Torneos

Ni McIlroy, ni Tiger, ni Donald, ni Adam Scott con su putt escoba. Schwartzel (-14) se puso la Chaqueta Verde en Augusta

(En la foto de Miguel Ángel Nieto, Charl Schwartzel en el Centro Nacional de Golf, en la capital de España, donde en 2008 ganó el Madrid Masters) 

Charl Schwartzel (-14) fue el vencedor del Masters de Augusta, después firmar la mejor cuarta tarjeta de la ronda final, con 66 golpes y de haber hecho las tres anteriores con 69, 71 y 68 golpes respectivamente. Con un comienzo fulgurante, el sudáfricano de 26 años, cinco veces ganador en el Tour Europeo, vencedor del Joburg Open este año y del Madrid Masters del 2008 en el Centro Nacional de Golf, terminó el torneo con 14 golpes bajo el par 72 del campo y con dos de ventaja sobre dos australianos, Adam Scott y Jason Day. Y con cuatro sobre Tiger Woods, Geoff Ogilvy y Luke Donald.
LA TRAGEDIA DE RORY MCILROY
El jovencito norirlandés Rory McIlroy sufrió el golpe más duro de su corta carrera profesional. A sus 21 años fue líder durante tres jornadas y media de este Masters y salió al tee del 1 en la ronda dominical, con cuatro golpes de ventaja. Mal que bien, McIlroy aguantó hasta el hoyo 9, pero en el 10, donde empieza la bajada que lleva al 11, inicio del Amen Corner, y que sigue en descenso, un tripe bogey doloroso le dejó fuera de combate. Su golpe de driver, siempre derecho, le traicionó y se fue hasta las casas de la parte izquierda del hoyo. Recuperación al centro de la calle, mal tercer golpe y… un siete que nunca pudo remontar. A mayor abundamiento, en el 12, el corto y exigente par tres, un nuevo doble bogey terminó dce darle la puntilla. Al final, un 80 en la tarjeta (-4 total) y bajada al puesto 15. La niña bonita esta vez fue la más fea para el norirlandés. 
EL SUDAFRICANO IMPASIBLE
Si Geoff Ogilvy es el australiano hombre de hielo, Charl Schwartzel es el sudafricano impasible. Salía con cuatro golpes de desventaja sobre McIlroy y ya en tercer hoyo (-3) le había comido la ventaja. Su comienzo fue fulgurante: birdie, par, eagle… aunque en el hoyo 4 hizo un bogey. A partir de ese momento, todos pares. Y cuando ya nadie se acordaba de él, CUATRO BIRDIES SEGUIDOS en la última ronda del Masters. Total: catorce menos, una Chaqueta Verde que hereda de Phil Mickelson y 1.500.000 $ para la cuenta corriente… además de la gloria por ganar el primer Major de la temporada.
TIGER: "NUNCA ME HE IDO"
… Y Tiger, bien. A pesar de no haber ganado, tengo la sensación de que Tiger ha vuelto. Así lo demuestran sus cuatro tarjetas de 71, 66, 74 y 67. Al segundo día, como titulé en la crónica que puede verse bajo estas líneas, resucitó, aunque el sábado volvió a caer. Y en la primera vuelta de la cuarta y definitiva ronda, con cinco golpes bajo par, llegó a estar colíder. Sin embargo, la recaída fue mucho más dolorosa y la segunda mitad de Augusta, precisamente donde es más fácil hacer birdies, Tiger no tuvo fortuna con el putt, al que parece haberle vuelto a encontrar el tranquillo. Al final, cuarto, empatado con Ogilfy y Luke Donald (-10) y con muy buenas sensaciones de cara al futuro. Al final de la jornada le preguntaron a Tiger: ¿has vuelto definitivamente? y Woods, enfadado a pesar del cuarto puesto y sabiendo que había perdido el Masters 2011, respondió de manera fría y escueta: "nunca me he ido".
LA MALDICIÓN DEL MASTERS
Una vez más se cumplió la madición del Masters: en Augusta no gana nunca el jugador que vence en la pachanga/fiesta de los pares tres del miércoles, con lo cual Luke Donald se quedó en la cuarta posición;  jamás ha ganado un australiano, aunque en esta ocasión han estado cerca. No solo Adam Scott y Jason Day han quedado segundos (-12) a dos golpes del ganador, sino que en el top ten han metido otro más, Geoff Ogylvi, en cuarta posición (-10), empatado con Tiger. Tampoco ha ganado todavía en Augusta un jugador que lleve el "putt escoba" y Adam Scott es quien lo lleva y no ha podido pasar de la segunda ronda. 
LOS ESPAÑOLES, DE CAPA CAÍDA
Si Ángel Cabrera, el argentino Chaqueta Verde, tuvo posibilidades hasta bien entrada la segunda vuelta y finalizó séptimo (-9), el colombiano Camilo Villegas (+6) fue el último, en el puesto 49. Los tres españoles que quedaron tras el corte, que no pudo pasar Chema Olazábal, han finalizado de la mitad hacia abajo, lo que no era de esperar, sobre todo en el caso de Álvaro Quirós (65, 73, 75 y 74) y de Sergio García (69 71, 75 y 73), sobre todo, después de sus primeras jornadas. Quirós acabó el 27, empatado con Miguel Ángel Jiménez  (71, 73, 70 y 73) y con Phil Mickelson, con un golpe bajo par. Sergio, por detrás, al par, ocupó el puesto 35, aunque también él, como el gaditano, han podido sacar lecciones positivas de este Masters 2011 que ya nos ha dicho adiós hasta el próximo 2012. 

CRÓNICA DE LA TERCERA JORNADA

"Rocíito" no se rinde: McIlroy (-12) lidera el Masters con cuatro golpes de ventaja. Tiger (-5) y Quirós (-3), lejos del triunfo 

Se ha cortado algunos de los rizos que le sobresalían de la gorra, pero no le ha pasado como a Sansón, ya que no ha perdido fuerza. Al menos, hasta la tercera jornada del sábado, en Augusta, en la que se ha mostrado como el más firme candidato al triunfo. Rory McIlroy, el jovencito norirlandés, al que la Armada Española ha "rebautizado" cariñosamente como "Rocíito", ya que por su enorme parecido con la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco, podrían pasar por hermanos, está jugando en Augusta como si fuera un veterano con espolones.

Sus tres tarjetas de 65, 68 y 70, para un total de 12 bajo el par 72 del campo, cuyos greenes son tremebundos, rápidos y con caídas en todas direcciones, le confirman, a falta de una jornada, como el mejor de los jugadores que van en cabeza. Para empezar, Rory saca cuatro golpes a sus cuatro inmediatos seguidores: Ángel Cabrera, el argentino que va a ser su compañero en la ronda dominical, y que había permanecido agazapado durante toda la temporada, para resurgir en el terreno donde ya conquistó una Chaqueta Verde, Jason Day, K. J. Choi y Charl Schwartrzel. 

En sexta posición están empatados (-6) Luke Donald y Adam Scott, que el sábado firmó (67) la mejor tarjeta del día, junto a a la del citado Cabrera.

Tiger es séptimo, y tras su resurrección del segundo día, con 66 golpes, al tercero se confirmó lo que nadie deseaba y es que Woods no está muerto para el golf, sino que estaba mal enterrado, pero ha vuelto a recaer. Empatado con el veterano Fred Couples (-5), Tiger tiene escasas posibilidades de conseguir la victoria.

Igual que Phil Mickelson (-3), empatado con Álvaro Quirós, Lee Westwood y Edoardo Molinari. Los tres parecen descartados para el triunfo, no solo porque McIlroy les lleva nueve golpes de ventaja, sino que, por delante de ellos, hay diecisiete jugadores que se van a dejar la piel en los jardines de Augusta.

LOS ESPAÑOLES, DE MÁS A MENOS

Después de la caída de Chema Olazábal, que no pasó el corte, Álvaro Quirós, en el puesto 18 (-3), no ha podido mantener las esperanzas depositadas en él por los aficionados españoles. Sus tres tarjetas -65, 73, 75) dicen bien a las claras, como ha asegurado el propio Chema, que aún no está preparado para un Grande, "pero que lo va a estar muy pronto".

Miguel Ángel Jiménez, a lo suyo, como siempre (71, 73, 70) está en el puesto 24 y el domingo juega con su amigo y paisano (por ser de tierras andaluzas) Álvaro Quirós. Tendrán un buen partido, seguro. Y harán pocas.

En cuanto a Sergio García (69, 71 y 75) sí que ha sufrido un bajón importante desde la primera jornada. Ahora es trigésimo (-1) y jugará con Trevor Immelman, otro Chaqueta Verde venido a menos por problemas físicos. 

WESTWOOD Y EL NÚMERO 1 

Pero la verdadera decepción europea ha sido la del número 1, el alemán Martín Kaymer que se quedó fuera ya en la primera ronda. Y Westwood (-3) que tampoco ha dado de sí lo que se esperaba. Solo Luke Donald (-7) en la sexta posición tiene posibilidades, sino de victoria, al menos de mejorar algún puesto e, incluso, convertirse en el nuevo número 1 del mundo.

Esperemos acontecimientos.

CRÓNICA DE LA SEGUNDA JORNADA

Y al segundo día, resucitó. Tiger es tercero (-7) a tres golpes de McIlroy. Quirós, quinto (-6) y García, duodécimo (-4) 

Volvió Tiger al segundo día del Masters de Augusta… El Tiger que todos conocíamos ya es tercero (71 y 66) a solo tres golpes de Rory McIlroy (-10). El jovencito irlandés (65 – 69) aguantó  bien el tirón, pero ya tiene detrás a otro joven, el australiano Jason Day (-8) y a la fiera corrupia que ha regresado del infierno.
Álvafo Quirós no pudo con el campo el segundo día (65 – 73) pero se mantiene en la quinta posición (-6) a solo cuatro golpes del líder, algo que a falta de dos jornadas en el Masters, no es nada.
Sergio García (-4), con dos tarjetas de 69 y 71 es duodécimo, empatado con Lee Westwood que apretó los dientes en la jornada del viernes, y de Fred Couples, el veterano que no cesa. Phil Mickelson, por su parte, es el vigésimo (-2), pero no hay que descartarle para la lucha por los primeros puestos.
Miguel Ángel Jiménez (al par) ocupa el puesto 37 y Chema Olazábal  (+6) no pasó el corte que se colocó en +1.
KAYMER NO PASÓ EL CORTE
Cuarenta y cuatro jugadores estarán el fin de semana en los tess de Augusta. El, por ahora, número 1 del mundo, el alemán Martin Kaymer no dio la talla (+6) y no pasó el corte, como tampoco lo hicieron otros ilustres como Stewart Cink, Jhonattan Vegas, Stewart Cink, Francesco Molinari, Zach Johnson o Tom Watson.

CRÓNICA DE LA PRIMERA JORNADA

Álvaro Quirós (-7) colíder con Rory McIlroy en el Masters de Augusta. Sergio García (-3) en el top ten 

Con nuevo look y una actitud mucho más prudente: "a este campo no se le pueden atacar todas las banderas.El año anterior no pasé el corte y he aprendido que el par es un resultado estupendo en casi todos los hoyos". Esta declaración de intenciones le ha llevado a Álvaro Quirós, con su nuevo look barbado, a liderar (-7) con Rory McIlroy, el Masters de Augusta tras la primera ronda.
El norirlandés por la mañana y el español en el último partido de la tarde, son colíderes y jugarán juntos el viernes. Un atractivo partido en el que contarán con uno de los dos inmediatos perseguidores, dos coreanos (-5) a dos golpes, Y.  E. Yang y K. J, Choi.
Ricky Barnes y Matt Kuchar, empatados (-4) en la quinta posición son los primeros norteamericanos de la clasificación.
BUEN COMIENZO DE SERGIO
Pero si el inicio de Álvaro Quirós fue fulgurante, con tres birdies en la primera vuelta y cinco en la segunda, con un solo bogey en la tarjeta, en el hoyo 14 que pudo ser su tumba entre los árboles, pero de donde salió fortalecido, y con tres birdies en los cuatro últimos hoyos: 15, 17 y 18, no ha sido mucho peor la primera ronda de  Sergio García (-3), que es séptimo en el primer Grande del año.  .
Miguel Ángel Jiménez (-1) ocupa el puesto 21, empatado con Tiger Woods y Chema Olazábal (+1) se mantiene en el puesto 49, dentro del corte previsto en el campo de Augusta, preparado como siempre de forma espectacular para la ocasión.
Con los greenes receptivos, buen tiempo y sin viento, las vueltas con eagles y birdies son frecuentes en esta primera ronda. Sergio ha hecho un eagle en el hoyo 13 y ha completado su vuelta con cuatro birdies y tres bogeys, el último en el hoyo 18 que ha sido el más doloroso, y no por culpa del putt, sino por los mediocres tres golpes anteriores.
Lo mejor, la actitud del castellonense y su buen juego de tee a green. El putt, como siempre, le ha hecho sufrir en los greenes, pero se ha repuesto de los errores y, al final su vuelta ha sido buena.
LOS GREENES, EL CALVARIO DE TIGER
Con su vuelta terminada, Tiger Woods ha jugado muy bien de tee a green, pero su putt sigue sin funcionar. Y si su juego en el green no le responde, los problemas irán creciendo jornada a jornada.
Mickelson (-2) en el puesto 14, está jugando bien y habrá que contar con él. Ya es el número tres del mundo, por delante de Luke Donald y puede mejorar, no solo en el Masters, sino en el ranking mundial.
LA MALDICIÓN DE LOS PARES TRES
Los europeos que encabezan la clasificación mundial no han empezado bien en esta primera ronda del Masters. Decepción sobre todo en la tarjeta del número 1, el alemán Martin Kaymer que ha terminado con +6,  ocupa los últimos lugares y tiene muy difícil hasta pasar el corte. Luke Donald, el ganador de los pares 3 del miércoles está al par, empatado con Lee Westwood en 31, y parece que puede hacer buena la maldición que asegura que el vencedor de los pares 3 no logra nunca la victoria el torneo Grande.
 
 
NICKLAUS Y GARY PLAYER
Por segundo año consecutivo, Jack Nicklaus y Gary Player dieron el golpe inaugural en el Masters de Augusta, en la mañana del jueves 7, al iniciarse el primer Grande de la temporada. Antes, las dos glorias del golf, acompañadas de Arnold Palmer, participaron en el clásico de pares 3 que se disputa los miércoles en Augusta, y que se convierte en una fiesta, con participación de famosos como caddies y de familiares, hijos y nietos de los jugadores. Andy Roddick fue el caddy de Zach Jhonson y Pepín  Liria, el de Miguel Ángel Jiménez.  El ganador de esta edición de los pares tres fue el inglés Luke Donald, número 3 del mundo, que hizo 22 golpes, cinco bajo el par 27 del campo. ¿Caerá sobre Donald la "maldición" no escrita, que asegura que ningún ganador de los pares 3 nunca gana el torneo grande? El domingo lo sabremos.
CUATRO ESPAÑOLES EN LIZA
 Cuatro españoles comienzan el jueves 7 el Masters de Augusta, el primer Grande de la temporada, dotado con 7.500.000 $ de los cuales 1.350.000 $ son para el ganador. Defiende título Phil Mickelson que en la edición 2010 fue el brillante vencedor (-16) y que, en esta ocasión juega sus partidos del jueves y viernes con Geoff Ogilvy y el amateur Peter Uilhein.
Tiger Woods compartirá el juego con Graeme McDowell (G.Mc) y Robert Allenby. Los dos primeros del ranking mundial, Martin Kaymer y Lee Westwood, que fue segundo, a tres golpes de Mickelson, en 2010, jugarán con Matt Kuchar y Luke Donald, número 3 del mundo, lo hará con Fred Couples y Steve Stricker.
Otro de los ilustres veteranos que acude a la cita en Augusta es Tom Watson, que compartirá partido con Ricky Barnes y Jason Bohn. En cuanto a los jóvenes, será interesante ver juntos a Rory McIlroy, Rickie Fowler y Jason Day, representando a tres continentes golfísticos.
En cuanto a los españoles, dos chaquetas verdes nos contemplan desde las espaldas de Chema Olazábal, no recuperadas del todo de sus males físicos. En cualquier caso siempre es una buena noticia y un gran espectáculo verle dar los hierros en un campo como el de Augusta. Jugará con su compañero/rival en la capitanía de la Ryder Cup 2012, Davis Love III y junto a un amateur, Lion – Kim.
Miguel Ángel Jiménez, decimosegundo el pasado año y primer español, con -3, a trece golpes del ganador, compartirá las dos primeras jornadas con Y. E. Yang y Zach Johnson. Sergio, que fue penúltimo (+10), en 2010, jugará con Arjun Atwall y Robert Karlsson, y Álvaro Quirós, que no pasó el corte el año pasado, tendrá como compañeros al venezolano Johnattan Vegas, al que parece habérsele acabado la chispa y al norteamericano Gary Woodlands, que fue segundo de Vegas en el Bob Hope Classic y desde entonces ha ido subiendo, hasta ganar el Transitions Championship en Florida hace menos de un mes.
Volvió Tiger al segundo día del Masters de Augusta… El Tiger que todos conocíamos ya es tercero (71 y 66) a solo tres golpes de Rory McIlroy (-10). El jovencito irlandés (65 – 69) aguantó  bien el tirón, pero ya tiene detrás a otro joven, el australiano Jason Day (-8) y a la fiera corrupia que ha regresado del infierno.
Álvafo Quirós no pudo con el campo el segundo día (65 – 73) pero se mantiene en la quinta posición (-6) a solo cuatro golpes del líder, algo que a falta de dos jornadas en el Masters, no es nada.
Sergio García (-4), con dos tarjetas de 69 y 71 es duodécimo, empatado con Lee Westwood que apretó los dientes en la jornada del viernes, y de Fred Couples, el veterano que no cesa. Phil Mickelson, por su parte, es el vigésimo (-2), pero no hay que descartarle para la lucha por los primeros puestos.
Miguel Ángel Jiménez (al par) ocupa el puesto 37 y Chema Olazábal  (+6) no pasó el corte que se colocó en +1.
KAYMER NO PASÓ EL CORTE
Cuarenta y cuatro jugadores estarán el fin de semana en los tess de Augusta. El, por ahora, número 1 del mundo, el alemán Martin Kaymer no dio la talla (+6) y no pasó el corte, como tampoco lo hicieron otros ilustres como Stewart Cink, Jhonattan Vegas, Stewart Cink, Francesco Molinari, Zach Johnson o Tom Watson.

 

No es posible comentar.