Torneos

Martin Kaymer (-24) arrasó en Abu Dhabi y adelanta a Tiger Woods en el ranking mundial. Cabrera (-11) en el top ten

 

Martin Kaymer ha sido el brillante ganador, en su debut en el Tour Europeo 2011, del Abu Dhabi HSBC Golf Championship, que inicia la Gira del Desierto. Con tarjetas de 67, 65, 66 y 66) arrasó con 24 bajo el par del Abu Dhabi Golf Club, el campo del halcón, donde la casa club tiene el halcón sobre el tejado y ha ganado el torneo que representa a un halcón.
El alemán no solo ha sacado ocho golpes de ventaja al jovencito norirlandés Rory McIlroy (-16) y diez a Retief Goosen y Graeme McDowell (-14), sino que nada más iniciar su temporada, se ha colocado segundo en el ranking mundial, inmediatamente detrás de Lee Westwood y delante de Tiger Woods que ha bajado a la tercera posición.
Desde el año 1993 no había dos europeos mandando en la clasificación mundial, cuando Nick Faldo y Bernard Langher, también un inglés y un alemán, ocupaban la cabeza del ranking.
Otros dos ingleses terminaron en Abu Dhabi empatados en la quinta posición: Gareth Maybin y David Lynn (-12). En el séptimo puesto encontramos al primer español, Rafael Cabrera Bello, que con sus once golpes bajo par supo remontar sus primeras jornadas dubitativas y terminar con dos magníficas tarjetas (71, 73, 67 y 66).
En octava posición (-10), empatado con Ricardo González y Francesco Molinari, aparece el sudafricano Charl Schwartzel, reciente ganador del Joburg Open, que tuvo una fulgurante aparición en el liderato tras la primera jornada, pero que se diluyó en las siguientes, aunque ha terminado en el top ten, con lo que conserva la primera posición de la “Carrera hacia Dubai 2011”.
Lee Westwood (69, 75, 73 y 73), ha sido la gran decepción del torneo. El número 1 del mundo, que pasó el corte al par por los pelos, ha finalizado el 64, con +2, en los últimos lugares de la tabla.
RAFAEL CABRERA, EL PRIMER ESPAÑOL
Aunque ha terminado las cuatro rondas bajo par (68, 71, 71 y 71), Nacho Garrido (-7) ha ido de menos a más y, a pesar de su regularidad, no ha conseguido mantenerse entre los 20 primeros. Al final su posición ha sido la 23, empatado con Álvaro Quirós (71, 72, 69 y 69). El gaditano, al revés que el madrileño, se fue entonando a medida que pasaba el torneo.
El primero de los españoles, como queda dicho, fue el canario Cabrera, que pasó el corte por los pelos, como Lee Westwod, pero que supo reponerse y terminar en el top ten. Tras él, rozando el top ten, Miguel Ángel Jiménez y Pablo Larrazábal, empatados en el puesto 11 (-9). Las tarjetas del malagueño lo dicen todo: 71, 71, 71 y 66. Con una jornada final de seis golpes bajo par, igual que Martin Kaymer, puede irse contento hacia Bahrein, donde la Armada Española estará al completo en la segunda fase de la Gira del Desierto. El caso del catalán es también curioso. Tuvo que jugar sin sus palos las dos primeras jornadas. porque se los habían perdido, igual que a Jiménez, en los aeropuertos, pero cuando le llegaron el sábado prefirió seguir con los que había empezado el jueves, aunque no estaba acostumbrado a ellos, y al final le fue estupendamente.
EL EJEMPLO DE PABLO MARTÍN
Hay personas que no lo creen así, pero  la honradez y la generosidad son virtudes que terminan volviéndose a favor del que las practica, aunque en ocasiones puedan perjudicarte determinadas decisiones en las que ser honrado, o ser generoso, pueda crearte problemas. Eso le pasó a Pablo Martín (73, 70, 70 y 72) que terminó la cuarta ronda al par y con un total de -3 bajó hasta el puesto 46.
Todos sus problemas empezaron en el bunker del hoyo 18 de la cuarta jornada, cuando al malagueño le pareció ver que se movía algo de arena junto al lugar donde reposaba su bola. Aunque el caddy dijo que no había apreciado nada y en los alrededores no se veía a nadie, Martín decidió autopenalizarse con dos golpes, por si acaso…
(El acaso sería, quizás, la posibilidad de que algún espectador, o alguien que lo viera por televisión, si es que había una cámara cerca, que no lo parecía, pudiera "chivarse" y al español le pudieran descalificar como a Harrington, cuando se le movió la bola sin querer en el green)
En todo caso, es bueno que la honradez persiga cada una de las acciones de los golfistas profesionales, entre otras cosas para que sirvan de ejemplo a tantos tramposos amateurs como hay por esos campos de Dios. A pesar de que, como en este caso, a Martín  le costara dos puntos de penalidad que, con los tres putts del greeen del 18, se convirtieron en un  ocho, para un total de 72 golpes, con la pérdida de diez puestos en la clasificación final y un buen puñado de dólares que le perjudican, no solo en el bolsillo, sino en su posición en la "Carrera hacia Dubai".
MONTI PEOR CADA DÍA
Colin Montgomerie que ocupaba posiciones cercanas a la cabeza durante las dos primeras jornadas, estropeó la tercera tarjeta con un 75 y su 72 en la cuarta no le permitió pasar del puesto 53 (-2). 
MUCHAS BAJAS EN EL CAMINO
Había nombres muy importantes en el tee de salida el jueves en Abu Dhabi, donde el premio de 1.865.524 €, de los cuales 334.398 son para el ganador, ya es una golosina a la altura de temporada en la que estamos. De esos nombres, varios se quedaron en el camino y no han podido pasar el corte del Abu Dhabi Golf Club, un par 72 de 6.925 metros, con las calles muy estrechas y con agua por todas partes excepto en los alrededores desérticos de la zona.
Una de las víctimas de las dos primeras jornadas fue Padraig Harrington que, por su mala cabeza, o por su mala mano, se dedicó el sábado 22 a dar un clinic a chicos y grandes ya que no pudo estar en el tee de salida. Harrington, que firmó 65 golpes en la primera jornada y que fue segundo, acabó siendo descalificado porque movió la bola en un green -con la mano, sin darse cuenta- y no la repuso. Y las reglas son las reglas, Padraig aceptó la descalificación y se dedicará el fin de semana a entrenar y a enseñar al que no sabe.
Entre los que corrieron la misma suerte, aunque por no hacer los deberes en el campo, figuran Ian Poulter, Louis Oosthuizen, el ganador del Open 2010, Peter Hanson y Eduardo Molinari.
TIGER Y LOS CANTOS DE SIRENA
Tiger, que se ha quedado sin el número 2 del mundo, fue el único de los cinco primeros clasificados del ranking, que no ha sucumbido al canto de sirenas de los petrodólares, o petroeuros, aunque también estará en los Emiratos para disputar el cuarto de los torneos en aquella zona, el Omega Dessert Classic de Dubai (10 – 13 de febrero), donde iniciará su temporada.
Por cierto, Sergio García espera a la tercera de las citas del desierto, la del Qatar Masters (3 – 6 de febrero) para hacer su debut oficial en 2011.
MONTY Y CHEMA,  EX CAPITÁN VERSUS CAPITÁN
José María Olazabal, prácticamente recuperado de todos sus males físicos, ha hecho su  presentación como jugador y ya como capitán de los europeos para la Ryder 2012, en Abu Dhabi, compitiendo, durante los dos primeros días en el mismo equipo con su antecesor, Colin Montgomerie y con Ross Fisher, uno de los que pueden repetir en Chicago, dentro de veinte meses.
Chema no ha podido pasar el corte, aunque su juego ha mejorado en dos golpes de un día para otro. Su 75, 73, para +4 total, le ha dejado fuera del corte, mientras que Colin Montgomerie siguió en la batalla, aunque terminó entre los últimos ¿Volverá Monty a ganar un torneo del Circuito Europeo? Esa es la pregunta del millón que tendrá respuesta a finales del año 2011.
CINCO ESPAÑOLES SIN SUERTE
Los cuatro españoles que, junto a Chema, no han pasado el corte son Gonzalo Fernández Castaño, Alejandro Cañizares, José Manuel Lara y, Álvaro Velasco, ganador del Challenge Tour 2010, para el que este debut ha sido demasiado para el cuerpo. Seguro que la experiencia de quedar entre los últimos lugares le servirá para aprender cómo se las gastan sus compañeros del Tour Europeo, que no son los del Challenge.

 Ver clasificación del Abu Dhabi HSBC Golf Championship

CRÓNICA PREVIA
Once españoles inician la Gira del Desierto en Abu Dhabi. Olazábal estrena capitanía de la Ryder jugando con Monty
Lee Westwood, Martin Kaymer, Graeme McDowell y hasta Phil Mickelson, cuatro de los cinco primeros jugadores del ranking mundial inician su temporada coincidiendo con el Abu Dhabi HSBC Golf Championship, el primero de los cuatro torneos que se disputan en los Emiratos Árabes, con un total de premios que, aunque no llegan a las cantidades de los del PGA Tour americano, son de los mejor dotados de la “Carrera hacia Dubai”.
Tiger Woods es el único de esos cinco primeros clasificados, que no ha sucumbido al canto de sirenas de los petrodólares, o petroeuros, aunque también estará en los Emiratos para disputar el cuarto de los torneos en aquella zona, el Omega Dessert Classic de Dubai (10 – 13 de febrero), donde iniciará su temporada.
Por cierto, Sergio García espera a la tercera de las citas del desierto, la del Qatar Masters (3 – 6 de febrero) para hacer su debut oficial en 2011.
CHEMA, CON EL EQUIPO ESPAÑOL
José María Olazabal, prácticamente recuperado de todos sus males físicos, hará su presentación como jugador y ya como capitán de los europeos para la Ryder 2012, en Abu Dhabi, compitiendo en el mismo equipo con su antecesor, Colin Montgomerie y con Ross Fisher, uno de los que pueden repetir en Chicago, dentro de veinte meses.
Junto a Chema, cuya idea es jugar los cuatro torneos del Desierto, otros diez españoles que también inician su temporada en Dubai. Por orden de aparición en los tees de salida: Pablo Larrazábal, Gonzalo Fernández Castaño, Pablo Martín, Álvaro Quirós, Nacho Garrido, Miguel Ángel Jiménez, Alejandro Cañizares, José Manuel Lara, Álvaro Velasco, ganador del Challenge Tour 2010 y Rafael Cabrera.
Solo faltan Sergio García, como queda dicho y los seis que consiguieron su tarjeta en la Escuela de Clasificación y que han estado las dos últimas semanas en Sudáfrica.
 
ENTREVISTA CON CHEMA OLAZÁBAL EN DUBAI
"Las dos victorias en Augusta son lo mejor de mi carrera como jugador, pero éste es el momento de más orgullo. El golf ha sido y es mi vida y ser el capitán de Europa en la Ryder Cup me ha dado mucha alegría. Ser nombrado capitán es algo muy especial y estoy ansioso por los 20 meses que quedan para jugar en Medinah” dijo Chema Olazábal tras hacerse oficial su anuncio como capitán de la Ryder Cup 2012 que se disputará en Chicago.
A punto de cumplir 45 años, Chema recordó que la Ryer le ha dado "momentos memorables, especialmente con Seve", al que releva como el segundo español en ostentar este privilegio. El cántabro fue el capitán en 1997, algo que fue "especialmente significativo" para el guipuzcoano porque fue el año en el que se disputó la Ryder en España, en el recorrido gaditano de Valderrama, por primera vez fuera de las Islas Británicas.
"He jugado con cinco capitanes (Tony Jacklin, Bernard Gallacher, Mark James, Ian Woosnam y ‘Seve’) y en la última ocasión, en 2006 con Wossnam, fue de las más recordadas porque ganamos 18-9. Jugué dos ‘fourballs’ con Sergio García y ganamos los dos y yo pude con Phil Mickelson en los individuales en el último encuentro que jugué", recalcó el de Fuenterrabia.
Además, el doble ganador de la ‘chaqueta verde’ subrayó también la "maravillosa experiencia de estar involucrado como vicecapitán" en 2008 junto al inglés Nick Faldo y en 2010 con el escocés Colin Montgomerie, al que ahora releva.
"Voy a seguir jugando ahora que me encuentro mucho mejor físicamente"
"He aceptado la capitanía, pero mi deseo de seguir jugando es conocido por todos. El Abu Dhabi HSBC Championship es el primero de los cuatro torneos (Abu Dhabi,  Bahrein, Qatar y Dubai) en los que voy a participar de forma consecutiva y estoy deseando volver a competir y darme la oportunidad de ganar.
Olazabal aseguró que “he aprendido mucho" y espero que todo ello unido a mi propia experiencia me ayude a conseguir el objetivo de retener la Copa dentro de un año”. Y añadió: "todos sabemos que la Ryder es una de las más excitantes e importantes competiciones del mundo en el golf, y que siempre inspira a los jugadores y a los espectadores, pero no hay nada como levantar el trofeo al final de la semana".
El jugador español recordó que ha pasado gran parte de su carrera en los Estados Unidos, y que los aficionados norteamericanos siempre han sido justos con su figura. "Queremos retener la Copa y esa será nuestra prioridad, pero sabemos que los americanos comparten este deseo con nosotros", aseguró.
Y Chema finalizó diciendo: “nos lo pondrán muy difícil en Chicago. Los aficionados son bulliciosos y entienden mucho de golf. Ayudarán con todas sus fuerzas a su equipo y el campo estará en unas condiciones propicias para sus jugadores y nos harán sufrir, estoy seguro de ello”. Pero también sé que el equipo europeo de 2010 fue un equipo joven y ganador y en 2012 tendrá mucha más experiencia con lo que estoy convencido de que podremos lograr la victoria de nuevo”.
No es posible comentar.