero de ellos, en el puesto 30 (-4) y el segundo, al par en la posición 45.

 CRÓNICA DE LA TERCERA JORNADA

 McIlroy (-12) continúa de líder en el Open de Malasia, a falta de jornada y media. Schwartzel pasó el corte por los pelos
La incógnita con la que nos enfrentamos a la jornada y media final que ha quedado para el domingo, es la de saber si McIlroy saldrá vestido de Mr. Hyde o disfrazado de Dr. Keckyll. Hasta que finalice el torneo no sabremos si el norirlandés dará la de cal o la de arena en los 27 hoyos que le separan de la victoria en Malasia, después de haber desperdiciado su ventaja en Augusta.
A pesar de todas las incidencias de Kuala Lumpur, con solo nueve hoyos jugados de la tercera ronda y un golpe menos en esa primera parte de su recorrido, Rory McIlroy es líder en solitario en el Maybank Malaysia Open, con dos golpes de ventaja sobre Gregory Bourdy, que interrumpió su vuelta en el hoyo 14; Matteo Manassero, que lo dejó en el hoyo 9 y Alexander Noren que se fue a la Casa Club al terminar el hoyo 9.
Tras ellos, en la quinta posición, jugando el hoyo 16, se quedó Martin Kaymer (-9), que se está acercando peligrosamente a la cabeza. El número 1 empata con el chileno Felipe Aguilar que lo tuvo que dejar en el hoyo 14.
SCHWARTZEL PASÓ EL CORTE POR LOS PELOS
El sudafricano Charl Schwartzel (-2), reciente campeón del Masters de Augusta, ha pasado el corte, igual que Louis Oosthuizen, el ganador del Open 2010, aunque figura en las últimas posiciones.
LOS ESPAÑOLES COMO UN ASCENSOR
En lo que se refiere a los cuatro españoles que siguen en el torneo, Rafa Cabrera-Bello es el mejor español (-7) en el noveno puesto, aunque no ha jugado más que diez hoyos de la tercera ronda. Alejandro Cañizares es decimocuarto con -6. Tercero de los españoles es Pablo Larrazábal que después del hoyo 12 estaba en el puesto 26 (-4). El que peor lo tiene es Pablo Martín, que desde los puestos de privilegio cayó hasta el  55 (+6) con solo nueve hoyos jugados.

CRÓNICA DE LA SEGUNDA JORNADA

…Y Rory McIlroy (-11) renació de sus cenizas y ya es líder en el Open de Malasia, interrumpido por las tormentas.

Después de dos jornadas que se han tenido que suspender por las tormentas, el joven norirlandés Rory McIlroy, que tuvo una desastrosa actuación y perdió el Masters, que tenía al alcance de su mano, en los nueve últimos hoyos, es colíder (-11) en el Maybank Malaysia Open, junto al sueco Alexander Noren, con un golpe de ventaja sobre el inglés Simon Dyson (-10).
Si después de la primera jornada las malas condiciones atmosféricas y el peligro de la caída de rayos dejó sin terminar a unos cuantos partidos, el viernes, casi la mitad de los jugadores se han quedado sin poderla terminar. Un ejemplo es el de Matteo Manassero, que tuvo que dejar su vuelta en el hoyo 13, cuando iba al par y mantenía los seis golpes bajo par que le llevaron a la segunda posición en la primera jornada.
LOS TRES FAVORITOS, REGULAR TIRANDO A MAL
En el Open de Malasia, que se juega en el Kuala Lumpur Golf & Country Club, había un cartel excepcional de jugadores en el que destacaba la presencia de Martin Kaymer, número 1 del mundo, Louis Oosthuizen, ganador del Open 2010 y, especialmente, la de Charl Schwartzel, ganador del Masters de la pasada semana.
Ninguno de ellos ha hecho, hasta el momento, nada que permita señalarles con el dedo, sino es por su historial. Kaymer es el mejor de los tres y ocupa el puesto 28, con la segunda jornada finalizada (70, 71) y un total de -3. En cuanto a los dos sudafricanos, Oosthuizen y Schwartzel han dejado su segunda ronda en el hoyo 13 y tendrán que finalizarla el sábado y no descuidarse para poder pasar el corte, establecido, teóricamente, en el par. Ambos están empatados en la plaza 61, precisamente al par del campo.
CUATRO ESPAÑOLES PASARON EL CORTE
De los seis españoles que empezaron el torneo malayo, cuatro han pasado el corte y estarán el fin de semana en este torneo que tiene 2.500.000 € de premios, lo que le convierte en uno de los más importantes del Tour Europeo. Los cuatro han podido completar las dos jornadas y, aunque están lejos de la cabeza, todavía tienen esperanzas de mejorar su papel en Kuala Lumpur. El sexto es Pablo Martín (73, 65) con un total de -6, a cinco de los líderes. Décimo es Rafa Cabrera (69, 70) y un total de -5. Pablo Larrazábal (-4) es decimotercero después de firmar dos vueltas de 70 golpes cada una, y Alejandro Cañizares (69, 72), ocupa el puesto 28.
Se quedaron fuera del corte Nacho Garrido y José Manuel Lara, éste último retirado a falta de cinco hoyos de la primera vuelta.

EL KUALA LUMPUR GOLF CLUB
El Maybank Malaysian Open se está jugando (14 – 17 de abril) en el Kuala Lumpur G.C, un club que abrió sus puertas en 1991 y tiene dos recorridos, el de Occidente y el de Oriente. En este club, donde ya se han jugado diferentes torneos profesionales, se disputa el torneo malayo que ya se disputó en el Campo Oeste en 2006 y 2010.
Kuala Lumpur Golf & Country Club (KLGCC) es un campo de golf de primer nivel, situado en medio de la exuberante vegetación y las colinas de Bukit Kiara. Es, sin duda, un refugio para la mente, cuerpo y alma, dado lo apacible del lugar. Su Casa Club, que está construida según la elegante arquitectura colonial española de California, contrasta con el pintoresco paisaje y es una puerta de entrada perfecta para los habitantes de la ciudad, lejos del caos de la urbe.
Diseñado por Robin Nelson y Rodney Wright, el KLGCC tiene 36 hoyos. El Campo Oeste, donde se disputa el torneo, es un par 72 que tiene unos 6.400 metros, desde las barras profesionales, y el Campo Este es un par 71 de 5.826 metros, apto para los amateurs de cualquier hándicap.

CRÓNICA DE LA PRIMERA JORNADA

El ganador del Masters, de paseo por Malasia, a nueve golpes del líder, el sueco Alexander Noren (-8). Cañi, en el top ten 

Tras la primera ronda del Malaysian Open, que tuvo que ser suspendida por una fuerte tormenta, el sueco Alexander Noren es el líder (-8), con nueve golpes de ventaja sobre Charl Schwartzel que fue a Kuala Lumpur a pasear su nueva Chaqueta Verde, conquistada el pasado fin de semana, en Augusta, tras ganar el Masters. Tantas emociones han llevado al joven sudafricano de 26 años, a firmar una primera tarjeta de 73 golpes (+1) y ocupar la posición 68.
En segundo lugar (-6), a solo dos golpes de Noren, que firmó nueve birdies y un solo bogey, se encuentra el joven italiano Matteo Manassero. Son muy pocos los partidos por terminar y entre ellos el mejor clasificado es el chileno Felipe Aguilar (-4) que, a falta de un solo hoyo figura empatado en la sexta posición.

MC ILROY, A VOLVER POR SUS FUEROS 

De las tres figuras más importantes -de una de las cuales, Charl Schwartzel ya se ha comentado su actuación en las primeras líneas de esta crónica- que tomaron la salida en la primera jornada, en el Kuala Lumpur Golf Club, el mejor clasificado es Louis Oosthuizen, en la novena posición, con el mismo resultado (-3) que Rory McIlroy que intenta olvidar el desastre de Augusta, y Alejandro Cañizares, el primero de los seis españoles que están en Malasia.

Martin Kaymer, el alemán número 1 del mundo es el otro Grande que participa en el Malaysian Open, un torneo bien dotado, con 2.500.000 € en premios. Su primera ronda ha sido tan anodina que le ha dejado en el puesto 21 (-2), a seis golpes de la cabeza.

LOS SEIS ESPAÑOLES

Tras Alejandro Cañizares, noveno, como queda dicho, de los cinco españoles restantes, Pablo Larrazábal (-2), está empatado con Kaymer en la posición vigésima primera. Rafa Cabrera, al que le falta un hoyo para finalizar la primera ronda, es el 35 (-1) y Pablo Martín y Nacho Garrido (+1) empatan en el puesto 68, donde aparecen 31 jugadores, entre ellos el citado Schwartzel y el defensor del título, el coreano Noh Seung-yul.

El sexto de los españoles, el valenciano José Manuel Lara, se retiró cuando le faltaban cinco hoyos por jugar.

CRÓNICA PREVIA
SCHWARTZEL, KAYMER Y OOSTHUIZEN JUEGAN EN MALASIA 
Charl Schwartzel, ganador del Masters 2011, Martin Kaymer, tras la decepción del Masters, donde no pasó el corte, aunque sigue siendo el número 1 del mundo y Lous Oosthuizen, ganador del Open 2010, que tampoco estuvo el fin de semana en Augusta, son las atracciones principales del Maybank Malasian Open con el que el Tour europeo vuelve a escena.
Y es que esta temporada 2011 el Circuito se parece al Guadiana, que entra y sale de sopetón en el calendario. Porque la “Carrera hacia Dubai”, que sufrió un parón en marzo, ha vuelto a detenerse con motivo del Masters y ahora regresa haciendo una circunvalación que, aunque no sea la de Peter, significa un desvío geográfico considerable.
Porque es en Malasia donde recala el Tour y del 14 al 17 de abril se disputa en Kuala Lumpur (ver información de la ciudad y del país en esta misma página), el Maybank Malaysian  Open, al que acuden casi todos los grandes de Europa al “olor” de los 2.500.000 € que se reparten en premios en este torneo asiático/europeo que no entiende de crisis económica.
Allí, en el Kuala Lumpur Golf & Country Club situado en Bukit Kiara, en el Valle del Klang, uno de los dos ríos que confluyen en la ciudad, los jugadores se encontrarán con un bello campo, pero con un calor y una humedad que, a veces, se hacen insoportables.
Y en el tee de salida del Campo Oeste del Kuala Lumpur Golf también va a estar Rory McIlroy, que jugar esta semana en Malasia será el mejor antídoto a la tristeza por no haber sabido aprovechar su ventaja de cuatro golpes en la salida de la cuarta ronda del Masters y de haber regalado la Chaqueta Verde después de su desastrosa gestión en los últimos nueve hoyos en Augusta. Otros que también estarán son los jóvenes Matteo Manassero, el neozelandés Danny Lee y el coreano Noh Seung – Yul, que defiende el título conseguido el pasado año.
SEIS ESPAÑOLES EN LA SALIDA
Solo seis españoles jugarán en el Kuala Lumpur G.C. Con Pablo Martín, ganador del primer torneo de la temporada, estarán José Manuel Lara, Alejandro Cañizares, Nacho Garrido, Rafael Cabrera y Pablo Larrazábal.
EL KUALA LUMPUR GOLF CLUB
Todos ellos tendrán que enfrentarse al Kuala Lumpur G.C, un club que abrió sus puertas en 1991 y tiene dos recorridos, el de Occidente y el de Oriente, ambos diseñados por Nelson Howarth. En este club, donde ya se han jugado diferentes torneos profesionales, se disputará el Malaysian Open, que ya se disputó en el Campo Oeste en 2006 y 2010.
Kuala Lumpur Golf & Country Club (KLGCC) es un campo de golf de primer nivel, situado en medio de la exuberante vegetación y las colinas de Bukit Kiara. Es, sin duda, un refugio para la mente, cuerpo y alma, dado lo apacible del lugar. Su Casa Club, que está construida según la elegante arquitectura colonial española de California, contrasta con el pintoresco paisaje y es una puerta de entrada perfecta para los habitantes de la ciudad, lejos del caos de la urbe.
Diseñado por Robin Nelson y Rodney Wright, el KLGCC tiene 36 hoyos. El Campo Oeste, donde se disputa el torneo, es un par 72 que tiene unos 6.400 metros, desde las barras profesionales, y el Campo Este es un par 71 de 5.826 metros, apto para los amateurs de cualquier hándicap.
No es posible comentar.