Torneos

Con Jim Furyk fuera del corte, Mark Wilson (-16) jugó 36 hoyos el domingo y ganó el Sony Open in Hawai

Con apenas seis minutos de tiempo entre una vuelta y otra, el norteamericano Mark Wilson consiguió su tercera victoria en el PGA norteamericano, al ganar con 16 golpes bajo par, el Sony Open in Hawai. Con seis vueltas de 65, 67, 65 y 67, y ni un solo bogey, Wilson se coronó rey del torneo que se ha disputado en el Waialae Country Club de Honolulu. 

A la destreza de Wilson para ganar el campeonato se une su rapidez ya que desde el hoyo 18 de la tercera ronda al tee del uno para empezar la cuarta, apenas tardó cuatro minutos y aún le sobraron dos para zamparse un sandwich de pollo que le habían preparado para recuperar las fuerzas.

En segundo lugar quedó el sudafricano Tim Clark que no ha querido saber nada de los torneos que se han jugado en su país dentro del Circuito Europeo y ha preferido los dólares norteamericanos. Clark (-14) ha ganado más dinero con su segundo puesto, empatado con Steve Marino, que si hubiera vencido en el Joburg Open.

Jim Furyk, uno de los favoritos para ganar el torneo, no pudo ni pasar el corte; Ryan Palmer, que defendía el título, terminó al par en los últimos lugares, mientras que Ernie Els fue el 42 (-4). 

El Sony Open in Hawai, que tuvo que iniciarse el viernes 14 de enero debido a las tormentas del jueves, obligó a los jugadores de este segundo torneo de la PGA americana en 2011 a hacer horas extraordinarias, ya que la tercera y cuarta rondas se jugaron en domingo 16 de enero.
LA INTRIGA EN HONOLULU
La "Intriga en Honolulu", título en español de la película del italiano Eduard Ludwig, rodada en 1952 con John  Wayne como actor principal, no tuvo un final  hasta que no se aclararon los cielos de la zona y permitieron la marfatón dominical con 36 hoyos en juego.
Este torneo ya clásico de comienzo de temporada en el PGA Tour norteamericano, tiene un total de premios de 5.500.000 $ y en el cuadro figuraban jugadores de la talla de Jim Furyk, ya fuera, como queda dicho, Steve Stricker, que es el 31 (-4) y Ernie Els (-7) que está en el top ten y que ha pasado olímpicamente del Joburg Open que ha ganado su compatriota Charl Schwartzel, en su tierra sudafricana, concretamente en Johannesburgo, y que aspira como el resto de jugadores, a los 990.000 $ del premio gordo, aunque está a cuatro golpes de la cabeza, con la tercera ronda en juego.

EL WAIALAE COUNTRY CLUB
 
El Royal Hawaian Hotel y el campo de golf Waialae, se inauguraron en 1927, concretamente el 1 de febrero. Es un par 70, de 6.362 metros, que tiene un hoyo, el 10, con características parecidas al 17 de St. Andrews. La diferencia está en que este hoyo de Waialae es mucho más corto, y por supuesto, más fácil, que el escocés. Tiene solo 318 metros y está diciendo “hacedme birdies”.

JOHN WAYNE, EL HOMBRE TRANQUILO
Es curioso que el popular actor John Wayne, conocido sobre todo por sus películas de cowboy, rodara en 1952, dos películas tan distintas y distantes como “El hombre tranquilo” y esta de “Intriga en Haway”, en el que el “vaquero”, en plena "caza de brujas" del senador McCarthy,  se pasaba toda la cinta arreando estopa a los miembros de una célula comunista que operaba en Hawai, concretamente en Honolulu.
DE AQUÍ A LA ETERNIDAD
Y como en Hawai, y en Honolulu concretamente, casi todo es de película, en 1953, un año después del rodaje de “Intriga en Honolulu”, se rodó “De aquí a la eternidad”, con Montgomerie Clift y Burt Lancaster como protagonistas. Y una de las escenas de la película, en la que aparece Montgomerie Clift herido sobre la arena que debería ser una playa, no es otro escenario que uno de los bunkers del hoyo 1 de Waialae Country Club.
Está claro que Mark Wilson no va a ir desde el Waialae Country Club a la eternidad, pero sí pasará a la historia del año golfístico como ganador de un Sony Open in Hawai convertido en un maratón.
No es posible comentar.