Torneos

Sabbatini dedicó su victoria en Texas a Phil Mickelson

El sudafricano Rory Sabbatini jugó su mejor golf en el TPC Tour Seasons Resort Las Colinas, situado en Irving, Texas, un estado norteamericano donde vive el ganador y al que se le da muy bien jugar en la zona, y eso le sirvió, especialmente su tarjeta de 64 golpes en la última jornada, para hacerse con el premio de 1.170.000$ en el clásico HP Byron Nelson que finalizó el domingo 24 de mayo. Rory, que hizo un golf magistral con golpes de todo tipo y putts lejanos, solo hizo dos bogeys en todo el recorrido. El primero en el hoyo 6, par 4 y el segundo, y mucho más doloroso, en el último hoyo. Jugó conservador, buscando el centro de green  para asegurarse dos putts y el par, y así mantener su ventaja de tres golpes sobre su inmediato seguidor, pero la bola quedó demasiado lejos del hoyo. El putt se quedó a un metro, para confirmar la victoria, pero los nervios convirtieron el posible birdie en bogey. No pasaba nada. En  lugar de ganar con veinte golpes bajo el par, tuvo que conformarse con -19, que también es un record y ganar por dos golpes al inglés Brian Davis, que no tiene fortuna en los tramos finales de los torneos.

Sabbatini recibió en el green la visita de sus dos hijos, un niño y una niña, y de su mujer Amy, que se llama igual que la mujer de Mickelson a la que se le detectó la semana pasada un cáncer de mama que ha obligado al número dos del mundo a retirarse temporalmente de la competición para ayudar a su mujer a combatir y ganar a su enfermedad. Sabbatini dedicó su triunfo a Mickelson y tanto él, como el resto de los jugadores lucieron en la gorra un lazo rosa y muchos de ellos -el ganador entre ellos- vistieron prendas de color rosa en solidaridad con Amy y toda su famlia.

En lo puramente deportivo destacar la buena actuación del jovencísimo neozelandés Danny Lee que finalizó en el puesto 13 (-9), después de hacer un doble bogey absurdo en el hoyo 18. El veterano  Fred Couples fue top ten (-11) en el puesto 8 y Vijay Sing, el 16 (-8)

Crónica de la tercera jornada (sábado 23 de mayo de 2009)

El HP Byron Nelson fue el primer torneo de la PGA norteamericana que tuvo un nombre propio para denominar la competición. Se disputa esta semana en el TPC Tour Seasons Resort Las Colinas, en la localidad texana de Irving. Byron Nelson, jugador muy conocido y contemporáneo de Ben Hogan y Sam Snead, nació en Waxhachie, Texas, en 1912 y murió en 2006, cuando solo le faltaban seis años para cumplir el siglo de vida.
Pero si su trayectoria vital fue muy larga, su vida profesional apenas tuvo tiempo de desarrollarse, ya que se retiró a los 34 años para convertirse en ranchero. Ganador de muchos premios importantes, quizás su principal mérito fue el de ganar 11 torneos consecutivos y 18 durante todo el año 1945. Recibió muchos premios, pero uno de los que más orgulloso se sentía era el Bob Jones Award, el más alto honor entregado por la United Strates Golf Association (USGA), en reconocimiento a su deportividad en los campos de golf. En 1974 entró a formar parte del World Golf Hall of Fame, al que esta misma semana ha accedido Chema Olazábal en Wentworth y donde solo está otro español, Seve Ballesteros. Nelson recibió la medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos poco después de su muerte en 2006.
El HP Byron Nelson es, pues, un clásico, con un montante de premios de 6.500.000 $ y en el que el ganador, que el año pasado fue Adam Scott, se lleva la friolera de 1.170.000 $. Este año el torneo está marcado por la retirada de Phil Michelson que tenía previsto jugar este torneo y el Colonial de la próxima semana, pero que ha preferido apoyar a su mujer, Amy, en la lucha contra el cáncer de mama que le ha sido detectado y que no volverá a jugar hasta que ella no se recupere del todo, cosa que deseamos igual que el resto de sus compañeros, la mayoría de los cuales le han hecho llegar a Phil sus ánimos y comentarios de aliento en estos momentos difíciles por los que pasa el jugador, su mujer, sobre todo, y su familia.
El corte en el HP Byron Nelson se ha quedado en menos uno. La tercera jornada tiene en la cabeza a dos jugadores, con ocho golpes bajo el par 70 de Las Colinas, uno de ellos el sudafricano Rory Sabbatini, que siempre anda rondando pero que casi nunca llega al final en puestos de cabeza, y el otro el joven norteamericano John Mallinger, que también está buscando la victoria con ahínco y ya ha estado a punto de conseguirla.
En tercera posición (-7) a un solo golpe de los líderes, cinco jugadores, Brian Davies, inglés, un australiano James Nitties y tres norteamericanos: Briny Baird, James Driscoll y Dustin Johnson. Con -6, completando el top ten, otros tres jugadores: Robert Allenby, Ken Duke y D.A. Points.
Con menos 5, empatado en el undécimo lugar, el incombustible Fred Couples y con un golpe menos, Danny Lee, el jovencito neozelandés ganador este año como amateur en el circuito europeo. Vijay Sing está a cinco golpes de la cabeza (-3)
Entre los que no pasaron el corte se encuentra el australiano Adam Scott, que el año pasado fue el vencedor. ¡El golf y la madre que lo parió!
No es posible comentar.