Torneos

Mickelson (-20) se llevó todo el petroleo de Texas, en el Shell Houston Open, y camina hacia Augusta con el depósito lleno

Phil Mickelson empezó el torneo de Houston, en Texas, con ciertas dudas. Pero sus dos últimas rondas de 63 y 65 golpes para un total de -20, han disipado todas las dudas respecto a su estado de forma. Mientras sus rivales descansaban -Tiger, Kaymer, Donald y McDowell se pasaron la semana entrenando, o así y Sergio sufría en Miami viendo la derrota de Nadal con Jokovic- Mickelson daba una clase de golf al resto de los participantes en el Shell Houston Open y se marchaba hacia Augusta con el depósito lleno de petroleo y las ganas de repetir el título que ganara el pasado año en el Masters, el primer Grande que Dios envía y que no es una verbena, como la de San Antonio de la Florida, sino un Major que da, aparte de muchos dólares, una Chaqueta Verde que nunca se puede uno poner, pero que luce muy bien entre las ropas del fondo de armario.

Tras Mickelson (70, 70, 63 y 65), con veinte golpes bajo el par 72 del Redstone Golf Club, dos compatriotas, un joven de 25 años, rookie, del que se hablará mucho en el PGA Tour, Chris Kirk y el veterano Scott Verplank (-17), a tres golpes de distancia. Las plazas cuarta y quinta, empatadas (-13), ¡a siete golpes de Lefty!, fueron para Steve Striker y Aaron Baddeley.

El primer europeo fue Padraig Harrington (-11), en octava posición, mientras que el sudafricano Louis Oosthuizen, el ganador del Open que ya no tiene los problemas en el ojo que le impidieron estar en el Open de Andalucía, a donde había prometido ir para defender el título de 2010, terminó el 19 (-9).

Lee Westwood tendrá que mejorar su actuación con el putt si quiere ser competitivo en Augusta. Su posición número 30 (-6), a 14 golpes de Mickelson, deja muchas dudas respecto a su momento de forma.

MICKELSON, INTRATABLE

Phil había acudido a Texas, como siempre, a ganar, aunque todas las veces no es posible. Con dos primeras jornadas de 70 golpes, dos bajo el par 72 del Redstone  Golf Club, en Humble, cerca de la localidad texana de Houston, Mickelson no parecía tener ninguna posibilidad en esta edición del año 2011 del Shell Houston Open. Lefty se enfrentaba al fin de semana en Texas, empatado (-4) con Lee Westwood, el número 1 del mundo, y con la idea de "jugar el Redstone Golf como si de Augusta se tratara, con bolas altas para que permanecieran en los duros greenes". Y así lo hizo la tercera ronda del sábado y bien que le fue. Firmó una tarjeta de nuevo golpes bajo el par del campo y se fue líder a la casa club.

Y a los nueve bajo par del sábado, añadió los siete golpes menos del campo para terminar con 2o golpes bajo par y llevarse el premio de 1.044.000 $ que correspondía al ganador, del total de 5.900.000 $ que se repartieron en el torneo.

Y esta semana, el Masters de Augusta, con Sergio, Jiménez, Álvaro Quirós y Olazábal.

http://www.pgatour.com/r/leaderboard/

Desastre de Chema: último tras dos jornadas en el Shell Houston Open, no pasó el corte

Tenía Chema un buen partido para jugar las dos primeras rondas. Los compañeros de Olazábal eran nada más y nada menos que su rival como capitán en la próxima Ryder 2012 de Chicago, Davis Love III y el venezolano revelación del año, tras su triunfo en el Bob Hope Classic del comienzo de temporada, Jhonattan Vegas.

A priori era el escenario perfecto para el regreso del donostiarra al Circuito Americano pero este Shell Houston Open 2011, antesala de "su" Masters de Augusta, no ha podido ser más desastrosa para el jugador español.

Después de las dos primeras jornadas, Chema acabó el último y no solo no pasó el corte, sino que terminó con una cifra de dos dígitos (+16) sobre el par 72 del campo texano, que estaba preparado con los greenes duros y rápidos, justo para que los profesionales que irán la próxima semana a Augusta se acostumbraran a sufrir.

El hecho de que Davis Love III y el venzolano Vegas tampoco pasaran el corte del segundo día -había otro el tercero- no es consuelo para Chema que, eso sí, tendrá más días de descanso para preparar su asalto a la tercera Chaqueta Verde, aunque, por lo visto en Texas, no parece que pueda tener mucho éxito.

Philip Alfred Mickelson

Nacióel 16 de junio de 1970 en San Diego California. Graduado en Psicología por la Arizona State University en 1992, ese mismo año se se hizo profesional del golf. Está considerado como el mejor jugador zurdo en la historia del golf, con un total de 41 victorias profesionales, entre las que se destacan 35 dentro del PGA Tour, de ellos cuatro Majors: 3 Masters de Augusta (2004, 2006 y 2010), un PGA Championship (2005). Ha sido múltiples veces integrante del equipo estadounidense de la Ryder Cup, y de la President Cup. Es muy querido por los aficionados, ya que suele ser muy amable con todos sus fans.

http://www.pgatour.com/r/leaderboard/

No es posible comentar.